EL MENSAJE A LA IGLESIA EN EFESO
Make your own free website on Tripod.com

EL MENSAJE A LA IGLESIA EN EFESO

APOCALIPSIS 2:1-7

Rev. Abiud Cabá;

 

 

Introducción:
     Con relación a los diferentes mensajes a las Siete Iglesias de Asia Menor debe tenerse en mente la interpretación histórica-futorista la cual dice lo siguiente: Las Siete Iglesias además de ser históricas, representan siete períodos de la historia de la Iglesia.

Cuando estudiamos el mensaje o los mensajes a las Siete Iglesias, debe tenerse en mente los siguientes puntos:

    1. Todas las cartas se inician con una auto-presentación del Señor, con alguno de sus atributos especiales (2:1, 8, 12, 18; 3:1, 7, 14).
    2. En todas ellas aparecen las palabras: "Yo conozco tus obras..."
    3. Todas ellas son censuradas a excepción de Esmirna y Filadelfia.
    4. Todas ellas son elogiadas por alguna cosa buena en ellas excepto Laodicea para la cual no hay ninguna alabanza.
    5. En todas las cartas aparecen las palabras: "El que tiene oido, oiga lo que el Espiritu dice a las iglesias".
    6. En todas se encuentra una promesa para el vencedor.

     El nombre Efeso significa "deseado". La ciudad fue famosa por su templo a Diana considerado como una de las Siete Maravillas del mundo. Pablo visitó esta cuidad la primera vez como para el año 54 d. de J.C. En este lugar además de Pablo, trabajaron Aquila y Priscila, Tíquico, Timoteo y Juan el apóstol. Pablo le escribió a la iglesia de este lugar una epístola. Los ancianos de esta iglesia tuvieron una entrevista con Pablo en la ciudad de Mileto. En la iglesia de esta cuidad Pablo contó con buenos amigos tales como Trófimo, Tíquico y Onesíforo; pero también tuvo varios enemigos, entre ellos: Sceva, Himeneo, Alejandro, Figelo y Hermógenes. Se dice que aquí pasó el apóstol San Juan la mayor parte de su vida, que aquí escribió su Evangelio y Epístolas y que despues de haber estado en Patmos, regresó y murió en Efeso.

     Ya se ha dicho que Efeso representa a la Iglesia Apostólica (30-100 d. J.C.). Se presenta a esta iglesia como una que había trabajado mucho, había tenido paciencia, que había rechazado a los falsos apostoles, que odiaba las obras de los nicolaítas. Sin embargo, su falta consistía en haber dejado su primer amor, o sea el celo original por la causa del Señor y su segunda venida. Todo el mensaje a esta iglesia corresponde perfectamente a la condición de la iglesia para fines del primer siglo, cuando San Juan escribió sus epístolas.

I. La iglesia de Efeso

    a. Pablo había trabajado en ella por mas de 3 años.
    b. Timoteo, discípulo de Pablo, fue pastor de esta iglesia.
    c. San Juan trabajo muchos años allí y fue obispo de esta zona.
    d. ¡Sin embargo, el Señor la amonesta!

II. Elogios a la iglesia

A. "Conozco tu arduo trabajo y paciencia..."(v. 2) (las mismas palabras se repiten en el v.3.)

    1. La iglesia habia trabajado incansablemente para el Señor.
    2. Había tenido paciencia a pesar de las muchas persecuciones.

B. "No puedes soportar a los malos..."

    1. La iglesia habia procurando mantener su pureza reprendiendo y expulsando a quienes daban mal testimonio.
    2. La iglesia no se comprometia ni congeniaba con aquellas personas que andaban mal.

C. "Y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos".
    1.¿ Quienes eran estos falsos apóstoles? Probablemente los nicolaítas de los cuales se habla en el versículo 6 y 15.
    Algo sobre esta secta:
      a. Según una tradición que se remonta hasta el tiempo de Ireneo, la secta de los nicolaítas se origino con Nicolás proselito de Antioquía, uno de los siete diáconos de la iglesia de Jeruzalén. La tradición dice que despues de haber servido como diácono apostató y se hizo de una secta de seguidores.

      b. Otros creen que es un término simbólico para representar los extravíos de Balaam.  Nicolás en griego significa: "El que vence al pueblo" Nikao -vencer, conquistar-, Laos-pueblo-. Balaam en hebreo significa: "El que traga al pueblo".

    2. Cuando Pablo conversó con los ancianos de la iglesia de Efeso en Miteo, les previno que entre ellos se levantarian falsos apóstoles: "Por tanto mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre. Porque yo sé que despues de mi partida entrarán en medio de vosotros, que no perdonaran al rebaño. Y de vosotros mismos se levantaran hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos" (Hch. 20:28-31).

    3. Pablo había exhortado a Timoteo, pastor de Efeso, a que combatiese los falsos maestros: "Como te rogué que te quedases en Efeso, cuando fui a Macedonia, para que mandases a algunos que no enseñen diferente doctrina, ni presten atención a fabulas y genealogias interminables, que acarrean disputas más bien que edificación..." (I Ti. 1:3,4).

    4. Ya en el tiempo de Timoteo algunos habían caído en el error. (II Ti. 2:16-18)

    5. El apóstol Juan quien fue obispo de la iglesia, dijo: "Amados, no creáis a todo espíritu sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo" (I Jn. 4:1)

III. Censura

A. "Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor"

    1. A pesar de las grandes y buenas obras, había una grande falta, habían perdido el fervor con que se convirtieron.

    2. El grande mal que muchos cometen: dejar que con el tiempo la vida espiritual se vaya enfriando, en lugar de ir creciendo en fervor.

IV. Exhortación

A. "Recuerda, por tanto, de dónde has caído".

    1. "Recuerda lo que un día fuiste; como eras, que tenías, antes de tu caída". La palabra nos relata sobre grandes hombre que cayeron. La caida de Saúl, David, Nabucodonosor, Sansón, Judas fue muy dolorosa, porque cayeron de muy alto.
    2. Es saludable recordar con frecuencia los buenos tiempos de nuestra vida espiritual.
B. "Arrepiéntete"

C. "Y haz las primeras obras".

    1. En otras palabras: " no sigas haciendo lo que estás haciendo; haz lo que antes hacías".
    2. "¡ Vuelve a ser lo que antes fuiste!"

V. El peligro

A. "Pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieras arrepentido". (v.5)

    1. La iglesia corría el peligro, si no se arrepentía, de que Dios se presentase a ella con juicios, le quitase todas las bendiciones que había recibido y dejase de ser iglesia.

    2. Cuando la persona descuida su vida espiritual, corre el riesgo de perder lo que Dios le ha dado:

      a. Caín perdió su paz y el lugar de su residencia.
      b. Giezi perdió su salud.
      c. Saúl perdió el reino, el Espíritu de Dios y la vida.
      d. David perdió el gozo.
      e. Sansón perdió la vista, las fuerzas, la vida.
      f. Judas perdió el apostolado, la vida y la salvación.

VI. Promesa

A. "Al que venciere, le dare a comer del árbol de la vida..." (v. 7).
Un vencedor no es aquel que tiene un poder especial en la vida cristiana ni aquel que ha aprendido algún secreto de victoria. Juan definió al vencedor como creyente en Cristo (I Jn 5:4-5). Asi cada creyente es un vencedor, a pesar de que las diversas promesas de estas siete cartas vayan dirigidas a cada iglesia local y adecuadas a las circunstancias especiales en que se encuentra cada iglesia. A los creyentes se les promete aquí el árbol de la vida, es decir, la vida eterna que se perdió cuando Adán pecó en el jardin (Gen. 2:9, 3:22, Apc. 22:2, 14).