Make your own free website on Tripod.com

BULBO RAQUÍDEO

ASPECTO MACROSCÓPICO

El bulbo raquídeo conecta la protuberancia anular por arriba con la médula espinal por abajo. La unión entre el bulbo y la médula espinal se halla en el origen de las raíces anteriores y posteriores del primer nervio espinal cervical, lo cual corresponde aproximadamente al nivel del agujero occipital. El bulbo raquídeo tiene una forma cónica, con su extremo más ancho dirigido hacia el lado superior. El conducto central de la médula espinal continúa en dirección superior hacia la mitad inferior del bulbo; en la mitad superior del bulbo se expande para formar la cavidad del cuarto ventrículo

En la superficie anterior del bulbo se encuentra el surco medio anterior, que prosigue en la parte inferior con el surco medio anterior de la médula espinal . A cada lado del surco medio existe una prominencia denominada pirámide. Las pirámides están compuestas por haces de fibras nerviosas, fibras corticoespinales, que se originan en grandes células nerviosas de la circunvolución precentral en la corteza cerebral. Las pirámides se ahúsan en su extremo inferior, sitio en el que la mayoría de las fibras descendentes se entrecruzan hacia el lado opuesto formando la decusación de las pirámides Las fibras arciformes externas anteriores son unas pocas fibras nerviosas que salen del surco medio anterior por encima de la decusación y pasan lateralmente sobre la superficie del bulbo raquídeo. En posición posterolateral con respecto a las pirámides se observan las olivas, que son elevaciones ovales producidas por los núcleos olivares inferiores subyacentes. En el surco situado entre la pirámide y la oliva emergen las raicillas del nervio hipogloso. Por detrás de las olivas se hallan los pedúnculos cerebelo-sos inferiores , que conectan al bulbo con el cerebelo. En el surco situado entre la oliva y el pedúnculo cerebeloso inferior

emergen las raíces de los nervios glosofaríngeo y vago y las raíces craneales del nervio accesorio .

La superficie posterior de la mitad superior del bulbo raquídeo forma la parte inferior del piso del cuarto ventrículo . La superficie posterior de la mitad inferior del bulbo tiene continuidad con la cara posterior de la médula espinal y presenta un surco medio posterior. A cada lado del surco medio existe una eminencia alargada, el tubérculo delgado, debido a la presencia del núcleo delgado subyacente . En situación lateral con respecto al tubérculo delgado existe una eminencia similar, el tubérculo cuneiforme, formado por el núcleo cuneiforme subyacente.

 

ESTRUCTURA INTERNA DEL BULBO RAQUíDEO

Al igual que la médula espinal, el bulbo raquídeo consta de sustancia blanca y sustancia gris, pero un estudio de los cortes transversales de esta región muestra una considerable reorganización. Esta nueva disposición puede expl icarse embriológicamente por la expansión del tubo neural para formar la vesícula del cerebro posterior, que se convierte en el cuarto ventrículo . La extensa expansión lateral del cuarto ventrículo provoca una alteración de la posición de los derivados de las placas alar y basal del embrión. Para comprender mejor este concepto conviene recordar que en la médula espinal los derivados de las placas alar y basal se encuentran situados por detrás y por delante del surco limitante, respectivamente, y en el bulbo raquídeo se sitúan por fuera y por dentro del surco limitante, respectivamente

La estructura interna del bulbo raquídeo se considera en cuatro niveles:

Nivel de la decusación de las pirámides

Un corte transversal en la mitad inferior del bulbo raquídeo pasa a través de la decusación de las pirámides, la gran decusación motora. En la parte superior del bulbo, las fibras corticoespinales ocupan y forman las pirámides, pero hacia abajo unas tres cuartas partes de las fibras atraviesan el plano medio y continúan hacia la médula espinal por el cordón lateral en forma de haz corticoespinal lateral. Cuando estas fibras cruzan la línea media, interrumpen la continuidad entre el asta anterior de sustancia gris de la médula espinal y la sustancia gris que rodea al conducto central.

Los haces delgado (grácil) y cuneiforme prosiguen su ascenso hacia arriba en situación posterior con respecto a la sustancia gris central . Los núcleos delgado y cuneiforme aparecen como extensiones posteriores de la sustancia gris central.

La sustancia gelatinosa en el asta gris posterior de la médula espinal adquiere continuidad con el extremo inferior del núcleo del haz espinal del nervio trigémino. Las fibras del haz del núcleo se localizan entre el núcleo y la superficie del bulbo raquídeo.

Los cordones laterales y anteriores de la médula espinal se identifican en estos cortes con facilidad y se observa que la disposición de sus fibras no sufre modificaciones

Nivel de la decusación de los lemniscos

El corte transversal por la mitad inferior del bulbo raquídeo, a una corta distancia por encima del nivel de la decusación de las pirámides, pasa a través de la decusación de los lemniscos, la gran decusación sensitiva La decusación de los lemniscos tiene lugar por delante de la sustancia gris central y por detrás de las pirámides. Es necesario comprender que los lemniscos se forman a partir de las fibras arciformes internas, que salen de la cara anterior de los núcleos delgado y cuneiforme. Las fibras arciformes internas viajan primero en dirección anterior y lateral alrededor de la sustancia gris central. Luego se curvan hacia la línea media, donde se decusan con las correspondientes fibras del lado contrario

El núcleo del haz espinal del nervio trigémino se localiza por fuera de las fibras arciformes internas. El haz espinal del nervio trigémino se encuentra por fuera del núcleo

Los haces espinotalámicos laterales y anteriores y los haces espinotectales ocupan un área lateral a la decusación de los lemniscos . Se encuentran muy próximos entre sí y se conocen en conjunto con la denominación de lemnisco espinal. Los haces espinocerebeloso, vestibuloespinal y rubroespinal se encuentran situados en la región anterolateral del bulbo raquídeo.

Nivel de las olivas

En las olivas, el corte transversal atraviesa la parte inferior del cuarto ventrículo . La cantidad de sustancia gris aumenta en este nivel debido a la presencia del complejo nuclear olivar, los núcleos de los nervios vestibulococlear, glosofaríngeo, vago, accesorio e hipogloso y los núcleos arcuatos (arciformes).

Complejo nuclear olivar

El núcleo más grande de este complejo es el núcleo olivar inferior . La sustancia gris tiene la forma de una bolsa arrugada con su boca en dirección medial; es responsable de la elevación que se observa en la superficie del bulbo, denominada oliva. También se hallan presentes los núcleos olivares accesonos dorsal y medial más pequeños. Las células del núcleo olivar inferior envían fibras en dirección medial, a través de la línea media, que ingresan al cerebelo por el pedúnculo cerebeloso inferior. Fibras aferentes llegan a los núcleos olivares inferiores desde la médula espinal (los haces espinoolivares) y desde el cerebelo y la corteza cerebral. La función de los núcleos olivares se relaciona con el movimiento muscular voluntario.

Núcleos del nervio vestibulococlear

El complejo nuclear vestibular está formado por los siguientes núcleos:

Los detalles de estos núcleos y sus conexiones se exponen más adelante ha de destacarse que los núcleos vestibulares medial e inferior se pueden observar en un corte practicado en este nivel

Existen dos núcleos cocleares. El núcleo coclear anterior se localiza en la cara anterolateral del pedúnculo cerebeloso inferior y el núcleo coclear posterior se sitúa en la cara posterior del pedúnculo, lateral con respecto al piso del cuarto ventrículo Las conexiones de estos núcleos se describen más adelante

El núcleo ambiguo está constituido por grandes neuronas motoras y presenta una localización profunda en la formación reticular . Las fibras nerviosas emergentes se unen con los nervios glosofaríngeo, vago y parte craneal del nervio accesorio, y se distribuyen en los músculos esqueléticos voluntarios.

Sustancia gris central

En este nivel, la sustancia gris centrál se encuentra situada por debajo del piso del cuarto ventrículo . En dirección medial a lateral (fig. 8-8) pueden reconocerse las siguientes estructuras importantes: 1) el núcleo del nervio hipogloso, 2) el núcleo dorsal del nervio vago, 3) el núcleo del fascículo solitario y 4) los núcleos vestibulares medial e inferior (véase arriba). El núcleo ambiguo, ya mencionado, se localiza profundamente en la formación reticular .

Se cree que los núcleos arciformes son núcleos protuberanciales deslizados en dirección inferior (véase la pág. 187) y se localizan en la superficie anterior de las pirámides . Reciben fibras nerviosas desde la corteza cerebral y envían fibras eferentes hacia el cerebelo a través de las fibras arciformes externas ventrales.

Las pirámides, que contienen las fibras corticoespinales y algunas fibras corticonucleares, se hallan en la parte anterior del bulbo separadas por el surco medio anterior ; las fibras corticoespinales descienden hacia la médula espinal y las fibras corticonucleares se distribuyen hacia los núcleos motores de los nervios craneales situados en el bulbo.

El lemnisco medial forma un haz aplanado a cada lado de la línea media por detrás de la pirámide . Estas fibras salen de la decusación de los lemniscos y conducen información sensitiva hacia el tálamo.

El fascículo longitudinal medial forma un pequeño haz de fibras nerviosas situado a cada lado de la línea media, por detrás del lemnisco medial y por delante del núcleo del nervio hipogloso . Consta de fibras ascendentes y descendentes

El pedúnculo cerebeloso inferior se localiza en el ángulo posterolateral del corte, en el lado externo del cuarto ventrículo

El haz espinal del nervio trigémino y su núcleo se hallan en la cara anteromedial del pedúnculo cerebeloso inferior

El haz espinocerebeloso anterior se loca-liza cerca de la superficie, en el espacio existente entre el núcleo olivar inferior y el núcleo del haz espinal del nervio trigémino ). El lemnisco espinal, formado por los haces espinotalámicos anterior y lateral y

por el haz espinotectal, presenta una localización profunda.

La formación reticular, que consta de una mezcla difusa de fibras nerviosas y pequeños grupos de células nerviosas, se halla en situación profunda por detrás del núcleo olivar En este nivel, la formación reticular representa sólo una pequeña parte de este sistema, que también se halla presente en la protuberancia y en el mesencéfalo.

Se puede observar los nervios glosofaríngeo, vago y la parte craneal del nervio accesorio en su trayecto de dirección anterior y lateral a través de la formación reticular . La fibras nerviosas emergen entre las olivas y los pedúnculos cerebelosos inferiores. Los nervios hipoglosos corren también en dirección anterior y lateral a través de la formación reticular y emergen entre las pirámides y las olivas

Nivel del bulbo raquídeo inmediatamente inferior a La protuberancia

No existen mayores cambios en la distribución de la sustancia gris y blanca . El núcleo vestibular lateral ha reemplazado al núcleo vestibular inferior y los núcleos cocleares son visibles en las superficies

anterior y posterior del pedúnculo cerebeloso inferior.

Irrigación del bulbo raquídeo

El bulbo raquídeo recibe ramas de las arterias vertebrales, espinales anterior y posteriores, cerebelosa posteroinferior y basilar.

 

 

ATRÁS