SANTOS DE LA ORDEN DE LOS CARMELITAS DESCALZOS

Recopilación: P. Iván Mora Pernía, ocd.

ivanmorapernia@yahoo.es

Venezuela

 

 

 

 

 

ENERO

BEATO CIRIACO ELÍAS CHAVARA, Presbítero.

SAN PEDRO TOMÁS, Obispo de Nuestra Orden.

SAN ANDRÉS CORSINI, Obispo de Nuestra Orden.

SAN ENRIQUE DE OSSÓ Y CERVELLO, Presbítero.

ABRIL

BEATO NUÑO ALVARES PEREIRA. Religioso de Nuestra Orden.

BEATO BAUTISTA SPAGNOLI, Presbítero de Nuestra Orden.

BEATA MARÍA DE LA ENCARNACIÓN. Religiosa de Nuestra Orden.

BEATA TERESA MARÍA DE LA CRUZ, MANETTI, Virgen de Nuestra Orden.

MAYO

SAN SIMÓN STOCK, Religioso de Nuestra Orden.

SANTA JOAQUINA DE VEDRUNA, Religiosa, Fundadora de las Carmelitas de la caridad

SANTA MARÍA MAGDALENA DE PAZZI. Virgen de Nuestra Orden.

JUNIO

BEATA ANA DE SAN BARTOLOMÉ. Virgen de Nuestra Orden.

JULIO

BEATO ALFONSO Ma. MAZUREK (DEL ESPÍRITU SANTO), Sacerdote Mártir,de Nuestra Orden.

SANTA TERESA DE JESÚS, “DE LOS ANDES”, Virgen de Nuestra Orden.

SOLEMNE CONMEMORACIÓN DE LA BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA DEL MONTE CARMELO.

BEATAS TERESA DE SAN AGUSTÍN Y Compañeras de Compiègne, Vírgenes y mártires de Nuestra Orden.

SAN ELÍAS. Profeta y Padre Nuestro.

NUESTRA SEÑORA, MADRE DE LA DIVINA GRACIA.

BEATAS MARÍA PILAR DE SAN FRANCISCO DE BORJA, TERESA DEL NIÑO JESÚS Y MARÍA ÁNGELES DE SAN JOSE, Vírgenes y mártires de Nuestra Orden.

BEATA MARÍA MERCEDES PRAT, Virgen y Martir.

BEATO TITO BRANDSMA, Presbítero y Mártir de Nuestra Orden.

BEATO JUAN SORETH. Presbítero de Nuestra Orden.

AGOSTO

SAN ALBERTO DE TRAPANI, Presbítero de Nuestra Orden.

SANTA TERESA BENEDICTA DE LA CRUZ (EDITH STEIN). Mártir de Nuestra Orden.

BEATA MARÍA DEL SAGRARIO DE SAN LUIS GONZAGA, Virgen y Mártir, de Nuestra Orden

BEATO JUAN BAUTISTA DUVERNEIL, BEATO MIGUEL LUIS BRULARD, BEATO SANTIAGO GAGNOT

BEATA MARÍA DE JESÚS CRUCIFICADO, Virgen de Nuestra Orden.

TRANSVERBERACIÓN DEL CORAZÓN DE SANTA TERESA DE JESÚS, Madre de Nuestra Orden.

SEPTIEMBRE

SANTA TERESA MARGARITA REDI, DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS. Virgen de Nuestra Orden.

BEATA MARÍA DE JESÚS, Virgen de Nuestra Orden.

SAN ALBERTO DE JERUSALÉN. Obispo, Legislador de Nuestra Orden.

OCTUBRE

SANTA TERESA DEL NIÑO JESÚS Y DE LA SANTA FAZ. Virgen y Doctora de la Iglesia de Nuestra Orden.

SANTA TERESA DE JESÚS. Virgen y Doctora de la Iglesia, Madre nuestra.

NOVIEMBRE

BEATA JOSEFA NAVAL GIRBÉS, Virgen del Carmelo Seglar.

BEATO FRANCISCO DE JESÚS, MARÍA Y JOSÉ, PALAU Y QUER. Presbítero de Nuestra Orden.

BEATA ISABEL DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD. Virgen de Nuestra Orden.

FIESTA DE TODOS LOS SANTOS CARMELITAS.

CONMEMORACIÓN DE TODOS LOS DIFUNTOS DE NUESTRA ORDEN.

SAN RAFAEL KALINOWSKI. Presbítero de Nuestra Orden.

BEATOS DIONISIO DE LA NATIVIDAD Y REDENTO DE LA CRUZ. Mártires de nuestra Orden.

DICIEMBRE

SANTA MARÍA MARAVILLAS DE JESÚS, Virgen de Nuestra Orden

SAN JUAN DE LA CRUZ. Presbítero y Doctor de la Iglesia, Padre Nuestro.

BEATA MARÍA DE LOS ANGELES. Virgen de Nuestra Orden.


 

 

 

 3 DE ENERO: BEATO CIRIACO ELÍAS CHAVARA, Presbítero.

    EL Beato Ciriaco Elías Chavara, cofundador y primer prior general de la congregación de los Carmelitas de María Inmaculada, nace en Kainakary, localidad del estado de Kerala (India), el día 10 de febrero de 1805. Ingresó en el seminario de Pallipuram, el 1818. Fue ordenado sacerdote por un obispo carmelita el 1829. Fundó el primer monasterio de luna nueva  Congregación en Mannana el 1831. Emitió los votos religiosos el 8 de diciembre de 1855, aceptando las Constituciones del Carmelo. En un principio, la Congregación se llamó "Terciarios de María Inmaculada del Monte Carmelo de Malabar". Hoy se conocen como "Carmelitas de la Inmaculada". Colaboró también con el carmelita P. Leopoldo Beccaro, en la fundación del instituto de las Hermanas de la Madre del Carmelo 1866. Fue vicario general de la Iglesia siro-malabar desde 1861. Se opuso, como campeón de la unidad eclesial, al cisma de Mar Rokos. Dedicó su vida entera a la renovación espiritual de la comunidad cristiana siro-malabar. A pesar de sus muchos trabajos, tuvo tiempo para escribir algunos libros, tanto en prosa como en verso, para la formación de los fieles. Fue ante todo un hombre de oración. Sintió un ardiente amor a Jesús sacramentado. Profesó una especial devoción a la Virgen María Inmaculada. Muere en Koonammavue el 3 de enero de 1871, a los 66 años.  Sus restos mortales fueron trasladados a Mannanam el 1889. Su espiritualidad es india, sacerdotal, monacal, carmelitana, eucarística, mariana, apostólica. Fue beatificado en Kottayan – India, por Juan Pablo II el 8 de febrero de 1986.

Oración: Señor Dios nuestro, que suscitaste al Beato  Ciriaco Elías, presbítero, para consolidar la unidad de la Iglesia, concédenos, por su intercesión, que, iluminados por el Espíritu Santo, podemos reconocer con discernimiento los signos de los tiempos y difundir de palabra y de obra el mensaje evangélico entre los hombres. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

 8 DE ENERO: SAN PEDRO TOMÁS, Obispo de Nuestra Orden

    Nació en Concón, en el Périgord meridional (Francia) hacia el 1305. Poco agraciado de cualidades físicas. Ingresa al Carmelo a los veinte años. Es nombrado procurador de la Orden cerca de la corte pontificia de Aviñón en 1345.

Es elegido obispo de Patti y Lipari el año 1354, desempeñó repetidamente actividades y funciones de legado pontificio al objeto de promover la unión con las Iglesias orientales y consolidar la paz. En 1359 pasó a ocupar la sede de Coron (Morea) como legado pontificio del Oriente. El año 1363 fue promovido al arzobispado de Creta, y poco después en 1364 nombrado Patriarca Latino de Constantinopla. Dijo en Tierra Santa cuando los sarracenos determinaron su muerte: “Mi dicha sería derramar mi sangre, en el mismo lugar, donde la dio el Redentor de los hombres”. También se le escuchó decir: “Por la gracia de Dios, desde mi profesión en la Orden del Carmen, por ninguna causa he dejado de rezar nunca el Oficio Divino”. Se ganó la merecida fama como apóstol de la unidad de la Iglesia. Murió en el Convento de Famagusta (Chipre) en 1366. Sus restos están en la Isla de Chipre y es invocado como protector contra la peste.

Oración: Señor Dios nuestro, que concediste al obispo carmelita Pedro Tomás la fuerza de tu Espíritu para promover la paz y la unidad de los cristianos; por su ejemplo y su intercesión, haz que vivamos con lealtad nuestra fe y trabajemos sin descanso para conseguir la paz verdadera. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

 9 DE ENERO: SAN ANDRÉS CORSINI, Obispo de Nuestra Orden. 

 

    Nace en Florencia a principios del siglo XIV. Tuvo una juventud borrascosa pero después, se convirtió y abrazó la vida religiosa en el convento carmelitano de su ciudad natal. Fue elegido provincial de la Toscana en el capítulo general de Metz y siendo provincial, fue nombrado obispo de Fiésole el 13 de octubre de 1349. Gobernó su Iglesia durante 24 años con admirables ejemplos de caridad y con el brillo de su palabra. Se distinguió por su celo apostólico, prudencia y amor a los pobres. Además, escribió “Comentarios a la Sagrada Escritura”, “Decretos Episcopales y Leyes Eclesiásticas”, “Sermones”. En el Carmen de Florencia, sobre su tumba está escrito: “Admirable por el ejemplo de su vida  y  de su elocuencia”.  Muere el 6 de enero de 1374.

Oración:  Señor, tú que dijiste que cuantos trabajasen por la paz serían llamados hijos de Dios; por la intercesión de San Andrés Corsini, admirable artífice de la concordia entre los pueblos, concédenos entregarnos sin descanso a instaurar en el mundo la única justicia que puede garantizar a  los hombres una paz firme y verdadera. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

 

27 DE ENERO: SAN ENRIQUE DE OSSÓ Y CERVELLO, Presbítero.

            

    Nace en Vinebre (Tarragona), localidad de Cataluña - España, el 16 de octubre de 1840. Sus padres: Jaime Ossó y Micaela Cervelló. El 1854, queda huérfano de madre a los 14 años. Poco después Enrique se fuga al santuario de Montserrat, después de haber escrito varias cartas a sus familiares repletas de consejos teresianos.

 

    La lectura de la Vida de Santa Teresa de Jesús le despertó la vocación sacerdotal. Cursa sus estudios eclesiásticos en el seminario de Tortosa y Barcelona, En 1866 hace ejercicios espirituales, dirigidos por san Antonio María Claret, siendo ordenado sacerdote el 21 de septiembre de 1867 y casi inmediatamente sorprendido por la revolución política de 1868.

 

    La reacción no se hace esperar, fundó varias Asociaciones: en 1870, la Asociación de la Purísima Concepción, para jóvenes campesinos; en 1873, la Asociación de Hijas de María Inmaculada y Santa Teresa, para jóvenes; en 1876, la Hermandad Josefina, para hombres, y el Rebañito del Niño Jesús, para niños, convirtiéndose en el incansable apóstol de los niños con su labor catequética ya desde 1871; publica la hoja semanal El amigo del Pueblo, y da clases en el seminario diocesano.

    Por estas fechas, Enrique, frecuenta el Desierto de las Palmas donde suele pasar sus vacaciones de verano y donde también redacta y escribe muchas páginas de la espiritualidad teresiana. Siendo director espiritual de almas y a la luz de la doctrina teresiana, inspirador de movimientos seglares bajo la divisa del Evangelio, destaca entre sus fundaciones, la Archicofradía Teresiana (1873), que se extiende por toda España, y la Compañía de Santa Teresa (fundada el 23 de junio de 1876, y cuyas primeras ocho fundadoras emitieron sus votos religiosos el 1 de enero de 1879.), instituto religioso femenino cuyos miembros tienen como objetivo la formación de la mujer en la escuela del Evangelio, siguiendo los ejemplos de la Santa de Avila.  Logra también, la fundación de un convento de carmelitas descalzas en Tortosa (1877). Pero no llegará a cuajar, a pesar de sus intentos, la Hermandad Teresiana Universal, y la promoción de Misioneros Teresianos.

    Fue alegre, festivo y paciente. Apóstol de los nuevos tiempos con la predicación y con la pluma, encontramos entre sus obras, la revista Santa Teresa de Jesús, fundada en 1872, la publicación de El espíritu de Santa Teresa, en tres tomitos; en 1874, El cuarto de hora de oración, su obra de mayor éxito, y en 1882 se dedica a la reedición de La mujer grande, vida meditada de Santa Teresa de Jesús, que se debe al carmelita Manuel de Traggia (1807), en tres volúmenes. Desde 1879 hasta 1886 tiene un largo pleito por la casa-colegio de Tortosa. Es obligado por los tribunales a derribar el edificio.

    Tras un duro calvario de pruebas y padecimientos, muere repentinamente mientras hacía ejercicios espirituales, en el convento franciscano de Sancti Spiritus (Gilet-Valencia) el 27 de enero de 1896. El 27 de enero de 1968, María Pilar Suárez Inclán, Superiora General de la Compañía de Santa Teresa, escribe al papa Pablo VI alegrándose del anuncio en orden a declarar a Santa Teresa de Jesús, Doctora de la Iglesia: “El fundador Enrique de Ossó y Cervelló, según el Card. Larraona, fue una versión masculina, una edición sacerdotal de la gran Doctora de Avila: sin duda inspirado por Dios “captó la misión providencial de Sta. Teresa en la regeneración del mundo de su tiempo”.

    La expansión de la Compañía de Santa Teresa al momento de su muerte, ya estaba presente en España, Portugal, Africa y América. El 14 de octubre de 1979 fue beatificado por Juan Pablo II. El 16 de junio de 1993 era canonizado en Madrid también por Juan Pablo II.

Oración: Oh Dios, que en San Enrique de Ossó, presbítero, has unido maravillosamente una oración continua con una actividad apostólica incansable: concédenos por su intercesión que, perseverando en el amor de Cristo, sirvamos a tu Iglesia con la palabra y las obras. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

     

  1 DE ABRIL: BEATO NUÑO ALVARES PEREIRA. Religioso de Nuestra Orden.

 

Nuño de Santa María, nace en Bomjardín, Portugal el 1360, de un noble caballero de S. Juan de Jerusalén. Contrajo matrimonio en 1376 y tuvo tres hijos. Fue durante muchos años campeón de la independencia de su patria, entregándose de lleno a la vida militar. Después de la muerte de su esposa, vistió el hábito carmelitano (1423) en calidad de hermano ¨donado¨ , precisamente en el monasterio lisboeta que él había fundado. Célebre por su espíritu de oración, anhelo de penitencia y filial devoción mariana, exhaló su último suspiro en este mismo convento el 1 de abril de 1431. Su culto litúrgico fue confirmado por Benedicto XV, en 1918.

 

Oremos: Señor Dios nuestro, que inspiraste al Beato Nuño abandonar la violencia de las armas y abrazar la vida religiosa en la Orden de María; otórganos, por su intercesión, la gracia de la abnegación evangélica para entregarnos de todo corazón a tu servicio. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

 17 DE ABRIL: BEATO BAUTISTA SPAGNOLI, Presbítero de Nuestra Orden.

        

Beato Bautista Mantuano    Bautista Spagnoli o Mantuano, vio la luz en Mantua (Italia) el 17 de abril de 1447. Sus padres Pedro Modover, español, y Constanza Maggi. Muy joven aún, entra en el convento de la Orden del Carmen de Ferrara sujeto a la jurisdicción de la Congregación Mantuana. En 1464 emitió sus votos religiosos. Al finalizar sus estudios, fue ordenado sacerdote en Bolonia y allí recibió de la universidad el Magisterio en Teología el año 1475.

    Desempeñó diversos cargos en varios conventos como el de Prior en Mantua, Roma y Parma. Igualmente fue superior de la Casa de la Virgen de Loreto durante varios años. También, fue profesor en varios centros de estudios superiores. Hasta seis veces rigió los destinos de su Congregación en calidad de vicario general, del 1483 al 1513. Finalmente ese año de 1513 fue elegido Prior General de toda la Orden. El 1513, estuvo en el Concilio V de Letrán. Ese mismo año el papa León X le encomendó la delicada misión de paz entre el rey de Francia y el duque de Milán. Se distinguió además, por la denuncia de la galopante corrupción de su tiempo y expresó su ansia reformadora  con un vibrante discurso en 1489 en la Basílica Vaticana delante del Papa y de los cardenales.

    Según la Biblioteca Carmelitana 70 obras son suyas aunque sólo se publicaron 57. Como poeta popular a causa de su elegante latín se le cuenta entre los poetas latinos más relevantes de su época. Fue proclamado por Erasmo como el "Virgilio Cristiano", ya que consagró sus canciones, su lira y su vida a Dios, con sabor místico (más de cincuenta mil son sus versos latinos, además de otras obras en prosa, siendo así incluido entre los mejores poetas de su tiempo). En el campo de su ministerio sacerdotal predicaba al pueblo con palabra luminosa y fervor apostólico, distinguiéndose además en su acompañamiento espiritual de las conciencias, haciendo que estas personas frecuentaran los sacramentos. Gustaba de la guarda de los sentidos y de la vida retirada y penitente. Escribió tres libros para destacar las virtudes de la Virgen María y la amaba con gran ternura.

    Muere entregando su alma a Dios en Mantua el 20 de marzo de 1516. El cuerpo, incorrupto, se conserva en la iglesia catedral de esta ciudad. El 17 de diciembre de 1885, el Papa León XIII aprueba su culto litúrgico. Se destacó como modelo de virtud y de ardiente amor a la Iglesia, a cuya reforma se había entregado en cuerpo y alma.

Oremos: Señor, Dios nuestro, que hiciste del Beato Bautista Mantuano, fiel servidor de María, un modelo de reflexión y predicación de tu palabra; concédenos, por su intercesión, meditar, como la Virgen, las divinas Escrituras y, como ella, proclamar tus grandezas con nuestra vida. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

 18 DE ABRIL: BEATA MARÍA DE LA ENCARNACIÓN. Religiosa de Nuestra Orden.

 

Beata Maria de la EncarnacionVio la luz en París, proveniente de padres nobles, el 1 de febrero de 1566. A los dieciséis años contrajo matrimonio con Pedro Acarie, con el que tuvo siete hijos. En medio de los quehaceres domésticos y de las penalidades, coronó las más altas cumbres de la vida mística. En 1601, movida por la lectura de las obras de Santa Teresa, se sintió inspirada para introducir en Francia el Carmen descalzo femenino, consiguiendo la autorización real y la Bula Pontificia para construir el primer Monasterio.  Para tal empresa consiguió que viniesen de España la Bta. Ana de San Bartolomé, Ana de Jesús y otras discípulas de Santa Teresa, comenzando en París la vida regular. Es considerada “La Madre y Fundadora del Carmelo Teresiano en Francia”. Muerto su esposo en 1613 y habiendo educado a sus hijos, solicitó su admisión entre las hijas de Santa Teresa como “hermana de velo blanco”, consagrándose a Dios con los santos votos en el Monasterio de Amiens donde vistió el hábito el 7 de abril de 1614. Fue objeto de singular respeto y aprecio por parte de los hombres más insignes de su tiempo, entre los que cabe citar a San Francisco de Sales. Sobresalió por su espíritu de oración y su celo apostólico por la propagación de la fe. Enviada a Pontoise muere en el Señor, el 18 de abril de 1618. El 5 de junio de 1791 fue beatificada de Pio VI.

Oremos: Señor, tú concediste a la Beata María de la Encarnación, insigne propagadora del Carmelo Teresiano, una fortaleza singular para servirte en los diversos estados de la vida cristiana y superar todas las dificultades; haz que también nosotros sepamos vencer todo obstáculo y nos mantengamos fieles en tu servicio, amándote con corazón sincero. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 23 DE ABRIL: BEATA TERESA MARÍA DE LA CRUZ, MANETTI, Virgen de Nuestra Orden.

 

Bettina, como solían llamarla, vio la luz en Campi Bisenzio (Florencia) el 2 de marzo de 1846. Fundó la Congregación de las Carmelitas de Santa Teresa de Florencia en 1874 y más tarde envió a algunas de esas sus hijas al Líbano y a Tierra Santa. Vivió el misterio de la cruz en el cuerpo y en el espíritu, sin perder la alegría, fruto de su plena conformidad con la voluntad de Dios y decía con frecuencia: “Tritúrame, Señor, exprímeme hasta la última gota” Sobresalió por su fervor eucarístico y por su ternura maternal para con los pequeños y los humildes. Una de sus jaculatorias más conocidas “Quisiera hacer de todos los corazones un solo corazón y meterlo en el Corazón de Jesús”.   Muere entregando su alma a Dios el 23 de abril de 1910 allí mismo en Campi Bisenzio,  El 19 de octubre de 1986 fue beatificada por Juan Pablo II.

 

Oremos: Oh Dios, que sostuviste en el camino de la cruz a la Beata Teresa María Manetti, virgen, gracias a su ardiente amor a la Eucaristía, y la colmaste de ternura maternal para con los humildes y los pobres; concédenos, por su intercesión, que, fortalecidos con el pan de los ángeles, nos alegremos de participar en la pasión de Cristo, y colaboremos, con obras de caridad, en la venida de tu reino. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

16 DE MAYO: SAN SIMÓN STOCK, Religioso de Nuestra Orden.

 

De nacionalidad inglesa, vivió en el siglo XIII. Alcanzó en la Orden del Carmen renombre por su relevante santidad y singular devoción mariana. Se le conocía por el sobrenombre de “El amado de María”. Se le atribuye la plegaria a la V. María: “Flor del Carmelo/ Viña Florida/ Esplendor del cielo/ Virgen fecunda y Singular/ Oh Madre dulce/ De varón no conocida/ A los Carmelitas/ Proteja tu nombre/ Estrella del Mar”. El cambio estructural de la Orden del Carmen en su tiempo, se le debe a él, con el abandono del eremitismo originario para entrar a formar parte de las Ordenes con apostolado. El culto que se le comenzó a tributar aquí y allí durante el siglo XV se hizo extensivo a la liturgia de toda la Orden en el siglo siguiente. Su fiesta que se celebraba por lo común el 16 de Mayo, había sido suprimida en el calendario de la Orden de 1971 y restituida por el Papa Juan Pablo II el 18 de enero de 1978 por decreto de la Congregación de Sacramentos y Culto Divino. Exhaló su último suspiro en Burdeos el 16 de mayo de 1265 a una edad avanzada, mientras visitaba la Vasconia.

Oremos: Señor Dios nuestro, que llamaste a San Simón Stock a servirte en la familia de los hermanos de Santa María del Monte Carmelo; concédenos, por su intercesión, vivir como él entregados siempre a tu servicio y cooperar a la salvación de los hombres. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

 22 DE MAYO: SANTA JOAQUINA DE VEDRUNA, Religiosa, Fundadora de las Carmelitas de la caridad

 

Vio la luz en Barcelona el 16 de abril de 1783, siendo bautizada ese mismo día en la parroquia de Santa María del Pino. Fueron sus padres  Lorenzo de Vedruna y Teresa Vidal, que le dan una excelente formación cristiana. A los 16 años, contrajo matrimonio con Teodoro de Mas (24.3.1799) con quien vive  en matrimonio 17 años y con quien tuvo nueve hijos: 2 niños y 7 niñas. Muertos 3 de ellos en la niñez (Francisco, Joaquina y Carlota) y los otros: Ana y Teresa fueron franciscanas, José Joaquín y también su otra hermana, Inés, se casan, y las otras hermanas Teodora y María del Carmen serán cistercienses. Perdió a su esposo en 1816. Era dirigida espiritualmente por el P. Esteban de Olot, Capuchino. Diez años más tarde, por inspiración divina y con el patrocinio de Mons. Pablo de Jesús Corcuera, obispo de Vich, fundaba en los comienzos de 1826, la Congregación de Hermanas Carmelitas de la Caridad (Que se llamaron en un comienzo congregación de Hermanas Penitentes Menores). El 6 de enero de 1826 emitía sus votos y el 26 de febrero del mismo año, el primer grupo, al lado de la Funadadora visten el hábito de carmelitas, en la iglesia de los capuchinos. Siguieron después 28 años de intensa actividad apostólica y vida teologal. Pudo ver su obra ampliamente difundida por toda Cataluña, siendo numerosas las casas que erigió para el cuidado de los enfermos y para la educación cristiana de los niños, principalmente de los pobres. Fue muy dada a la contemplación del misterio de la Santísima Trinidad, a cuya luz descubrió los elementos característicos de su espiritualidad: la oración, la mortificación, el abandono de las criaturas, la humildad y la caridad. En septiembre de 1849, a los 66 años, la Santa sufre un primer ataque de apoplejía. Cinco años después en Barcelona el 28 de Agosto de 1854, un nuevo ataque le hizo morir y entregó su alma a Dios. El Instituto constaba para entonces con 27 casas. Actualmente están esparcidas por Europa, América del Norte, América Latina, Japón, India, Africa... Beatificada el 19 de mayo de 1940 por Pío XII y la primera santa canonizada por el papa Juan XXIII, el 12 de abril de 1959.

Oremos: Señor, tú has hecho surgir en la Iglesia a Santa Joaquina de Vedruna para la educación cristiana de la juventud y el alivio de los enfermos; haz que sepamos imitar sus ejemplos y dediquemos nuestra vida a servirte con amor en nuestros hermanos. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

 25 DE MAYO: SANTA MARÍA MAGDALENA DE PAZZI. Virgen de Nuestra Orden.

 

Vio la luz en Florencia el año 1566. Fue educada en un ambiente de sólida piedad. Entró en el Carmelo a los 15 años, donde llevó una vida oculta de oración y abnegación, tenía el don de profecía. Rogaba ardientemente por la reforma de la Iglesia, su lema era “padecer y no morir” porque “Dios es Amor”. Dirigió por el camino de la perfección a sus hermanas de comunidad, abrazada del amor de Dios “porque el Amor no era amado”.  Santa María Magdalena de Pazzi no dejó escritos pero sí nos legó los relatos de cuanto le sucedía. Se conservan cinco libros en las Carmelitas de Florencia: “Los Cuarenta días”, “Los Coloquios”, “Las revelaciones e inteligencias”, “La Renovación de la Iglesia”, “La Prueba”, “Avisos y sentencias” y “Cartas familiares”.  Célebre por sus carismas, murió en 1607 a la edad de 41 años y 24 de carmelita. Su cuerpo se conserva incorrupto.

Oremos: Señor Dios, tú que amas la virginidad, has enriquecido con dones celestiales a tu virgen Santa María Magdalena de Pazzi, cuyo corazón se abrasaba en tu amor; concede a cuantos celebramos hoy su fiesta imitar los ejemplos de su caridad y su pureza. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

7 DE JUNIO: BEATA ANA DE SAN BARTOLOMÉ. Virgen de Nuestra Orden.

 

Al siglo: Ana García. Nació en la villa castellana de Almendral (Toledo) el 11 de Octubre de 1549. Fue la primera hermana de “velo blanco” que Santa Teresa recibió en Avila en el convento de San José a la profesión religiosa entre sus descalzas primitivas en 1572. Con el tiempo, Santa Teresa, la escogería por compañera, secretaria y enfermera. Comenzó a leer y a escribir inesperadamente de la letra de Santa Teresa y en sus brazos murió la Santa de Avila en 1582. A partir de 1604 la Beata Ana fue Priora de varios Monasterios y el alma de la difusión del espíritu y obra teresianos por tierras de Francia y Flandes. Sufrió mucho por mantener inalterable el verdadero espíritu de la Orden de las Carmelitas Descalzas, según Santa Teresa, y por ser auténtica hija de la Iglesia con un celo por la salvación de las almas. Fundó los Carmelos de Pontoise y de Tours. En 1611, fue a Flandes y funda el de Amberes donde orando contra la incursión de los herejes en la ciudad, se le conoce por “la libertadora de Amberes”; allí muere entregando su alma a Dios, el 7 de junio de 1626, a los 76 años. Su caridad y su don de contemplación fueron extraordinarios. Escribió “Su Vida”, “Instrucción de Novicias”, “Cánticos Espirituales”, “Ejercicios para cada día del año”, “De la Pasión de Cristo”, “Del Nacimiento de Cristo” y muchas cartas.  Fue beatificada por Benedicto XV el 6 de mayo de 1917.

Oremos: Señor, tú que revelas tu grandeza en la humildad de tus siervos, nos has dado en la Beata Ana un ejemplo de caridad y de paciencia; concédenos, por sus méritos, que imitando la vida de Cristo y amando a nuestros hermanos, vivamos según tu beneplácito. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

12 DE JULIO: BEATO ALFONSO  Ma. MAZUREK (DEL ESPÍRITU SANTO), Sacerdote Mártir,de Nuestra Orden.

 

   Jósef Mazurek nació el 1 de marzo de 1891 en Baranówka, diócesis de Lublin, en Polonia. En 1908 recibió el hábito carmelitano en Wadowice, con el nombre de Alfonso María del Espíritu Santo. En Viena (Austria) recibe la ordenación sacerdotal el 16 de julio de 1916.

    Conocido por sus dotes organizativas y estimado como educador de la juventud, fue hasta 1930 prefecto y profesor en el Seminario Menor de Wadowice. Elegido, en 1930, Prior del convento de Czerna, cumplió este oficio hasta la muerte, a excepción del trienio 1936-1939, durante el cual fue ecónomo del mismo convento. Organizó particulares devociones conforme al carisma del Carmelo y se dedicó a la dirección del coro del Carmelo Seglar.

Algunos de sus pensamientos:

    “Toda nuestra santidad y perfección consiste en conformarnos a la voluntad de Dios, que es la única y suprema norma de perfección y de santidad”.

“Nada debería turbar la paz y la tranquilidad del corazón, porque este corazón debería apegarse sólo a Dios y no a sus consolaciones, a sus gracias o a sus dones”

“En las aflicciones, en las tribulaciones, en las angustias y en las tentaciones, siempre me refugiaré junto a la mejor y amadísima Madre mía María. A ella me ofrezco y todas mis cosas... Fielmente, junto con la Santísima Madre mía María, quiero estar bajo la cruz de Jesús”.

Al acercarse el fin de la segunda guerra mundial, se incrementaron notablemente la hostilidad de los nazistas y sus represalias en Polonia., El 28 de agosto de 1944, a los 53 años, es asesinado martirialmente.El 13 de junio de 1999, el papa Juan Pablo II, en Polonia, beatificó a 108 mártires de la segunda guerra mundial, víctimas de la persecución nazista. Dentro del grupo estaba nuestro hermano, el P. Alfonso Mª Mazurek, O.C.D.

 

Oremos: Dios omnipotente que llamaste a tu hijo Alfonso María a ofrecer su vida por amor a Cristo y a la Iglesia, ayúdanos con su gracia para que, sostenidos por su ejemplo, permanezcamos fieles a las promesas bautismales durante toda nuestra vida. Concédenos también, por su intercesión, la gracia que con humildad y confianza te pedimos. Amén. 

 

 13 DE JULIO: SANTA TERESA DE JESÚS, “DE LOS ANDES”, Virgen de Nuestra Orden.

 

     Juana Fernández Solar vino al mundo en Santiago de Chile el 13 de julio de 1900. Hija de Miguel Fernández Jaraquemada y de Lucía Solar Armstrong.

El 15 de Julio fue Bautizada en la parroquia de Santa Ana por el Pbro. Baldomero Grossi con el nombre de Juana Enriqueta Josefina de los Sagrados Corazones. Padrinos: Salvador Ruiz–Tagle y Rosa Fernández de Ruiz-Tagle.

Sus hermanos fueron: Lucía, Miguel, Luis, Juana (muerta a pocas horas de nacer), Rebeca e Ignacio. Alternando con Santiago, pasa temporadas en la hacienda Chacabuco, propiedad de su abuelo materno.

Desde su adolescencia se sintió atraída irresistiblemente por Cristo.  Aprende a leer en el Colegio de las Teresianas. En 1907 ingresa como externa en el Colegio de la Alameda regentado por las religiosas del Sagrado Corazón. El  22 de octubre de 1909, recibe el sacramento de la Confirmación y el 11 de septiembre de 1910 su primera comunión. “Día sin nubes” que la marcó definitivamente. El 8 de diciembre de 1911: Cada año, el día de la Inmaculada, estuvo a las puertas de la muerte por diversas enfermedades de 1911 a 1914. Hasta el año 1915 sigue recibiendo formación en el Colegio Sagrado Corazón como alumna externa. Destaca su preocupación por los ancianos y necesitados, llegando en cierta ocasión a rifar su reloj en beneficio de un niño pobre.

 

El 30 de diciembre de 1914, es operada de apendicitis en el pensionado San Vicente de Santiago. El 8 de diciembre de 1915, hace su voto de castidad, que irá renovando después periódicamente. Promete “No admitir otro esposo sino a Jesucristo”. En enero de 1917, la lectura de Santa Teresa de Jesús  le anima a ser fiel a su propósito de hacer oración diariamente. En julio de ese mismo año, lee a Sor Isabel de la Trinidad, su ilusión es también vivir con Jesús en lo íntimo de su ser y convertir su existencia en alabanza de Dios. En noviembre de 1918, lee el Camino de Perfección de Santa Teresa. Durante varias semanas le atormenta la duda de si debe ser carmelita o religiosa del Sagrado Corazón. Consultados sus directores, se desvanece la duda. El 25 de marzo de 1919 escribe una carta a su padre pidiéndole autorización para ser carmelita y el 6 de abril, obtiene el consentimiento de su padre.

El 7 de mayo de 1919, ingresa en el monasterio de las Carmelitas Descalzas de “los Andes” con el nombre de Teresa de Jesús. El 14 de octubre de 1919,  toma el hábito de Carmelita Descalza. Comienza su noviciado. En los primeros días de marzo de 1920, asegura que morirá dentro de un mes. El 2 de abril, viernes santo, cae en cama gravemente enferma de tifus, el 5 de abril solicita los últimos sacramentos, el día 6 hace su Profesión religiosa, el 7 recibe su última comunión y entregó su alma a Dios el 12 de abril de 1920 en Los Andes. Contaba 19 años y nueve meses de vida y once de carmelita.

El 17 de octubre de 1940, se trasladan sus restos al sepulcro construido bajo  el coro de las religiosas. El 20 de marzo de 1947, se inicia el proceso diocesano en orden a su beatificación que termina el 4 de marzo de 1971. El 22 de marzo de 1986, alcanza el título de Venerable.

Fue beatificada por Juan Pablo II el 3 de abril de 1987 en Santiago de Chile y propuesta como modelo a los jóvenes. Es la primera flor de santidad de la nación chilena y del Carmelo Teresiano de América Latina. El 18 de octubre de 1987, las Carmelitas Descalzas de Los Andes se trasladan al nuevo monasterio de Auco, llevando los restos de Teresa a la pequeña capilla. Después fueron trasladados a la cripta del nuevo Santuario el 11 de diciembre de 1988.

El 21 de marzo de 1993 fue canonizada por Juan Pablo II, en Roma, en la Basílica de San Pedro.

 

De sus escritos espirituales: 

 

“Sólo Jesús es hermoso. El sólo puede hacerme gozar. Lo llamo, lo lloro, lo busco dentro de mi alma. Quiero que Jesús me triture interiormente para ser hostia pura donde El pueda descansar. Quiero estar sedienta de amor para que otras almas posean ese amor. Que yo muera a las criaturas y a mí misma para que El viva en mí.

¿Hay algo bueno, bello, verdadero que podamos concebir que en Jesús no esté? Sabiduría, para la cual no hay nada secreto; poder, para el cual nada existe imposible; justicia, que lo hace encarnarse para satisfacer por el pecado; providencia, que siempre vela y sostiene; misericordia, que jamás deja de perdonar; bondad, que olvida las ofensas de sus criaturas; amor, que reúne todas las ternuras de una madre,del hermano, del esposo y que, haciéndolo salir del abismo de su grandeza, lo liga estrechamente a sus criaturas; belleza, que extasía... ¿Qué otra cosa imaginas que no esté en este Hombre- Dios?

¿Temes acaso que el abismo de la grandeza de Dios y el de tu nada jamás podrán unirse? Existe en El el amor; y esta pasión lo hizo encarnarse para que, viendo un Hombre-Dios, no temieran acercarse a El. Esta pasión hízolo convertirse en pan, para poder asimilar y hacer desaparecer nuestra nada en su Ser  infinito. Esta pasión le hizo dar su vida, muriendo muerte de cruz.

¿Temes  acercarte a El? Míralo rodeado por los niños. Los acaricia, los estrecha contra su corazón. Míralo en medio de su rebaño fiel, cargando sobre sus hombros a la oveja infiel. Míralo sobre la tumba de Lázaro. Y oye lo que dice a Magdalena: Mucho se le ha perdonado porque ha amado mucho. ¿Qué descubres en estos rasgos del Evangelio, sino un corazón bueno, dulce, tierno, compasivo, un corazón, en fin, de un Dios?

El es mi riqueza infinita, mi beatitud, mi cielo”.

(Diario y cartas, Los Andes, 1983,373,359.376) Santa Teresa de los Andes.

Oremos: Dios misericordioso, alegría de los santos, que inflamaste el corazón juvenil de Santa Teresa de los Andes con el fuego del amor virginal a Cristo y a su Iglesia, y la hiciste testigo gozoso de la caridad aun en medio de los sufrimientos. Concédenos, por su intercesión, que, inundados por la dulzura de tu espíritu, proclamemos en el mundo, de palabra y de obra, el evangelio del amor. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

16 DE JULIO:SOLEMNE CONMEMORACIÓN DE LA BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA DEL MONTE CARMELO.

 

“Celebra el Carmelo la solemnidad de la Virgen María, Madre amantísima, a quien la Orden debe todo cuanto es. La Liturgia se hace acción de gracias al Padre por este don inmenso de su amor, y alabanza a María en la contemplación de su misterio y de su misión como Madre universal de todos los hombres y como Reina del Carmelo. Dos realidades constituyen especialmente la profundización del misterio de María a través de la experiencia espiritual del Carmelo. María es la Virgen orante, modelo de todo carmelita en la meditación, vivencia y predicación de la Palabra. María es la Madre espiritual que acompaña el desarrollo de nuestra vida cristiana hacia la plenitud de Cristo, desde las aguas bautismales hasta la entrada en la gloria. El don del Escapulario como signo de protección, estímulo de imitación, promesa de las realidades  escatológicas de nuestra vida cristiana, viene a ser una síntesis de nuestra devoción a la Virgen, Madre y Reina del Carmelo. La Liturgia canta el misterio de María, y el Carmelo alaba a Dios por las maravillas que en ella ha obrado y por los beneficios que de ella ha recibido”  De los Oficios Propios del Carmelo Teresiano.

Origen del Escapulario

    En el Medioevo muchos cristianos querían unirse a las Ordenes religiosas fundadas entonces: Franciscanos, Dominicos, Agustinos, Carmelitas. Surgió un laicado asociado a ellas mediante las Confraternidades.

    Las Ordenes religiosas trataron de dar a los laicos un signo de afiliación y de participación en su espíritu y apostolado. Este signo estaba constituido por una parte significativa del hábito: capa, cordón, escapulario.Entre los Carmelitas se estableció el Escapulario, en forma reducida, como expresión de pertenencia a la Orden y de compartir su devoción mariana. Actualmente el Escapulario de la Virgen del Carmen es un signo aprobado por la Iglesia y propuesto por la Orden Carmelitana como manifestación del amor de María por nosotros y como expresión de confianza filial por parte nuestra en Ella, cuya vida queremos imitar.

    El "Escapulario" en su origen era un delantal que los monjes vestían sobre el hábito religioso durante el trabajo manual. Con el tiempo asumió el significado simbólico de querer llevar la cruz de cada día, comlos verdaderos seguidores de Jesús. En algunas Ordenes religiosas, como el Carmelo se convirtió en el signo de la decisión de vivir la vida como siervos de Cristo y de Maria.El Escapulario simbolizó el vínculo especial de los Carmelitas a María, Madre del Señor, expresando la confianza en su materna protección y el deseo de seguir su ejemplo de donación a Cristo y a los demás. Así se ha transformado en un signo Mariano por excelencia.  

 El Escapulario, signo mariano

El Escapulario ahonda sus raíces en la larga historia de la Orden, donde representa el compromiso de seguir a Cristo como María, modelo perfecto de todos los discípulos de Cristo. Este compromiso tiene su origen lógico en el bautismo que nos transforma en hijos de Dios. 

La Virgen nos enseña 

* a vivir abiertos a Dios y a su voluntad, manifestada en los acontecimientos de la vida; 
* a escuchar la voz (palabra) de Dios en la Biblia y en la vida, poniendo después en práctica las exigencias de esta voz; 
* a orar fielmente sintiendo a Dios presente en todos los acontecimientos; 
* a vivir cerca de nuestros hermanos y a ser solidarios con ellos en sus necesidades.

 

El Escapulario introduce en la fraternidad del Carmelo

Es decir en una gran comunidad de religiosos y religiosas que, nacidos en Tierra Santa, están presentes en la Iglesia desde hace más de ocho siglos.

Compromete a vivir el ideal de esta familia religiosa, que es la amistad íntima con Dios a través de la oraciòn

Pone delante el ejemplo de los santos y santas del Carmelo con quienes se establece una relación familiar de hermanos y hermanas. 

•  Expresa la fe en el encuentro con Dios en la vida eterna por la intercesión de María y su protección. 

 

Oremos: Señor Dios nuestro, que has honrado a la Orden del Carmen con la advocación especial de la bienaventurada y siem pre Virgen María, Madre de tu Hijo; concede a cuantos hoy celebramos su solemnidad que, guiados por su ejemplo y protección, lleguemos hasta la cima del monte de la perfección, que es Cristo. Que vive y reina por los siglos de los siglos Amén.

 

17 DE JULIO: BEATAS TERESA DE SAN AGUSTÍN Y Compañeras de Compiègne, Vírgenes y mártires de Nuestra Orden.

 

Sor Teresa de San Agustín (Magdalena Claudina Lidoine) Priora de todas ellas, nacía en París el 22 de Septiembre de 1752.

 

Sor San Luis (María Ana Francisca Brideau), nace en  Belfort.

 

Sor de Jesús Crucificado (María Ana Piedcourt), nace en Paris.

 

Sor de la Resurrección (Ana María Magdalena Carlota Thouret), nace en Mouy (Oise).

 

Sor Eufrasia de la Inmaculada Concepción (María Claudia Cipriana Brard),nace en Bourth Eure.

 

Sor Enriqueta de Jesús (María Francisca Gabriela de Croissy) nace en París.

 

Sor Teresa del Corazón de María (María Ana Hanisset), nace en Reims.

 

Sor Teresa de San Ignacio (María Gabriela Trézel), nace en Compiègne.

 

Sor Julia Luisa de Jesús (Rosa Chrétien), nace en Evreux (Eure).

 

Sor María Enriqueta de la Providencia (Anita Pelras), nace en Cajarc.

 

Sor Constanza (María Juana Meunier), nace en Saint-Denis.

 

Sor María del Espíritu Santo (Angélica Roussel), nace en Fresnes.

 

Sor Santa María (María Dufour), nace en Bann´s.

 

Sor San Francisco Javier (Isabel Julieta Verolot), nace en Lignières.

 

Luisa Catalina Soiron, tornera, nace en Compiègne.

 

Teresa Sairon, tornera, nace en Compiègne.

 

“Las mártires de Compiègne” las 16 carmelitas descalzas del monasterio de la Santísima Encarnación de dicha ciudad, durante la revolución francesa, se ofrecieron a Dios como víctimas para aplacar la divina justicia, disminuir el número de tantas víctimas e implorar la paz en favor de la Iglesia. El día 24 de junio de 1794 se las detenía y encarcelaba. Durante su arresto, supieron entrañar la alegría y aceptación de la voluntad divina a sus compañeros de prisión, animándolos a sacar fortaleza del amor de Dios. El Tribunal Revolucionario de París las condena a muerte por su inquebrantable fidelidad a la Iglesia y a la vida religiosa y por su devoción a los Sagrados Corazones de Jesús y de María, subieron al patíbulo; después de renovar su profesión religiosa y mientras entonaban el Miserere, la Salve Regina y el Te Deum, fueron ejecutadas en la guillotina, mientras el pueblo conmovido las observaba silencioso. La primera que llamaron fue a la Hna. Constanza, que aún era novicia, la cual pidió a la Madre Priora su bendición y licencia para morir; después se entregó al verdugo y empezó a entonar el Laudate Dominum que acabó en el cielo. La misma conmovedora escena se repitió con las demás, y la Priora, como otra madre de los Macabeos, fue inmolada la última. Ocurrió este martirio en París el 17 de julio de 1794. El Papa San Pío X las beatificaba el 27 de Mayo de 1906.

Oremos: Señor, Padre Santo, que elegiste a la Beata Teresa y a sus hermanas carmelitas para que, fortalecidas con la gracia de tu Espíritu Santo, llegaran desde la soledad del Carmelo hasta la palma del martirio; concédenos que te amemos con fidelidad y lleguemos, como ellas, hasta la contemplación de tu belleza en el cielo. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 20 DE JULIO: SAN ELÍAS. Profeta y Padre Nuestro

 

    “Se oyó una voz que le decía: ¿Qué haces aquí, Elías?” Respondió: “Me consume el celo por el Señor, Dios de los Ejércitos, porque los israelitas te han abandonado, derribando tus altares y dando muerte a tus profetas. Sólo quedo yo, y quieren matarme” 1 Re 13b-14.

     Aparece el profeta Elías en las Sagradas Escrituras como el hombre de Dios “un profeta como fuego, cuyas palabras eran horno encendido” que camina sin descanso en la presencia del Señor “para reconciliar a padres con hijos, y restablecer las tribus de Israel” y que, abrasado de celo, lucha en defensa del culto del único Dios verdadero. “El vindicó los derechos de Yahvé en público desafío celebrado en el Carmelo. Poco después recibía en el monte Horeb la gracia de la íntima experiencia del Dios vivo. Los primeros ermitaños que iniciaron la vida cenobítica en honor de la Virgen María en el Monte Carmelo, allá por el siglo XII, pusieron los ojos en Elías conforme a la tradición monástica, tomando al Profeta junto con la Madre de Dios como modelo de su vida”.

 

 

                               Profeta de la llama y de la altura,

                            testigo del Dios vivo y transparente,

                            que hace brotar una agua de ternura

                            y un huracán de fuego incandescente.

 

                               Sobre la cima del Carmelo, ilesa

                            sube en brisa y cristal la nubecilla.

                            se abre una lluvia fértil de promesa

                            y se esboza una Rosa sin mancilla.

 

                                Y adora Elías el azul vestigio

                            de una Virgen y Madre. De la bruma

                            del poderoso mar  subió el prodigio

                            hecho maternidad desde la espuma.

                           

                                Por el rostro  de fuego del Profeta

                            cruzó un viento de sueño y profecía.

                            La llanura del mar, amarga y quieta,

                            alumbró el limpio gozo de María. Amén.

                          (De  los Oficios del Carmelo Teresiano)

 

Oremos: Señor, Dios de nuestros padres en la fe, que concediste al profeta Elías vivir siempre en tu presencia, inflamado por el celo de tu gloria; concédenos buscar siempre tu rostro y ser en el mundo testigos de tu amor. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

23 DE JULIO: NUESTRA SEÑORA, MADRE DE LA DIVINA GRACIA.

 

         La Santísima Virgen, predestinada desde toda la eternidad como Madre de Dios juntamente con la Encarnación del Verbo, por disposición de la divina Providencia, fue en la tierra la Madre excelsa del divino Redentor compañera singularmente generosa entre todas las demás criaturas y humilde esclava del Señor.

         Concibiendo a Cristo, engendrándolo, alimentándolo, presentándolo al Padre en el templo, padeciendo con su Hijo cuando moría en la cruz, cooperó en forma enteramente impar a la obra del Salvador con la obediencia, la fe, la esperanza y la ardiente caridad con el fin de restaurar la vida sobrenatural de las almas. Por eso es nuestra Madre en el orden de la gracia (LG 61).(De los Oficios Propios del Carmelo Teresiano)

 

Oración: Señor, por el misterioso designo de tu amor, has querido que la Virgen María fuese Madre del autor de la gracia y estuviese asociada a él en el misterio de la redención humana; que ella nos alcance con profusión tus dones y nos conduzca hasta el puerto de la salvación eterna. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

24 DE JULIO: BEATAS MARÍA PILAR DE SAN FRANCISCO DE BORJA, TERESA DEL NIÑO JESÚS Y MARÍA ÁNGELES DE SAN JOSE, Vírgenes y mártires de Nuestra Orden.

 

Beatas Martires de GuadalajaraMaría Pilar de San Francisco de Borja (Jacoba Martínez García), nació en Tarazona (Zaragoza) el día 30 de diciembre de 1877, bautizada este mismo día en la iglesia catedral. Sus padres se llamaban Gabino y Lucía. Siendo la última de once hermanos. El 1 de agosto de 1879 era confirmada en la iglesia de Santa María  Magdalena de Tarazona. Hace su primera comunión un jueves de la Ascensión, el 11 de mayo de 1889, siendo preparada por su hermano don Julián, que es párroco. En 1891, a mediados de noviembre, se traslada toda la familia, padres y hermanos, a Corella (Navarra). Allí vivirá hasta su ingreso en el convento. Muere su padre don Gabino en 1896 y el 12 de octubre de 1898, dia del Pilar, ingresa en el convento de carmelitas descalzas de San José de Guadalajara. Ese mismo día toma el hábito. Un domingo 15 de octubre de 1899, fiesta de Santa Teresa, hace  su Profesión religiosa tomando el nombre de Jacoba Pilar de San Francisco de Borja. Fallece en Corella su madre, doña Luisa en octubre de 1914 y su hermano don Julián en 1919.

          Al atardecer del 22 de julio de 1936, junto a las demás religiosas, sale del convento y se refugia, con otras cuatro, en el “Hotel Iberia”, calle Teniente Figueroa, nº 3, y a los 58 años de edad y 38 de vida religiosa un 24 de julio de 1936, por la tarde, su cuerpo fue acribillado por las balas de los milicianos en la calle Francisco Cuesta, y en medio de los terribles dolores y angustias que sentía, exclamó, repetidas veces, antes de morir, como su Divino Esposo en la Cruz: “Dios mío, perdónales, porque no saben lo que hacen”, finalmente muere en el “Hospital Ortiz de Zárate”;

 

         Teresa del Niño Jesús y de San Juan de la Cruz (Eusebia García y García), nació un virnes, en Mochales (Guadalajara), el 5 de marzo de 1909, Hija de Juan y Eulalia. Siendo la segunda de ocho hermanos. Muere a los 27 años de edad y 11 de vida religiosa. Los milicianos quisieron engañarla y abusar de ella. Huyó corriendo y antes de caer, atravesada por las balas, exclamó, con los brazos en cruz: “¡Viva Cristo Rey!”;

 

         María Angeles de San José (Marciana Valtierra Tordesillas), nace en Getafe (Madrid) el 6 de marzo de 1905. Muere a los 31 años de edad y 7 de vida religiosa. Desde novicia, suspiró ardientemente por el martirio. Había dicho una vez en la recreación comunitaria: “Qué dicha si pudiéramos derramar la sangre por Cristo”. En un libro de su uso, fue hallado un papel con estas palabras escritas de su mano: “Dios mío, recibid mi vida entre los dolores del martirio y en testimonio de mi amor a Vos, como recibisteis la de tantas almas que os amaron y por vuestro amor murieron”.

 

Las tres profesaron en el monasterio de S. José de las Carmelitas Descalzas de Guadalajara (España). Y las tres sufrieron el martirio el 24 de julio de 1936, después de confesar su fe en Cristo Rey y de hacer oblación de su propia vida por la Iglesia. Ellas son las primeras mártires de la guerra civil española de 1936-1939. Fueron beatificadas por Juan Pablo II el 29 de marzo de 1987.

Oremos: Oh Dios, fortaleza de los humildes, que de modo admirable infundiste a las Beatas María Pilar, Teresa y María Ángeles, vírgenes, constancia en su martirio, concédenos, por su intercesión, que, así como ellas derramaron con generosidad gozosa la sangre por Cristo Rey, también nosotros mantengamos la lealtad a ti y a tu Iglesia hasta la muerte. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

24 DE JULIO: BEATA  MARÍA MERCEDES PRAT, Virgen y Martir.

 

         Vió la luz en Barcelona – España, el 6 de marzo de 1880. Ingresó en la Compañía de Santa Teresa de Jesús el 27 de agosto de 1904. Se desempeñó con dedicación al apostolado de la enseñanza en varios colegios. Su vida religiosa se caracteriza por la límpida sencillez de una entrega total al amor de Dios y de los hermanos. El estallido de la guerra española la sorprendió en la Casa-madre de Barcelona, en la que pasó largos años. Los desórdenes de los primeros días de la contienda hicieron de ella una de las primeras víctimas de Barcelona. Detenida por los milicianos con otra hermana de la misma comunidad, después de un día de tormentos morales, fue fusilada con otros religiosos prisioneros en las afueras de Barcelona la noche del 23 de julio de 1936. Murió tras una larga agonía en la que expresó su perdón a los verdugos, en las primeras horas del 24 de julio. Fue beatificada por Juan Pablo II el 29 de abril de 1990.

 

Oremos: Dios, Padre de bondad infinita, que diste a la beata María Mercedes Prat, virgen, el espíritu de fortaleza para consumar en el martirio su oblación a ti y a la Iglesia, concédenos, por su intercesión, que, arraigados en la caridad de Cristo, nunca nos separemos de su amor. Por nuestro Señor Jesucristo.

 

27 DE JULIO: BEATO TITO BRANDSMA, Presbítero y Mártir de Nuestra Orden.

 

Beato Tito Brandsma    Anno Sjoerd Brandsma, nació en Bolsward (Holanda) el 23 de febrero de 1881. Muy joven aún, profesó en el Carmelo con el nombre de Tito en 1899. Ordenado de sacerdote el 17 de junio de 1905, se doctoró en filosofía por la Universidad Gregoriana de Roma en 1909. Se dedicó a la docencia en diversos centros holandeses. De 1923 a 1942 explicó filosofía e historia de la mística en la Universidad Católica de Nimega, de la que también fue Rector Magnífico. Periodista profesional, recibió el nombramiento de Consejero eclesiástico de los periodistas católicos (RKJ) en 1935. Se distinguió por su disponibilidad en todo y para todos. Antes de y durante la ocupación nazi de Holanda, luchó con fidelidad al Evangelio contra la difusión de la ideología nacionalsocialista y por la libertad de la escuela y la prensa católicas. Arrestado por esta razón, tras un largo calvario de cárceles, fue internado en el campo de concentración de Dachau, donde murió asesinado el 26 de julio de 1942, a los 61 años, con una inyección de ácido fénico, en medio de sufrimientos y humillaciones mientras se ocupaba en infundir serenidad y consuelo a los demás deportados y en hacer el bien a los mismos perseguidores. Juan Pablo II lo proclamó beato el 3 de noviembre de 1985.

Oremos: Oh Dios Padre, fuente y origen de la vida, que has dado la fuerza de tu Espíritu al Beato Tito, para que en el calvario de la persecución y del martirio, proclamase la libertad de la Iglesia y la dignidad del hombre; concédenos, por su intercesión, el no avergonzarnos del Evangelio en la construcción de tu reino de justicia y de paz y el poder descubrir en cada acontecimiento de la vida tu presencia misericordiosa. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 28 DE JULIO:  BEATO JUAN SORETH. Presbítero de Nuestra Orden.

 

    Nació en Caen (Normandía) el año 1394. De jóven abrazó la vida carmelitana. Maestro en Teología por París, desempeñó los cargos de prefecto de estudios y de provincial. En 1451 fue nombrado prior general de toda la Orden; puesto en el que permaneció hasta su muerte acaecida en Angers el 1471. Restauró y promovió la observancia regular. Escribió un célebre comentario sobre la Regla. En 1462 publicó las Constituciones revisadas. Se le considera como el fundador de las monjas carmelitas y de la Tercera Orden de su instituto.

Oremos: Haz, Señor, que nos asista con su oración el Beato Juan Soreth, renovador providencial de la vida consagrada y promotor de la fundación de las carmelitas; que él nos alcance con sus méritos la gracia de una fidelidad cada vez mayor en el seguimiento de Cristo y en la imitación de la Virgen María. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

7 DE AGOSTO: SAN ALBERTO DE TRAPANI, Presbítero de Nuestra Orden.

 

         Nació en Trapani (Sicilia) en el siglo XIII. Adolescente aún, ingresó en el Carmelo. Se distinguió por la fogosidad de su predicación evangélica y por la fama de sus milagros. Por el año 1296 ejercía el cargo de provincial de Sicilia. Célebre por su apasionado amor a la pureza y a la oración, murió en Mesina, probablemente el 1307.

 

 

 

Oremos: Señor, Padre Santo, que hiciste de San Alberto un modelo de oración y de pureza y un fiel servidor de la Virgen María; concédenos revestirnos de sus virtudes para participar dignamente en el banquete eterno de la gloria. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

 

9 DE AGOSTO:  SANTA TERESA BENEDICTA DE LA CRUZ (EDITH STEIN). Mártir de Nuestra Orden.

 

      Edith Stein nació el día del Kippur, día festivo para los hebreos, y en Breslavia – Alemania, el 12 de octubre de 1891, en el seno de una familia hebrea. Edith fue la última de once hijos. A los dos años de edad, muere su padre.

Hizo sus primeros estudios y el Bachillerato en su ciudad natal con calificaciones siempre sobresalientes. En la Universidad de Breslau estudia, de 1911 a 1913, Germanística, Historia, Psicología y Filosofía.  En 1913 se traslada a Göttingen para seguir sus estudios de filosofía siendo discípula de Edmund Husserl, un hebreo y no creyente, genio filosófico de su tiempo, haciendo el exámen de Licenciatura con calificación sobresaliente en 1915. Durante este período, llega a un ateísmo casi total, pues abandonó la fe y las prácticas religiosas. Estalla en 1914 la primera guerra mundial y Edith trabaja como enfermera voluntaria siendo enviada a un hospital del frente. Después de ese infatigable trabajo, hace el examen de doctorado en la Universidad de Freiburg, con la calificación “Summa cum laude”.

         De 1916 a 1918 es ayudante del filósofo Husserl en Freiburg. Los dos años siguientes los dedica al trabajo científico privado y a partir de entonces busca acceder a una cátedra universitaria, lo que no consigue pues todavía permanecían cerradas a las mujeres, aún así, era políglota, dominaba 6 idiomas.

         Apasionada buscadora de la verdad, a los 30 años de edad (1921), mientras se encontraba de visita en casa de una amiga, logró hallarla con la lectura de la autobiografía de Santa Teresa de Jesús de Ävila.  Se dice que en una sola noche Edith había leído y asimilado el texto teresiano. Cerró el libro y exclamó: “Aquí está la verdad” y decide convertirse al catolicismo.  El 1 de enero de 1922, recibió el bautismo en la iglesia católica. De 1923 a 1931 enseña en la escuela de formación de maestras de las dominicas de Santa Magdalena de Speyer. Además de las clases, escribe, traduce y da conferencias. De 1932 a 1933 es profesora en el Instituto Alemán de Pedagogía científica en Münster. Su fama de conferenciante traspasa las fronteras de Alemania y es invitada a hablar en Francia y Suiza.

 

         Cuando contaba con 32 años enseña en la escuela de formación de maestras de las dominicas de Santa Magdalena en Espira. Además de las clases, escribe, traduce y da conferencias sobre la cuestión femenina y sobre la educación católica que la llevarán por diversas ciudades de Alemania y por los países limítrofes.

 

         A los 41 años, es profesora en el Instituto Alemán de Pedagogía científica en Münster. Su fama de conferenciante traspasa las fronteras de Alemania y es invitada a hablar en Francia y Suiza.

 

         Desde su conversión deseó entrar en el Carmelo  a pesar de la oposición de la familia, y su deseo se vio cumplido el 14 de octubre de 1933,  a los 42 años, ingresando en el Carmelo de Colonia. Aquí cambia su nombre por el de Teresa Benedicta de la Cruz.  Su familia hebrea, rompe con ella.  El 21 de abril de 1935, domingo de Pascua de Resurrección, emite sus votos religiosos y tres años después, aquél mismo día, sus votos perpetuos. Su vida será ya una “Cruz” convertida en “Pascua”. Dentro del convento, por orden del Provincial, continúa sus estudios científicos. A medida que el nazismo se consolida en el poder su condición de judía es una amenaza para ella y para la comunidad.

 

El día 31 de diciembre de 1938 emigra a Holanda y se establece en el convento de Echt. Aquí la encomiendan, entre otros trabajos, un estudio sobre San Juan de la Cruz, y escribe “La ciencia de la Cruz”. El día 2 de agosto de 1942 es detenida por la Gestapo, junto con su hermana Rosa, también convertida al catolicismo, y llevada con otros religiosos y religiosas al campo de concentración de Amersfoort. Luego, en la noche entre el 3 y el 4 de agosto, los presos fueron trasladados al campo de Westerbork, situado en una zona completamente deshabitada al norte de Holanda. El 9 de agosto de 1942, llegaba en el tren de la muerte al campo de concentración de Auschwitz-Birkenau. Por su edad (51 años cumplidos), su baja estatura, sin signos externos de robustez, en la mentalidad nacista, no servía para trabajos forzados.  La llevaron a la barraca 36, siendo marcada con el Nº 44.074 de deportación, para morir mártir de la fe cristiana a los 51 años de edad, en la “casita blanca”, víctima del Ciclón B: Ácido Cianhídrico; durante la persecución nazi, ofreciendo su holocausto por el pueblo de Israel. La “ducha” anunciada, en vez del agua deseada, emanó el tóxico ciclón B de la muerte casi instantánea. Su cuerpo sin vida fue calcinado con leña (todavía estábamos en agosto de 1942). No hay tumba. Las cenizas o huesos de la Hna. Edith se arrojaron en el campo adyacente. Hoy es un verde campo con cruces que plantan allí los grupos de peregrinos.

Mujer de singular inteligencia y cultura, ha dejado numerosos escritos de elevada doctrina y de honda espiritualidad.

         En 1962 se inició su proceso de beatificación. Teresa Benedicta de la Cruz “dramática síntesis de nuestro tiempo”, Mujer hija de Israel, Mártir por la fe en Cristo, y Víctima del exterminio judío, fue beatificada por Juan Pablo II en Colonia, el 1 de mayo de 1987. Su fiesta se celebra en el Carmelo Teresiano el 9 de agosto.

El papa Juan Pablo II  canonizó a la judía, filósofa, monja, mártir y beata, Teresa Benedicta de la Cruz de la Orden del Carmelo, el 11 de Octubre de 1998 en la Basílica de San Pedro en Roma.

                    

ENTRE SUS PRINCIPALES ESCRITOS TENEMOS:

 

         “Ser finito y eterno”, “La ciencia de la Cruz”, “Caminos para el conocimiento de Dios”, “Teresa de Jesús”, “El Misterio de Navidad”, “Las Bodas del Cordero”, “La oración de la Iglesia”, “Ave Crux”, etc.

 

             SU MENSAJE: 

 

*  Que procuremos vivir auténticamente con intensidad la sinceridad y honradez a través de la verdad.

*  Que estemos dispuestos constantemente a oír la voz del Señor aunque haga cambiar  nuestra vida y no entendamos sus caminos.

*  Que nos enamoremos de la cruz mirando al resucitado, como medio de salvación.

*  Que seamos fieles hasta el final aunque sea con el martirio, y todo por la verdad y el amor a Cristo.

 

         SUS PENSAMIENTOS:

 

*  “El hombre puede alcanzar a Dios solamente desde lo que es, desde lo que vive, desde lo que lo rodea”.

 

*  “Quien busca la verdad, sea o no consciente de ello, busca a Dios”.

 

*  “La esencia más íntima del amor es la donación. Dios, que es amor, se da a las creaturas que él mismo ha creado por amor”.

 

*  “El cielo no toma nada sin retribuir sin medida. No debemos ver los sufrimientos demasiado grandes y las alegrías demasiado pequeñas”.

 

*  “Es necesario alimentar la vida espiritual, especialmente cuando se debe dar mucho a los demás”.

*  “Pongamos todas las preocupaciones para el futuro confiadamente en la mano de Dios y dejémonos guiar por él como un niño. Después de esto estaremos seguros de que no podremos errar el camino”.

*  “El ingreso de la mujer en las diferentes ramas profesionales puede ser una bendición para toda la vida social, tanto privada como pública, con tal que ella conserve lo específico de la ética femenina”.

 

*  “Ser todos de Dios, darse a él, a su servicio, por amor, es esta la vocación no sólo de algunos elegidos, sino de todo cristiano; consagrado o no consagrado, hombre o mujer... cada uno está llamado al seguimiento de Cristo”.

 

*  “Nuestro tiempo quiere mujeres que posean verdadero conocimiento de la vida, prudencia, actitudes prácticas; mujeres moralmente sólidas; mujeres cuya vida esté inconmoviblemente fundada en Dios”.

 

*  “María nos ha engendrado según la vida de la gracia, habiéndose dado toda ella, cuerpo y alma, para ser Madre de Dios. De aquí nace una unión estrechísima entre ella y nosotros: ella nos ama, nos conduce, y está eternamente dispuesta a darnos lo que debemos ser”.

 

*  “En la aridez y en el vacío el alma se hace humilde. El orgullo de otro tiempo desaparece cuando en sí mismo ya no se encuentra nada que autorice a ver a los demás de arriba a abajo”.

 

*  “Quien sabe desvincularse de todo apego a los bienes temporales adquiere magnanimidad, libertad de ánimo, claridad de entendimiento, tranquilidad profunda, pacífica confianza en Dios”.

 

*  “Cada vez que el espíritu humano, en la investigación de la verdad, ha buscado un punto de partida fuera de toda duda, se ha encontrado con este indefectible “vecino”: la constatación del propio ser”.

 

*  “La vida interior es la fuente más profunda y más pura de la alegría”.

Oremos: Señor, Dios de nuestros padres en la fe, infúndenos copiosamente la ciencia de la cruz, con la que enriqueciste de modo admirable a Santa Teresa Benedicta en la hora del martirio; concédenos, por su intercesión, buscarte sin descanso a ti que eres la suma Verdad, y mantener con lealtad hasta la muerte la alianza eterna del amor sellada con la sangre de tu Hijo para la salvación de todos los hombres. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

16 DE AGOSTO:  BEATA MARÍA DEL SAGRARIO DE SAN LUIS GONZAGA, Virgen y Mártir, de Nuestra Orden

 

Estampa de la beata María del Sagrario de San Luis Gonzaga]

         En el siglo: Elvira Moragas Cantarero. Había nacido en Lillo (Toledo – España) el 8 de enero de 1881.  Cursó la carrera de farmacia, siendo una de las primeras mujeres que alcanzaron ese título en España. En 1915 entró en el Convento de Santa Ana y San José de Madrid, del que años más tarde fue Priora. Por su espíritu de oración y su amor a la Eucaristía encarnó perfectamente el ideal contemplativo y eclesial del Carmelo teresiano. Sufrió el martirio, gracia ansiada por ella, por guardar fidelidad a la fe cristiana y a su vida religiosa, en la “Pradera de San Isidro” de Madrid, en la mañana del 15 de agosto de 1936, durante la terrible persecución religiosa de los años 1936-1939 en España. El Decreto reconociendo su Martirio fue promulgado por el Papa Juan Pablo II el 8 de abril de 1997; beatificándola junto con la Madre Maravillas de Jesús en la Plaza de San Pedro en Roma, el 10 de Mayo de 1998, Domingo V de Pascua.

Oremos: Oh, Dios, Padre de bondad y fuente de toda santidad, que otorgaste a tu beata María Sagrario  de San Luis Gonzaga el don de fortaleza para soportar los tormentos del martirio, concédenos que, siguiendo su ejemplo, nuestra vida sea una ofrenda agradable a tus ojos, y participemos también de la gracia del martirio por el cumplimiento fiel de tu santa voluntad en todas las cosas. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

 

 18 DE AGOSTO: 

 

BEATO JUAN BAUTISTA DUVERNEIL, (P. Léonard de Angoulême) Martir. Nació en Limoges en 1737. Algunos historiadores aventuran otro lugar y otra fecha de nacimiento;

 

BEATO MIGUEL LUIS BRULARD Vió la luz en Chartres el 11 de junio de 1758. Martir del Convento de Charenton.

 

BEATO SANTIAGO GAGNOT (Uberto di S. Claudio), vino al mundo en Frolois el 9 de febrero de 1753. Mártir de Nancy;

 

        Los tres, por diversos caminos, siguieron la llamada al Carmelo Teresiano. Su vida en la Orden fue una generosa preparación para afrontar victoriosamente su futuro martirio.

Estos hermanos nuestros,  por su fidelidad a Dios, a la Iglesia y al Papa, fueron objeto de hostigamiento, condena y prisión. Hacinados con otros muchos compañeros en un barco negrero –el “Les deux asocies”- , hubieron de sufrir toda clase de penalidades, privaciones e injurias. En esta situación dramática, supieron ejercitar para con los demás prisioneros los actos más delicados de caridad y de servicio.

         Agotados por los sufrimientos físicos y morales, consumaron su martirio: El P. Juan Bautista el 1 de enero de 1794, el P. Miguel Luis el 25 del mismo mes y el P. Santiago el 10 de septiembre del citado año. Estas muertes por la fe tuvieron lugar en la bahía de Rochefort, en el litoral atlántico de Charente-Maritime.  Fueron beatificados por el Papa Juan Pablo II el 1 de Octubre de 1995.

 

Oremos: Señor, Dios nuestro, que a los beatos Juan Bautista, Miguel Luis, Santiago, sacerdotes y compañeros mártires, diste la gracia de la fidelidad y del perdón en los momentos de sufrimiento y de prueba; concédenos, por su intercesión, vivir siempre fieles a tu Iglesia y abiertos a la reconciliación con nuestros hermanos. Por nuestro Señor Jesucristo.

 

 

  25 DE AGOSTO: BEATA MARÍA DE JESÚS CRUCIFICADO, Virgen de Nuestra Orden.

 

    María Baouardy, descendiente de una familia grecomelquita católica, vió la luz en Abellin, localidad de Galilea, el 5 de enero de 1846.

    En 1849 sus padres mueren y es adoptada por un tío paterno. Ingresó en el convento de las carmelitas descalzas de Pau (Francia) el 27 de julio de 1867 e inicia el noviciado. El 21 de agosto de 1870 llega como cofundadora a Mangalore, ciudad de la India y se consagra a Dios con los votos religiosos. Vuelve al Monasterio de Pau (Francia) en 1872. Tres años más tarde, el 20 de agosto de 1875 se trasladó a la fundación de Belén en Tierra Santa. Allí levantó un monasterio y entre mayo – junio de 1878 va a Meaux, Monte Carmelo, el Tabor y finalmente procuró la erección de otro Monasterio en Nazareth. Fue probada con varios fenómenos sobrenaturales y dotada de extraordinarias gracias, pero principalmente de humildad. Sobresalió, además, por su acendrada devoción al Espíritu Santo y su ardiente amor a la Iglesia y al Romano Pontífice. El 21 de agosto de 1878, se fractura el brazo izquierdo en el huerto conventual de Belén y entrega su alma a Dios el 25 de agosto de 1878. El 13 de noviembre de 1983 fue beatificada de Juan Pablo II.

Oremos: Oh Dios, Padre de misericordia y de consuelo, que has introducido en la contemplación de los misterios de tu Hijo a la Beata María, hija humilde de Tierra Santa, y la has hecho testigo de la caridad y el gozo del Espíritu Santo; concédenos, por su intercesión, que, asociados a los sufrimientos de Cristo, rebosemos de alegría venturosa en la manifestación de tu gloria. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

26 DE AGOSTO: TRANSVERBERACIÓN DEL CORAZÓN DE SANTA TERESA DE JESÚS, Madre de Nuestra Orden.

 

“Entre las virtudes de Teresa, brilló con luz propia la caridad divina. Este amor se fue avivando en ella gracias a las innumerables visiones y revelaciones con que Cristo la favoreció. Una vez el Señor la tomó por esposa. En otra ocasión Teresa vio un ángel que con un dardo encendido le transverberaba el corazón. De resultas de estas mercedes celestiales, sintió la Santa tan abrasadamente el amor divino en las entrañas, que, inspirada por Dios, emitió el voto, difícil en extremo, de hacer siempre lo que ella creyese más perfecto y para mayor gloria de Dios”

               (Gregorio XV, Bula de canonización).

               Tomado de los Oficios Propios del Carmelo Teresiano.

 

Oremos: Señor Dios nuestro, que abrasaste de un modo maravilloso el corazón de nuestra madre Santa Teresa con el fuego de tu Espíritu Santo, para fortalecerla en las empresas que por tu nombre había de realizar en la Iglesia; concédenos, por su intercesión, experimentar la fuerza de tu amor y trabajar con generosidad por la venida de tu reino. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

1 DE SEPTIEMBRE: SANTA TERESA MARGARITA REDI, DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS. Virgen de Nuestra Orden.

 

Santa Teresa Margarita Redi    Descendiente de la noble familia de los Redi, vio la luz en Arezo (Toscana) el 15 de Julio de 1747. Entró en el monasterio de las carmelitas descalzas de Florencia el 1 de septiembre de 1764. Enriquecida con la singular experiencia contemplativa del enunciado joánico: “Dios es amor”, sintió hondamente la llamada a la vida oculta por el camino del amor y la inmolación de sí misma. Consumó en breve su vocación y la consolidó con la práctica heroica de la caridad  fraterna. Descansó en el Señor en Florencia el 7 de marzo de 1770. El 9 de junio de 1929 fue beatificada y el 19 de marzo de 1934 canonizada por el Papa Pio XI.

 

Oremos: Señor, Padre Santo, que concediste a Santa Teresa Margarita sacar de las fuentes del Salvador tesoros incalculables de humildad y caridad; otórganos, por su intercesión, que jamás nos separemos del amor de Jesucristo. Que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

12 DE SEPTIEMBRE: BEATA MARÍA DE JESÚS, Virgen de Nuestra Orden.   

 

Beata Maria de Jesus Lopez Rivas

    María López de Rivas, nació en Tartanedo, pueblo de la provincia de Guadalajara (España), el 18 de agosto de 1560. Al filo de los diecisiete años, ingresó en la fundación teresiana de San José de Toledo. Aquí, entregada a la alabanza divina, pasó toda la vida, menos los meses que permaneció en Cuerva al fundarse allí el monasterio de descalzas. Acabó sus días en la Ciudad Imperial de Toledo el 13 de septiembre de 1640. Fue una monja muy apreciada de Santa Teresa que la llamaba cariñosamente “Mi Letradillo”. Alcanzó el sublime conocimiento de Cristo Jesús mediante una altísima contemplación de sus misterios, avivada en las celebraciones litúrgicas. El 14 de noviembre de 1976 fue beatificada por Pablo VI.

Oremos: Oh Dios, que otorgaste a la Beata María de Jesús el don de la contemplación de los misterios de tu Hijo, hasta reflejar en sí misma la imagen de su amor; concédenos, por su intercesión, una fe que busque en todo a Jesús, y un amor que lo haga presente entre nosotros. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 17 DE SEPTIEMBRE: SAN ALBERTO DE JERUSALÉN. Obispo, Legislador de Nuestra Orden.

 

    Nació en Castel Gualtieri hacia el año 1149. Solicitó su admisión entre los canónigos regulares de la Santa Cruz de Mortara. Fue elegido prior general de la congregación en 1180. Nombrado obispo de Bobbio primero (1184), y de Vercelli poco después (1185), fue designado patriarca de Jerusalén el año 1205. En su gobierno encarnó el ideal del buen pastor con la palabra y el ejemplo. Promovió incansablemente la paz. Durante su patriarcado (1206-1214) agrupó en comunidad a los hermanos ermitaños del monte Carmelo y les redactó su Regla. El día 14 de septiembre de 1214, murió en San Juan de Acre asesinado por el maestre de los hospitalarios del Espíritu Santo, a quien había amonestado y luego depuesto del cargo por su vida licenciosa.

Oremos: Oh Dios, que por medio de San Alberto diste al Carmelo una regla de vida evangélica para alcanzar la perfección de la caridad; concédenos, por su intercesión, vivir siempre en obsequio de Jesucristo y servirle fielmente hasta la muerte. Que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

1 DE OCTUBRE: SANTA TERESA DEL NIÑO JESÚS Y DE LA SANTA FAZ. Virgen y Doctora de la Iglesia de Nuestra Orden.

 

    Nace en Alençon (Normandía-Francia) e l 2 de enero de 1873, entró en el Carmelo de Lisieux a los 15 años el 9 de abril de 1888, y muere de tuberculosis, el 30 de septiembre de 1897 en Lisieux, a los 24 años. En sus cartas, obras de teatro y, sobre todo, en su autobiografía, titulada “Historia de un Alma”, nos ha dejado el testimonio espiritual de su vida de fe y abandon o en Dios Padre en medio de las pruebas, enfermedades y sufrimientos. “He hallado mi propio lugar en la Iglesia –escribió-, en el corazón de la Iglesia mi madre, yo seré el amor”. Comprendiendo que el amor de Dios no era correspondido por el hombre, se ofreció a sí misma como “víctima al Amor misericordioso de Dios”. Cercana a su muerte las oscuras tinieblas de la fe invadieron su alma, ofreciéndose por la Iglesia, por los sacerdotes y por las misiones.  El Papa Pío XI, la beatificó el 29 de abril de 1923, y, la canonizó el 17 de mayo de 1925, también, la declaró Patrona de las Misiones Católicas en la misma línea que San Francisco Javier, el 14 de diciembre de 1927. El pueblo de Dios quiso construir en Lisieux, una Basílica dedicada a propagar la doctrina y espiritualidad de la gran “santa de los tiempos modernos”, fue inaugurada el 11 de julio de 1937. Finalmente, el 19 de Octubre de 1997, en el día mundial de las Misiones, el Papa Juan Pablo II, la declaró, Doctora de la Iglesia.

 

DOCTRINA DE TERESITA DEL NIÑO JESUS.

 

          Mi vocación. El Amor.

 

         ¡Ah, perdóname, Jesús, si desvarío al exponer mis deseos, mis esperanzas, que rayan en lo infinito! Perdóname, ¡¡¡ y cura mi alma dándole todo lo que espera !!!...

         Ser tu esposa, ¡oh, Jesús!, ser carmelita, ser por mi unión contigo madre de las  almas, debería bastarme... No es así... Ciertamente, estos tres privilegios constituyen mi vocación: Carmelita, Esposa y Madre.

         Sin embargo, siento en mí otras vocaciones: Siento la vocación de GUERRERO, de SACERDOTE, de APÓSTOL, de DOCTOR, de MÁRTIR. Siento, en una palabra, la necesidad, el deseo de realizar por ti, Jesús, las más heroicas acciones...

         Siento en mi alma el valor de un cruzado, de un zuavo pontificio. Quisiera morir sobre un campo de batalla por la defensa de la Iglesia...

         Siento en mí la vocación de SACERDOTE. ¡Con qué amor, oh, Jesús, te llevaría en mis manos cuando, al conjuro de mi voz, bajaras del cielo!... ¡Con qué amor te daría a las almas!... Pero, ¡ay! Aun deseando ser sacerdote, admiro y envidio la humildad de san Francisco de Asís, y si siento la vocación de imitarle rehusando la sublime dignidad del sacerdocio.

         ¡Oh, Jesús, amor mío, vida mía!... ¿Cómo hermanar estos contrastes? ¿Cómo realizar los deseos de mi pobrecita alma?...

         ¡Ah! A pesar de mi pequeñez, quisiera iluminar a las almas, como los profetas, los doctores.

         Tengo la vocación de apóstol... Quisiera recorrer la tierra, predicar tu nombre, y plantar sobre el suelo infiel tu Cruz gloriosa. Pero ¡oh, Amado mío!, una sola misión no me bastaría. Desearía anunciar al mismo tiempo el Evangelio en las cinco partes del mundo, y hasta en las islas más remotas...

         Quisiera ser misionero, no solo durante algunos años, sino haberlo sido desde la creación del mundo y seguir siéndolo hasta la consumación de los siglos...

         Pero desearía, sobre todo, ¡oh, amadísimo Salvador mío!, derramar por ti hasta la última gota de mi sangre...

         ¡El martirio!  He aquí el sueño de mi juventud. Este sueño ha ido creciendo conmigo bajo los claustros del Carmelo... Pero siento que también este sueño mío es una locura, pues no  podría limitarme a desear un solo género de martirio... Para satisfacerme necesitaría padecerlos todos...

         ¡Oh, Jesús mío!, ¿qué responderás a todas mis locuras?... ¿Hay, acaso, un alma más pequeña, más impotente que la mía?... Sin embargo, fue precisamente esta mi debilidad la que te movió, Señor, a colmar mis pequeños deseos infantiles, y la que te mueve hoy a colmar otros deseos míos más grandes que el universo...

         Como estos deseos constituían para mí durante la oración un verdadero martirio, abrí un día las epístolas de san Pablo, a fin de buscar en ellas una respuesta. Mis ojos toparon con los capítulos XII y XII de la primera epístola a los corintios...

         Leí, en el primero, que no todos pueden ser apóstoles, profetas, doctores, etc.,,,; que la Iglesia está compuesta de diferentes miembros, y que el ojo no podría ser, al mismo tiempo, mano...

         La respuesta era clara, pero no colmaba mis deseos, no me daba la paz...

         Así como Magdalena, agachandose, sin apartarse del sepulcro vacío, llegó por fin a encontrar lo que buscaba, así también yo, agachándome hasta las profundidades de mi nada me elevé tan alto, que conseguí mi intento...

 

         Sin desanimarme, seguí leyendo, y esta frase me reconfortó: "Busquen con ardor los DONES MAS PERFECTOS; pero voy a mostrarles un camino más excelente." Y el apóstol explica cómo todos los dones, aún los más PERFECTOS, nada son sin el AMOR... Afirma que la caridad es el CAMINO EXCELENTE que conduce con seguridad a Dios.

         Había hallado, por fin, el descanso... Al considerar el cuerpo místico de la Iglesia, no me había reconocido en ninguno de los miembros descritos por san Pablo; o mejor dicho, quería reconocerme en todos...

         La caridad me dio la clave de mi vocación. Comprendí que si la Iglesia tenía un cuerpo compuesto de diferentes miembros, no le faltaría el más necesario, el más noble de todos. Comprendí que la Iglesia tenía un corazón, y que este corazón estaba ARDIENDO de AMOR.

         Comprendí que sólo el amor era el que ponía en movimiento a los miembros de la Iglesia; que si el amor llegara a apagarse, los apóstoles no anunciarían ya el Evangelio, los mártires se negarían a derramar su sangre...

         Comprendí que EL AMOR ENCERRABA TODAS LAS VOCACIONES, QUE EL AMOR LO ERA TODO, QUE EL AMOR ABARCABA TODOS LOS TIEMPOS Y TODOS LOS LUGARES... EN UNA PALABRA ¡QUE EL AMOR ES ETERNO!...

         Entonces, en el exceso de mi alegría delirante, exclamé: ¡Oh, Jesús, amor mío!... Por fin, he hallado mi vocación, ¡MI VOCACIÓN ES EL AMOR!...

         Sí, he hallado mi puesto en la Iglesia, y ese puesto, ¡oh, Dios mío!, vos mismo me lo habéis dado...: en el corazón de la Iglesia, mi Madre, yo seré el amor!...¡¡¡Así lo seré todo... así mi sueño se verá realizado!!!...

         ¿Por qué hablar de alegría delirante? No es esta la expresión justa. Es más bien la paz tranquila y serena del navegante al divisar el faro que ha de conducirle al puerto...

¡Oh, faro luminoso del amor! Yo sé cómo llegar hasta ti. He hallado el secreto para apropiarme tu llama...

         Pero ¿cómo demostrará él (el pequeño niño que ella se consideraba) su amor, si el amor se prueba con obras? Pues bien, el niñito arrojará flores, perfumará con sus aromas el trono real, cantará con su voz argentina el cántico de amor...

         ¡Oh, Amado mío, así es cómo se consumirá mi vida!... No tengo otro modo de probarte mi amor que arrojando flores, es decir, no desperdiciando ningún pequeño sacrificio, ninguna mirada, ninguna palabra, aprovechando las más pequeñas cosas y haciéndolas por amor...

         Sí, esas nadas te complacerán, harán sonreír a la Iglesia triunfante, la cual recogerá mis flores deshojadas por amor y las hará pasar por tus manos divinas, ¡oh, Jesús!

         Y una vez que esas flores hayan cobrado a tu divino contacto un valor infinito, la Iglesia del cielo, queriendo jugar con su niñito, las arrojará, también ella, sobre la Iglesia paciente para apagar sus llamas, las arrojará sobre la Iglesia militante para hacerla conseguir la victoria...”

                                                 Historia de un Alma. Manuscrito B: Capítulo IX.

 

FAMILIA DE SANTA TERESITA

 

    Tercer hijo de Pedro Fco. Martín y              Segunda  hija de Isidoro Guérin y

          María Ana Fanie Boureau                                   Luisa Juana Mace.

                                                           ACELIA MARIA

       LUIS MARTÍN                  se casó con                  CELIA GUÉRIN

   Nace: 22 agosto 1823.          El 13 Julio 1858         Nace:23 Diciembre 1831.

             en Burdeos.                 El tenía 35 años                  en Gandelain.

  Muere: 29 Julio 1894.            y ella 26 años.            Muere: 28 Agosto 1877.

              a los 71 años.                                                            a los 44 años.

                                                                    

TUVIERON 9 HIJOS en 13 años, entre el 22 de Febrero de 1860 que nace Luisa y el 2 de Enero de 1873 que nace Teresita. FUERON 7 HIJAS Y 2 HIJOS: De estos 9 hijos, 3 mueren antes de llegar al año y la 4ta. en 1870, a los 5 años..

 

 

Estos son los hijos(as) de la Familia Martín Guérin:

 

1)  LUISA (Marie-Louise) (22 FEBRERO 1860 - 19 ENERO 1940) La preferida de Luis, a la que llamaba El Diamante y La Bohemia; que fue la madrina de Teresita. Ingresó como Carmelita  en Lisieux el 15 octubre de 1886 (Sor María del Sagrado Corazón).Es la segunda en ingresar cuando Teresita tiene 14 años.

 

2)  PAULINA (Marie Pauline) (7 SEPTIEMBRE 1861 - 28 JULIO 1951) A la que Luis daba el mote de Perla Fina;  Teresita la escogió como su madrecita, al quedar huérfana. Ingresó como Carmelita en Lisieux el 2 octubre 1882  (Madre Inés de Jesús). Fue la primera en ingresar como carmelita.

    *  María Luisa y Paulina, se hacen cargo del hogar cuando muere la mamá.

 

3)  LEONIA (Marie Léonie) (3 JUNIO 1863 - 16 JUNIO 1941) Denominada por Luis “La Buena”. Religiosa Salesa, ingresa en la Visitación el 28 enero 1899 (Sor Francisca Teresa).Quinta en ingresar pero,  como Salesa.

 

4) ELENA (Marie Hélène) (13 OCTUBRE 1864 - 22 FEBRERO 1870). Muere de 5 años.

 

5) JOSÉ MARÍA LUIS (Joseph-Louis) ( 2O SEPTIEMBRE 1866 - 14 FEBRERO 1867). No llega al año de edad, muere.

 

6) JOSÉ JUAN BAUTISTA  (Joseph-Jean-Baptiste)  ( 19 DICIEMBRE 1867 - 24 AGOSTO 1868) No llega al año de edad, muere.

 

7) CELINA (Céline)  (28 ABRIL 1869 - 25 FEBRERO 1959) Muy unida a Teresita, era pintora, y fue la última en morir. Ingresó como Carmelita el 14 septiembre 1894 (Sor Genoveva de la Santa Faz). Fue la 4ta en ingresar al carmelo Lexoviense. (El 29 de julio de 1894 había muerto su padre Luis Martín).

 

8) MELANIA TERESA (Mélanie-Thérèse) (16 AGOSTO 1870 - 8 OCTUBRE 1870)  Apenas vivió unos meses.

 

9) MARÍA FRANCISCA TERESA  (Marie Francoise Thérèse) (2 ENERO 1873 en Alencon -  30 SEPTIEMBRE 1897, en Lisieux).  Es la 3ra en ingresar al Carmelo de Lisieux el 9 abril 1888  (Sor  Teresa del Niño Jesús y de la Santa Faz) SANTA TERESITA DEL NIÑO JESÚS Y DE LA SANTA FAZ.

 

Oremos: Oh Dios, que has preparado tu reino para los humildes y los sencillos; concédenos la gracia de seguir confiadamente el camino de Santa Teresa del Niño Jesús para que nos sea revelada, por su intercesión, tu gloria eterna. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

15 DE OCTUBRE: SANTA TERESA DE JESÚS. Virgen y Doctora de la Iglesia, Madre nuestra.

 

    Nace en Avila el 28 de marzo de 1515. Entra en el Monasterio de la Encarnación de Avila, el 2 de noviembre de 1535. Funda en Avila el primer monasterio de carmelitas descalzas con el título de San José el 24 de agosto de 1562. Inaugura el primer convento de frailes contemplativos en Duruelo el 28 de noviembre de 1568. Llegará a fundar 32 casas. Hija de la Iglesia, muere en Alba de Tormes el 4 de octubre de 1582. La primera edición de sus obras fue el 1588 en Salamanca, preparadas por Fr. Luis de león. El 24 de abril de 1614 fue beatificada por el Papa Pablo V, y el 12 de marzo de 1622 era canonizada en San Pedro por el Papa Gregorio XV. El 10 de septiembre de 1965, Pablo VI la proclama “Patrona de los Escritores Españoles”. Gracias a sus obras -entre las que destacan el Libro de la Vida, el Camino de Perfección, Las Moradas y las Fundaciones- ha ejercido en el pueblo de Dios un luminoso y fecundo magisterio, que Pablo VI iba a reconocer solemnemente, declarándola Doctora de la Iglesia Universal el 27 de septiembre de 1970.  Teresa es maestra de oración en el pueblo de Dios y fundadora del Carmelo Teresiano.

 

¿Qué significa la oración para Santa Teresa?

"Procuraba, lo más que podía, traer a Jesucristo, nuestro bien y Señor, dentro de mí presente. Y ésta era mi manera de oración. Si pensaba en algún paso, le representaba en lo interior; aunque lo más gastaba en leer buenos libros, que era toda mi recreación; porque no me dio Dios talento de discurrir con el entendimiento ni de aprovecharme con la imaginación; que la tengo tan torpe, que, aun para pensar y representar en mí (como lo procuraba traer) la humanidad del Señor, nunca acababa. Y, aunque por esta vía de no poder obrar con el entendimiento llegan más presto a la contemplación si perseveran, es muy trabajoso y penoso. Porque, si falta la ocupación de la voluntad y el haber en qué se ocupe en cosa presente el amor, queda el alma como sin arrimo ni ejercicio, y da gran pena la soledad y sequedad, y grandísimo combate los pensamientos" (Vida 4,7).

 

           

 

 

 

    "En la oración pasaba gran trabajo, porque no andaba el espíritu señor sino esclavo; y así no me podía encerrar dentro de mí (que era todo el modo de proceder que llevaba en la oración), sin encerrar conmigo mil vanidades. Pasé así muchos años; que ahora me espanto qué sujeto bastó a sufrir que no dejase lo uno o lo otro. Bien sé que dejar la oración ya no era en mi mano, porque me tenía con las suyas el que me quería para hacerme mayores mercedes" (Vida 7, 17).

 

    "Gran mal es un alma sola entre tantos peligros. Paréceme a mí que, si yo tuviera con quién tratar todo esto, que me ayudara a no tornar a caer, siquiera por vergüenza, ya que no la tenía de Dios. Por eso, aconsejaría yo a los que tienen oración, en especial al principio, procuren amistad y trato con otras personas que traten de lo mismo. Es cosa importantísima, aunque no sea sino ayudarse unos a otros con su oración. ¡Cuánto más, que hay muchas más ganancias! Yo no sé por qué (pues de conversa­ciones y voluntades humanas, aunque no sean muy buenas, se procuran amigos con quien descansar y para más gozar de contar aquellos placeres vanos) no se ha de permitir que quien comenzare de veras a amar a Dios y a servirle, deje de tratar con algunas personas sus placeres y trabajos; que de todo tienen los que tienen oración" (Vida 7, 20).

 

    “Estando hoy suplicando a nuestro Señor hablase por mí..., se me ofreció lo que ahora diré... que es: considerar nuestra alma como un castillo todo de un diamante o muy claro cristal adonde hay muchos aposentos así como en el cielo hay muchas moradas... Pues ¿qué tal os parece que será el aposento adonde un rey tan poderoso, tan sabio, tan limpio, tan lleno de todos los bienes se deleita?... no hay para qué nos cansar en querer comprender la hermosura de este castillo...

 

         ¿No es pequeña lástima y confusión que por nuestra culpa no (nos) entendamos a nosotros mismos ni sepamos quién somos? ¿No sería qran ignorancia, hijas mías, que preguntasen a uno quién es y no se conociese ni supiese quién fue su padre ni su madre ni de qué tierra?....     (1 Moradas 1,1-2)

 

         "Va mucho de estar a estar: que hay muchas almas que se están en la ronda del castillo que es adonde están los que le guardan y que no se les da nada de entrar dentro, ni saben qué hay en aquel tan precioso lugar, ni quién está dentro, ni aun qué piezas tiene. Ya habéis oído en algunos libros de oración aconsejar a el alma que entre dentro de sí; pues esto  mismo es...

        

         "Decíame poco ha, un gran letrado que son las almas que no tienen oración como un cuerpo con perlesía (parálisis) o tullido que, aunque tiene pies y manos, no los puede mandar, que así son: que hay almas tan enfermas y mostradas a estarse en cosas exteriores que no hay remedio ni parece que pueden entrar dentro de sí, porque ya la costumbre la tiene tal de haber siempre tratado con las sabandijas y bestias que están en el cerco del castillo que ya casi está hecha como ellas....

         Porque, a cuanto yo puedo entender, la puerta para entrar en este castillo es la oración y consideración, no digo más mental que vocal; que, como sea oración, ha de ser con considera­ción; porque la que no advierte con quién habla y lo que pide y quién es quien pide y a quién, no la llamo yo oración, aunque mucho menee los labios" (1M 1, 5-6).

 

         "Pues no hablemos con estas almas tullidas   -que si no viene el mismo Señor a mandarlas se levanten... tienen harta mala ventura y gran peligro-   sino con otras almas que, en fin entran en el castillo; porque, aunque están metidas en el mundo, tienen buenos deseos y alguna vez, aunque de tarde en tarde, se encomiendan a nuestro Señor y consideran quién son, aunque no muy despacio; alguna vez en un mes rezan llenos de mil negocios, el pensamiento casi lo ordinario en esto, porque están tan asidos a ellos que como adonde está su tesoro se va allá el corazón, ponen por sí algunas veces desocuparse y es gran cosa el propio conocimiento y ver que no van bien para atinar a la puerta." 1M 1,8).

 

Algunas virtudes Teresianas: Camino Valladolid 7:

7.“Procurar también holgaros con las hermanas cuando tienen recreación con necesidad de ella y el rato que es de costumbre, aunque no sea a vuestro gusto, que yendo con consideración todo es amor perfecto. Así que es muy bien las unas se apiaden de las necesidades de las otras. Miren no sea con falta de discreción en cosas que sea contra la obediencia. Aunque le parezca áspero dentro en sí lo que mandare la prelada, no lo muestre ni dé a entender a nadie, si no fuere a la misma priora con humildad, que haréis mucho daño. Y sabed entender cuáles son las cosas que se han de sentir y apiadar de las hermanas, y siempre sientan mucho cualquiera falta, si es notoria, que veáis en la hermana. Y aquí se muestra y ejercita bien el amor en sabérsela sufrir y no se espantar de ella, que así harán las otras las que vos tuviereis, que aun de las que no entendéis deben ser muchas más; y encomendarla mucho a Dios, y procurar hacer vos con gran perfección la virtud contraria de la falta que le parece en la otra. Esforzarse a esto, para que enseñe a aquélla por obra lo que por palabra por ventura no lo entenderá, ni le aprovechará, ni castigo. Y esto de hacer una lo que ve resplandecer de virtud en otra, pégase mucho. Este es buen aviso; no se os olvide.

 

8. ¡Oh, qué bueno y verdadero amor será el de la hermana que puede aprovechar a todas, dejado su provecho por los de las otras, ir muy adelante en todas las virtudes y guardar con gran perfección su Regla! Mejor amistad será ésta que todas las ternuras que se pueden...

9. Es también muy buena muestra de amor en procurar quitarlas de trabajo y tomarle ella para sí en los oficios de casa, y también de holgarse y alabar mucho al Señor del acrecentamiento que viere en sus virtudes. Todas estas cosas, dejado el gran bien que traen consigo, ayudan mucho a la paz y conformidad de unas con otras, como ahora lo vemos por experiencia, por la bondad de Dios. Plega a Su Majestad lo lleve siempre adelante, porque sería cosa terrible ser al contrario, y muy recio de sufrir, pocas y mal avenidas; no lo permita Dios.

 

10. Si por dicha alguna palabrilla de presto se atravesare, remédiese luego y hagan gran oración. Y en cualquiera de estas cosas que dure, o bandillos, o deseo de ser más, o puntito de honra... cuando esto hubiese, dense por perdidas. Piensen y crean han echado a su Esposo de casa y que le necesitan a ir a buscar otra posada, pues le echan de su casa propia. Clamen a Su Majestad. Procuren remedio. Porque, si no le pone confesar y comulgar tan a menudo, teman si hay algún Judas”.

 

Oremos: Señor Dios nuestro, que por medio de tu Espíritu Santo has suscitado a Santa Teresa de Jesús, nuestra madre, para enseñar a tu Iglesia el camino de la perfección; concédenos alimentarnos siempre con su celestial doctrina para que crezca en nosotros el deseo de la verdadera santidad. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

6 DE NOVIEMBRE:    BEATA JOSEFA NAVAL GIRBÉS, Virgen del Carmelo Seglar.

 

         Josefa Naval Girbés, vio la luz en Algemesí, en el centro de la Ribera del Júcar, a 32 Km. de Valencia, España, el 11 de diciembre de 1820. Fue la primera de cinco hijos que tuvieron sus padres Francisco Naval y Josefa María Girbés. Bautizada en la iglesia parroquial de San Jaime (o Santiago) Apóstol, de Algemesí, el mismo día de su nacimiento. Se le impuso el nombre de María Josefa, aunque siempre la conocieron y la conocen en nuestros días, con el nombre de Josefa, Pepa, o Señora Pepa. El 10 de noviembre de 1828 recibe la Confirmación y después  hace la Primera Comunión.

 

Faltaban las escuelas públicas para la primaria y pudo asistir por algún tiempo a la escuela de “La Enseñanza”, patrocinada por el Cabildo Catedral. Desde la adolescencia se consagró al Señor con voto perpetuo de castidad. Recorrió el camino de la oración y de la perfección evangélica en una vida de sencillez y de ardiente caridad. En su compromiso de vida, se dedicó con generosidad a las obras de apostolado en el ambiente de la comunidad parroquial. 

 

En el Decreto para su canonización dice: “...la Sierva de Dios tuvo a su  parroquia como Madre en la fe y en la gracia y, en cuanto tal, la amó y la sirvió con humildad y espíritu de sacrificio. Por ello, mostraba sincera veneración a su párroco y se confió a su dirección espiritual; atendía a la confección, conservación y limpieza de los ornamentos litúrgicos y al adorno de los altares; todos los días acudía a la iglesia parroquial para participar en el sacrificio eucarístico, pero se distinguió sobre todo, por su apostolado inteligente y fecundo, que siempre desarrolló de acuerdo con sus pastores, a los cuales profesaba absoluto respeto y obediencia...

Enseñaba a los pobres, aconsejaba a cuantos acudían a ella, restauraba la paz en las familias desunidas, para las madres organizaba en su casa reuniones con el fin de ayudarlas en su formación cristiana, encaminaba de nuevo a la virtud a las mujeres que se habían apartado del recto camino y amonestaba con prudencia a los pecadores. Pero la obra en la que centraba, sobre todo, sus cuidados y energías fue la educación humana y religiosa de las jóvenes, para quienes abrió en su casa una escuela gratuita de bordado, en el que era muy entendida. Aquel taller se convirtió en un centro de convivencia fraterna, oración, alabanza a Dios y explicación y profundización de la Sagrada Escritura y de las verdades eternas.

 

Con afecto maternal la Sierva de Dios fue para sus discípulas una verdadera maestra de la vida, modelo de fervoroso amor a Dios, lámpara que daba luz y calor. Les dio innumerables ejemplos de fe viva y comunicativa, de caridad diligente y alegre sumisión a la voluntad de Dios, y de los superiores, así como también de máxima solicitud por la salvación de las almas, prudencia singular, práctica constante de la humildad, pobreza, silencio y paciencia en las contrariedades y dificultades. Era notorio el fervor con que cultivaba la vida interior, la oración, la meditación, la aceptación de las molestias y su devoción a la Eucaristía, ala Virgen María y a los Santos. De este modo, contribuyó eficazmente la Sierva de Dios al incremento religioso de su parroquia”.

 

Fue miembro de la Orden Tercera de la Virgen del Carmen y de S. Teresa de Jesús, y profesaba gran devoción a San Juan de la Cruz. En casa de María Dolores Masiá Morán, vecina de Algemesí, se conserva un cuadro de la Virgen del Carmen bordado en oro y seda por su madre Vicenta Morán, cuando tenía 9 años, bajo la dirección de la señora Pepa. Lleva esta inscripción: “Nuestra Señora del Carmen – Vicenta Morán – Edad 9 años – Año 1893”. Es el año en que murió la Beata, y este bordado artístico dirigido por ella es  una de las últimas muestras de su devoción mariano – carmelitana. Entregó piadosamente su alma a Dios en Algemesí el 24 de febrero de 1893. Su cuerpo se conserva en la iglesia parroquial de San Jaime, de su ciudad natal. El 25 de septiembre de 1988 fue beatificada en Roma por el Papa Juan Pablo II.

Oremos: Oh Dios, que pusiste en el mundo la fuerza del Evangelio como fermento de renovación, concede a los fieles dedicados a las cosas seculares para cumplir tu voluntad, que, por la intercesión y con el ejemplo de la Beata Josefa Naval, instauren sin descanso tu reino mediante el ejercicio de sus deberes temporales, con fervoroso espíritu cristiano. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

  7 DE NOVIEMBRE: BEATO FRANCISCO DE JESÚS, MARÍA Y JOSÉ, PALAU Y QUER. Presbítero de Nuestra Orden.

 

         Vio la luz en Aytona (Lérida), España, el 29 de diciembre de 1811. Sus padres: José Palau y Antonia Quer. Ingresa en el Seminario de Lérida en 1828, donde cursa 3 años de filosofía y uno de teología. Allí se siente llamado al Carmelo, interrumpe los estudios y en octubre de 1832, ingresa al noviciado carmelitano de Barcelona, donde profesa al año siguiente el 15 de noviembre de 1833. Sigue allí mismo con sus estudios teológicos y el 22 de enero de 1834, es ordenado diácono.  El 25 de julio del año siguiente (1835) su convento es atacado, asaltado y saqueado por las turbas políticas y rebeldes de entonces, logra huir, pero al año siguiente Mendizábal decretaba la exclaustración de los religiosos de España.

En su pueblo natal vive en soledad su diaconado manteniendo contacto con su provincial carmelita quien le prepara al sacerdocio. Es ordenado Sacerdote en Barbastro el 2 de abril de 1836. Los azares de la patria le obligan a vivir la exclaustración y el exilio. Vive su exilio en Francia: verano de 1841, hasta 1846, con prolongaciones hasta 1851. Allí en Montdésir y Livron pasará largos ratos de soledad alternando su apostolado. Al regresar a España, tras una breve experiencia contemplativa en Montsant (verano de 1851), funda en Barcelona, en la iglesia parroquial de San Agustín, “La Escuela de la Virtud”, modelo de enseñanza catequética, atendiendo también, la dirección espiritual del Seminario.

Vuelven las revueltas políticas y el Capitán General de Cataluña, suprime la escuela y confina injustamente a Palau en Ibiza (1854-1860), seis años más de destierro y soledad en famoso peñón del Vedrá fundando cerca de allí la casa y ermita de Es Cubells. Igualmente se ocupará de la reorganización de los ermitaños de San Honorato de Randa en 1860. En todos esos lugares experimentará las vicisitudes de la Iglesia inmerso en su intenso ministerio sacerdotal que luego llevará a las Islas de Mallorca y Menorca.

En Baleares, pone en marcha la fundación de sus dos familias carmelitanas: las Congregaciones de los Terciarios Carmelitas Descalzos (1860-1872), y de las Hermanas Carmelitas Terciarias (1861-1872). Y da inicio a la redacción de su obra Mis Relaciones con la Iglesia en 1861.

Recobrada la libertad, viaja a Roma (1866 y 1870). Lo nombran director de los terciarios carmelitas de España en 1867, comienza la publicación del semanario El Ermitaño en 1868, fundado y dirigido por él mismo. Predica misiones populares, asume la labor de exorcistado y asistencia a los enfermos, extiende la devoción mariana por donde quiera que pasa, se dedica a la formación y dirección de los religiosos y religiosas fundados por él. La rama de los religiosos se incorpora al Carmelo Teresiano después de la guerra civil española de 1936 y la rama de religiosas continúa actualmente en dos congregaciones: Carmelitas Misioneras y Carmelitas Misioneras Teresianas. En pleno apogeo de vida apostólica, el P. Francisco Palau es asestado por una enfermedad (del 10 al 20 de marzo), y muere entregando su alma a Dios en Tarragona el 20 de marzo de 1872, a los 60 años de edad. Su causa de beatificación y canonización fue introducida el 15 de septiembre de 1981, siendo beatificado por Juan Pablo II el 24 de abril de 1988.

Oremos: Oh Dios, que por medio de tu Espíritu enriqueciste al Beato Francisco, presbítero, con el don insigne de la oración y de la caridad apostólica; concédenos, por su intercesión, que la amada Iglesia de Cristo, resplandeciente con la belleza de María, la Virgen Madre, sea más eficazmente sacramento universal de salvación. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

8 DE NOVIEMBRE: BEATA ISABEL DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD. Virgen de Nuestra Orden.

         Isabel Catez de la Trinidad nació el 18 de julio de 1880 en el campo militar de Avor, diócesis de Bourges (Francia). El 1901, ingresó en el Carmelo de Dijon, donde profesó el 1903. Allí falleció el 9 de noviembre de 19 06 pa ra irse -como dijo ella- “a la luz, a la vida, al amor”. Adoradora auténtica en espíritu y en verdad, llevó una vida hum ilde, acrisolada por intensos sufrimientos físicos y morales, en alabanza de gloria de la Trinidad, huésped del alma, hallando en este misterio el cielo en la tierra y teniend o clara conciencia de que él constituía su carisma y su misión en la Iglesia. El 25 de noviembre de 1984 fue beatificada por Juan Pablo II en la solemnidad de Cristo Rey.

 

                                 Pensamientos y doctrina:

·        “Vivamos con Dios como con un amigo”

·        “He hallado mi cielo en la tierra pues el cielo es Dios y Dios está en mi alma”.

·        “El  contemplativo es un ser que vive bajo el resplandor de la faz de Cristo, que penetra en el misterio de Dios impulsado no por la luz que proyecta el pensamiento humano sino por la claridad que produce la palabra del Verbo encarnado”

·        “Creo que si El me ha amado tan apasionadamente y me ha hecho tantos favores es por verme tan débil”.

·        “Mi ideal consiste en ser la Alabanza de su gloria”.

·        “Qué importa estar en el cielo o en la tierra. Vivamos en el amor para glorificar al Amor”.

·        “Cuanto más cerca se vive de Dios más se ama”.

·        “Las almas penetran en Dios mediante la fe viva y allí, simplificadas y en paz, El las conduce por encima de las cosas y gustos sensibles hasta la tiniebla sagrada quedando transformadas en imagen de Dios”. Esas almas viven, según la expresión de San Juan, en sociedad (Jn. 1,3) con las Tres adorables Personas, en comunión de vida. En esto consiste la vida contemplativa. “Es una contemplación que conduce a la posesión”. Ahora bien, esta posesión simple es la vida eterna disfrutada en el abismo sin fondo. Es allí, donde por encima de la razón, nos espera el profundo reposo de la inmutabilidad divina”.

·        “Las rejas no existirán nunca para nuestros corazones...en el Carmelo el corazón se dilata y su amor es aún más intenso”.

·        “Mirad, en el Carmelo el corazón se dilata y sabe amar mejor”

·        “Para vencer el orgullo: matarlo de hambre. Mira, el orgullo es amor propio. Pues bien; el amor de Dios debe ser tan fuerte que anule por completo nuestro amor propio”

·        ¡Oh muerte! Yo misma te llamaría a gritos si no tuviese la esperanza de sufrir y hacer algún bien en la tierra.

·        “Yo he hallado mi cielo en la tierra en mi querida soledad del Carmelo, donde vivo a solas con Dios solo. Todo lo hago con El. Por eso realizo las cosas con alegría divina. Que barra, trabaje o haga oración, todo me resulta encantador y delicioso porque descubro a mi divino Maestro en todas partes”.

·        “No tener noticias es una buena noticia”

  

Oremos: Oh Dios, rico en misericordia, que descubriste a la Beata Isabel de la Trinidad el misterio de tu presencia secreta en el alma del justo e hiciste de ella una adoradora en espíritu y verdad, concédenos, por su intercesión, que también nosotros, permaneciendo en el amor de Cristo, merezcamos ser transformados en templos del Espíritu Santo de Amor, para alabanza de tu gloria. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

14 DE NOVIEMBRE: FIESTA DE TODOS LOS SANTOS CARMELITAS.

 

Los Santos del Carmelo son una inmensa muchedumbre de hermanos nuestros que consagraron su vida a Dios, abrazando las enseñanzas del divino Maestro e imitando su vida, y se entregaron al servicio de la Virgen María en la oración, la abnegación evangélica y el amor a las almas, sellado a veces con su sangre.  Ermitaños del Carmelo, mendicantes de la Edad media, doctores y predicadores, misioneros y mártires; monjas que dilataron el pueblo de Dios con la misteriosa fecundidad de su vida contemplativa; religiosas que descubrieron el rostro de Cristo a sus hermanos con el apostolado benéfico y docente, sobre todo en tierras de misión; seglares que en medio del mundo supieron encarnar el espíritu de la Orden.

         Toda la familia del Carmelo de la patria con María, su Madre, a la cabeza constituye en este día el motivo de nuestro gozo y nuestra alabanza  al Padre. Recordamos a nuestros hermanos que ayer se dedicaban a la asidua oración en la tierra y hoy participan en la liturgia del cielo, y nos unimos espiritualmente a su gloria, mientras peregrinamos por los caminos que ellos, animosos, recorrieron, viviendo en obsequio de Cristo y siguiendo las huellas de nuestra Señora.  (De los Oficios Propios del Carmelo Teresiano)

 

Oremos: Te pedimos Señor, que nos asistan con su protección la Santísima Virgen María, nuestra Madre, y todos los Santos de la familia del Carmelo, para que, imitando con fidelidad sus ejemplos, sirvamos generosamente a tu Iglesia con la oración y la vida apostólica. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

15 DE NOVIEMBRE: CONMEMORACIÓN DE TODOS LOS DIFUNTOS DE NUESTRA ORDEN.

 

         Una misma caridad fraterna en el Señor una ahora a los que, peregrinos aún en la tierra, viven en obsequio de Jesucristo y a los que, salidos ya de este mundo, esperan la visión gloriosa de Dios, como antes los congregó aquí abajo un idéntico amor a Cristo y un mismo servicio a la Virgen María. La plegaria común de la Orden implora del Señor misericordia para todos los hermanos difuntos, a fin de que, por intercesión de María, signo de esperanza cierta y de consuelo, lleguen cuanto antes a la Casa del Padre. (De los Oficios Propios del Carmelo Teresiano)

 

* Dios enjugará las lágrimas de sus ojos. Ya no habrá muerte, ni luto, ni llanto, ni dolor. Porque el primer mundo ha pasado.

Oremos: Señor, gloria de tus siervos fieles, concede a nuestros hermanos difuntos con quienes nos une el mismo Bautismo y la misma vocación en el Carmelo, la gracia de contemplarte eternamente a ti, que eres su Creador y Redentor, como premio de su vida consagrada al servicio de Cristo y de la Virgen María. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

  19 DE NOVIEMBRE: SAN RAFAEL KALINOWSKI. Presbítero de Nuestra Orden.

 

         Oriundo de una familia polaca, José Kalinowski, vio la luz en Vilna (Polonia) el 1 de septiembre de 1835. A sus ocho años, en 1843, entra como alumno interno en el Instituto de Nobles, del que su padre es profesor y del que , más tarde, llegará a ser director. En 1850, comienza sus estudios superiores en el Instituto de Agronomía de Hory-Horki. Dos años más tarde ingresa en la Academia Militar de Ingenieros del Zar Nicolás, en San Petersburgo. Después de obtener el título de Ingeniero en dicha Academia, en 1957, es nombrado profesor de matemáticas en la misma Academia y obtiene el grado de teniente. Entre 1858-1860, trabaja en el proyecto de la línea de ferrocarril Odessa-Kiew-Kursk. En noviembre de 1860, a petición propia, es destinado a la fortaleza de Brest Litowski, ascendiendo a capitán de Estado Mayor del ejército ruso.

El 17 de mayo de 1863, obtiene la baja solicitada en el ejército del Zar. Un mes más tarde, se alista sin embargo en el levantamiento de Polonia para liberarla del poder zarista de ocupación, y ante las insistencias del Gobierno nacional polaco, clandestino, acepta el cargo de Ministro de la Guerra en Vielna, para  toda la comarca de Lituania. Kalinowski, conocedor del poderío militar ruso, sabe cuál va a ser el resultado de aquella insurrección, pero su patriotismo le obliga a no claudicar. En el otoño de este mismo año la insurrección queda vencida. A causa de su participación en este movimiento de liberación en Polonia, en la noche del 24 al 25 de marzo de 1864 es arrestado por los rusos y el día 2 de junio condenado a muerte. La pena le es conmutada por 10 años de trabajos forzados en Siberia, hacia donde parte el 11 de julio.

En Siberia en 1874, los condenados experimentan algunos cambios en su condición debido a sucesivas amnistías, pasando de “deportados” a “expatriados”, con las consiguientes mejoras de vida.  Conseguida la libertad en septiembre de 1874, se traslada a Austria y en octubre a París donde es nombrado educador del príncipe Augusto Czartoryski. En 1875, viaja con el príncipe, que tiene síntomas de tuberculosis, a diversos lugares de Francia, Suiza, Italia y Polonia, buscando remedio para su salud. 

En 1877, el día 15 de julio ingresa al Carmelo Teresiano, llega al noviciado de Graz, en Austria. Después de unos meses de prueba, recibe el hábito el 26 de noviembre y cambia su nombre por el de Rafael de San José. De 1878 a 1881, hace sus estudios eclesiásticos en Giör (Hungría). Y en 1882, recibe la ordenación sacerdotal en Czerna (Polonia)

De 1882 a 1907, el P. Rafael consumió el resto de su vida sirviendo en puestos de responsabilidad en la Orden: superior, organizador de la vida carmelitana y formador de varias generaciones de carmelitas.

Dedicó mucho tiempo y esfuerzos a los monasterios de las carmelitas descalzas y colaboró en la fundación de dos nuevos conventos. El estudio y la investigación ocuparon buena parte de los últimos años de su vida. Fruto de estos trabajos fue la edición, en cuatro tomos, de las Crónicas de las Carmelitas Descalzas en Polonia durante los siglos XVII y XVIII. Publicó también algunos trabajos propios, así como algunas traducciones del francés al polaco.

 

Se distinguió en el celo por la unidad de la Iglesia y la incansable dedicación al ministerio del sacramento de la penitencia y a la dirección espiritual. Muy devoto de María, acudían a él los fieles incluso desde muchos kilómetros de distancia, haciendo florecer en Polonia la Orden del Carmelo Teresiano. Siempre delicado de salud, sobre todo desde su permanencia en Siberia, entregó su alma a Dios en Wadowice el 15 de noviembre de 1907, y enterrado en el convento de Czerna el día 20 de noviembre.  El 22 de junio de 1983 era beatificado en Cracovia, y el 17 de noviembre de 1991, canonizado por Juan Pablo II.

         Pensamientos de San Rafael Kalinowski sobre el Carmelo: 

“La confianza en la poderosa intercesión de San José, Padre y tutor de Jesús, confianza inspirada y hecha vida por nuestra Madre Santa Teresa, eleva el espíritu de devoción y ofrece el bálsamo de la confiada espera a los fieles que están en necesidad” (C.32,2).

“El Carmelo es una orden de María, vive bajo la protección de María y propaga el culto de María” (C. 7,2).

“Que la Virgen, Reina del Carmelo, y nuestro Padre San José, sean nuestra ayuda en nuestras necesidades” (L 1054).

Oremos: Oh Dios, que otorgaste a San Rafael, presbítero, espíritu de fortaleza en las adversidades y extraordinario celo de caridad para promover la unidad de la Iglesia; concédenos, por su intercesión, ser fuertes en la fe y amarnos los unos a los otros para colaborar generosamente en la unión de todos los fieles en Cristo. Que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

29 DE NOVIEMBRE:  BEATOS DIONISIO DE LA NATIVIDAD Y REDENTO DE LA CRUZ. Mártires de nuestra Orden.

 

Beato Redento de la CruzBeato Dionisio de la Natividad         Dionisio de la Natividad -en el mundo: Pedro Berthelot- nació en Honfleur  (Francia) el 12 de diciembre de 1600. Sirvió a los reyes de Francia y Portugal en los cargos de Cosmógrafo y capitán de navío. El 1635, se hizo carmelita en el convento de Goa. Después se ordenó de sacerdote.

         Redento de la Cruz -llamado antes Tomás Rodríguez da Cunha- vino al mundo en Paredes – Portugal, el 15 de Marzo de 1598. Emitió sus votos como hermano laico en el mismo convento de Goa el 1615.

         El padre Dionisio y el hermano Redento partieron juntos rumbo a Sumatra por mandato de sus superiores. Y ambos, gemelos en la firmeza de la fe, recibieron la corona del martirio por su inquebrantable adhesión a Cristo en las inmediaciones de la ciudad de Achén, Sumatra (India Oriental), el 29 de noviembre de 1638. El 10 de junio de 1900, fueron beatificados de León XIII.

Oremos: Señor Dios nuestro, que concediste a los mártires Dionisio y Redento el honor y la gracia de dar su vida por el nombre de Cristo; infúndenos tu gracia, ya que somos débiles, y a ejemplo de aquellos que murieron por ti con valentía, haz que sepamos mantenernos fieles para dar testimonio de tu amor con nuestra vida. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

11 DE DICIEMBRE: SANTA MARÍA MARAVILLAS DE JESÚS, Virgen de Nuestra Orden:

 

         En el siglo: María de las Maravillas Pidal y Chico de Guzmán, Carmelita Descalza ingresa en el convento de El Escorial (Madrid) el 12 de octubre de 1919 y fundadora de varios otros monasterios de la Orden. Había nacido en Madrid el 4 de noviembre de 1891. El 19 de mayo de 1924 fundó el convento del Cerro de los Ángeles, al que siguieron otras nueve fundaciones de carmelitas descalzas en España y una en la India.

Concedió siempre la primacía a la oración y a la inmolación. Tenía verdadera pasión y celo por la gloria de Dios y la salvación de las almas. Desde la clausura y viviendo una vida pobre, socorrió a los necesitados, fomentando iniciativas apostólicas y obras sociales y caritativas.

    Ayudó de manera particular a su Orden, a los sacerdotes y a diversas congregaciones religiosas. Murió en el convento de La Aldehuela (Madrid) el 11 de diciembre de 1974, el penúltimo de los fundados por ella. El proceso jurídico para su canonización se celebró en Madrid entre 1981 y 1983. El Papa Juan Pablo II promulgó sus Virtudes heroicas el 17 de diciembre de 1996 y el milagro para su Beatificación el 18 de diciembre de 1997. Siendo Beatificada por Juan Pablo II en la Plaza de San Pedro el 10 de Mayo de 1998, Domingo V de Pascua, conjuntamente con la Hna. María Sagrario de San Luis Gonzaga, monja martir O.C.D.

 

Oremos: Oh Dios, que atrajiste a la beata María Maravillas de Jesús a los secretos del Corazón de tu Hijo; concédenos por su intercesión y ejemplo, que, experimentando las delicias de tu amor, cooperemos a la salvación de las almas. Por nuestro Señor Jesucristo.

 

 

14 DE DICIEMBRE: SAN JUAN DE LA CRUZ. Presbítero y Doctor de la Iglesia, Padre Nuestro.

 

    Nació en Fontiveros (Avila-España) (24 de junio... Bautista / 27 de diciembre... S. Juan Evangelista) de 1542.  Hijo de Gonzalo de Yepes y de Catalina Álvarez. Después de la muerte de su padre, la familia se traslada a Medina del Campo (Valladolid) en busca  de sustentos y allí reside durante 13 años. Ingresa en el Colegio de la Doctrina (para niños huérfanos); también atenderá enfermos en el Hospital de las bubas y pide limosnas para ambos centros. De los 17 a los 21 años, estudia en el Colegio de los Jesuitas, sin dejar el servicio en el hospital. Hizo su profesión religiosa  el 1564 en Santa Ana de Medina del Campo, tomando el nombre de Fray Juan de Santo Matía. A partir de 1564 hace sus estudios filosófico-teológicos en Salamanca. A los 25 años el 1567, es ordenado sacerdote y se traslada a Medina para cantar su primera misa; allí se encuentra casualmente con Santa Teresa que tenía entonces 52 años y ya fundadora. Instrumento providencial en manos de Teresa de Jesús, le ayudó en su renovación de la Orden desde la primera fundación de frailes contemplativos en Duruelo el 28 de noviembre de 1568, tomando el nombre de Juan de la Cruz. Organiza el noviciado de Pastrana, es Rector de Alcalá de Henares, el primer colegio de la Reforma; el 1572 va de confesor a Avila al monasterio de la Encarnación, llamado expresamente por Santa Teresa.

         El 2 de diciembre de 1577 llega secuestrado a Toledo, para ser encerrado en la cárcel conventual. Allí permanece hasta agosto del año siguiente. Estos nueve meses tuvieron influjo enorme en su maduración mística y en su tarea de escritor puesto que en la prisión, redacta los Romances, el poema del Cántico y la Fonte. Finalmente el 17 de agosto de 1578, huye de la cárcel; se traslada a Andalucía y le nombran superior del convento de El Calvario (Jaén).

         Funda y es Rector del Colegio de Baeza en 1579 y un año más tarde muere su mamá, Da. Catalina. En 1582 pasa a Granada como Prior de Los Mártires, aquí escribirá abundantemente. Pasa a ser Vicario Provincial de Andalucía en 1585, con residencia en Granada. Después, en 1587 es reelegido Prior de Los Mártires. Pasa en agosto del año siguiente a Segovia donde es nombrado primer Definidor, después Vicario y más tarde, Superior.

         1591 será un año difícil para San Juan de la Cruz. En junio, el Capítulo General de Madrid le deja sin cargos. Es destinado a México para tenerle lejos. Cambia la situación, y le dejan en España. A primeros de agosto llega al desierto de La Peñuela (Jaén). El 28 de septiembre, se traslada a Ubeda, por necesitar médico, ya que el 10 del mismo mes le habían comenzado a dar “unas calenturillas”. Pasa una enfermedad dolorosa a causa de una erisipela en la pierna derecha, además de sufrimientos morales por la infame persecución desencadenada contra él por Diego Evangelista. En la madrugada del 14 de diciembre de 1591, se fue a cantar maitines al cielo diciendo: “¡Gloria a Dios, que al cielo los iré a decir!”. Muere cuando tenía 49 años. Es guía indiscutible de los caminos del espíritu. Célebres son sus tratados: Subida del Monte Carmelo, Noche Oscura, Cántico Espiritual y Llama de amor viva, además de sus Poesías y Romances, los “Escritos Breves” de Avisos, Cautelas, el Monte de la perfección y su Epistolario. 

         En 1593 trasladan su cuerpo a Segovia, donde hoy se encuentra. En 1618 sale a la luz la Primera edición de sus escritos (edición príncipe). El 25 de enero de 1675 fue beatificado por Clemente X y el 27 de diciembre de 1726 era canonizado por Benedicto XIII. Pío XI le confirió el título de doctor de la Iglesia universal el 24 de agosto de 1926. El 21 de marzo de 1952 fue declarado “Patrono de los Poetas españoles”. San Juan de la Cruz es el padre y maestro espiritual del Carmelo Teresiano, doctor de la hermosura de Dios y de la belleza de la creación.      Su doctrina fue una exégesis viva del Evangelio; por eso la palabra de Dios ilumina su experiencia, y sus enseñanzas tienen alcances insospechados en la meditación de esa palabra. La primera edición de sus obras fue en Alcalá de Henares el 1618.

Dibujo de la Subida del Monte Carmelo

 

      1. "¡Oh llama de amor viva,

      que tiernamente hieres

      de mi alma en el más profundo centro!

      Pues ya no eres esquiva,

      acaba ya, si quieres;

      ¡rompe la tela de este dulce encuentro!"

 

2. ¡Oh cauterio suave!
¡Oh regalada llaga!
¡Oh mano blanda! ¡Oh toque delicado,
que a vida eterna sabe,
y toda deuda paga!
Matando. muerte en vida la has trocado.

3. ¡Oh lámparas de fuego,
en cuyos resplandores
las profundas cavernas del sentido,

que estaba oscuro y ciego,
con extraños primores
calor y luz dan junto a su Querido!

4. ¡Cuán manso y amoroso
recuerdas en mi seno,
donde secretamente solo moras
y en tu aspirar sabroso,
de bien y gloria lleno,
cuán delicadamente me enamoras!

 

Pensamientos y doctrina sanjuanista:

 

* Un texto realmente fabuloso por su pedagogía, doctrina y contenido, que empalma con aquel otro de Llama 3,28, a saber, "si el alma busca a Dios mucho más la busca su Amado a ella", es el que encontramos en la canción primera, números ocho y nueve de Cántico (aunque el texto es extenso lo citamos tal cual por su importancia):

         "Grande contento es para el alma entender que nunca Dios falta del alma, aunque esté en pecado mortal ¡cuánto menos de la que está en gracia! ¿Qué más quieres, ¡oh alma!, y qué más buscas fuera de ti, pues dentro de ti tienes tus riquezas, tus deleites, tu satisfacción, tu hartura y tu reino, que es tu Amado, a quien desea y busca tu alma? ¡Gózate y alégrate en tu interior recogimiento con él, pues le tienes tan cerca; ahí te desea, ahí le adora y no le vayas a buscar fuera de ti, porque te distraerás y cansarás y no le hallarás ni gozarás más cierto, ni más presto, ni más cerca que dentro de ti! Sólo hay una cosa, es a saber, que, aunque está dentro de ti, está escondido. Pero gran cosa es saber el lugar donde está escondido para buscarle allí a lo cierto; y esto es [lo] que tú también..., alma, pides, cuando con afecto de amor dices: ¿Adónde te escondiste?

         Pero todavía dices; "puesto está en mí el que ama mi alma, ¿cómo no le hallo ni le siento?". La causa es porque está escondido, y tú no te escondes también para hallarle y sentirle; porque el que ha de hallar una cosa escondida, tan a lo escondido y hasta lo escondido donde ella está ha de entrar, y, cuando la halla él también está escondido como ella. Como quiera, pues, que tu Esposo amado es el tesoro escondido en el campo de tu alma, por el cual el sabio mercader dio todas sus cosas (Mt 13,44), con­vendrá que para que tú le halles, olvidadas todas las tuyas y alejándote de todas las criaturas, te escondas en tu retrete interior del espíritu, y, cerrando la puerta sobre ti, es a saber, tu voluntad a todas las cosas, ores a tu Padre en escondido (Mt 6,6), y así quedando escondida con él, entonces le sentirás en escondido y le amarás y gozarás en escondido y te deleitarás en escondido con él, es a saber, sobre todo lo que alcanza lengua y sentido".

 

* Negación para San Juan de la Cruz no es negarse negativamen­te, sino afirmarse en algo divino dirigiéndose hacia Alguien (Dios) que es mejor que aquello a lo que tu te apegas. 1Subida 14,2, es un texto clave en el tema de la negación: "Porque para vencer todos los apetitos y negar los gustos de todas las cosas, con cuyo amor y afición se suele inflamar la voluntad para gozar de ellos, era menester otra inflamación mayor de otro amor mejor, que es el de su Esposo, para que, teniendo su gusto y fuerza en éste, tuviese valor y constancia para fácilmente negar todos los otros".

*  El único apetito consciente que debe quedar en el alma y que "quiere que haya donde él está" es "guardar la ley de Dios perfectamente y llevar la cruz de Cristo sobre sí (1 Subida 5,8). Por tanto, la desnudez de Cristo exige que no haya ningún "asi­miento en alguna cosa" (1 Subida 6,1), "porque la criatu­ra atormenta, y el espíritu de Dios recrea" (1 Subida 7,4). Este es el verdadero sen­ti­do de la negación para San Juan de la Cruz.

*  "Dios ha quedado como mudo y no tiene más que hablar, porque lo que hablaba antes en partes a los profetas ya ha hablado en él todo, dándonos al Todo, que es su Hijo” (2 Subida 22,4) Según nos puede responder Dios diciendo: "si te tengo ya habladas todas las cosas en mi Palabra, que es mi Hijo, y no tengo otra, ¿qué te puedo yo ahora responder o revelar que sea más que eso? Pon los ojos sólo en él, porque en él te lo tengo dicho todo y revelado, y hallarás en él aún más de lo que pides y deseas"(2 Subida 22).

 

"La voluntad no se debe gozar sino sólo de aquello que es gloria y honra de Dios y... la mayor honra que le podemos dar es servirle según la perfección evangélica; y lo que es fuera de esto, es de ningún valor y provecho para el hombre" (3 Subida 17,2)

 

Oremos: Señor Dios nuestro, que hiciste de San Juan de la Cruz, nuestro padre, un modelo de abnegación evangélica y un perfecto amador de Cristo Crucificado; concédenos que, siguiendo su ejemplo y su doctrina, lleguemos hasta la contemplación eterna de tu gloria. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

  

16 DE DICIEMBRE:  BEATA MARÍA DE LOS ANGELES. Virgen de Nuestra Orden.

 

Beata Maria de los Angeles

    Maria Anna Fontanella, nació en Turín el 7 de enero de 1661. Ingresó en el monasterio de carmelitas descalzas de su ciudad natal el 1675. Fue repetidas veces superiora de la comunidad y se encargó de formar a las novicias, imbuyéndolas en las enseñanzas de Santa Teresa de Jesús. En medio de sus continuas noches de espíritu, supo dejar incontables ejemplos de amor a Dios. Cultivo la oración con perseverante ahínco. Profesó una devoción singular al glorioso San José, en cuyo honor hizo erigir un nuevo convento de monjas en la ciudad de Moncalieri. Entregó su alma a Dios el 16 de diciembre de 1717 en  Pontoise. El 14 de mayo de 1865 fue Beatificada por el Papa Pío IX.

 

Oremos: Señor, tú que te complaces en habitar en los limpios y sinceros de corazón; concédenos, por intercesión de la Beata María de los Ángeles, vivir siempre en gracia ante tus ojos, para que tengas en nosotros tu morada. Por nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.