Make your own free website on Tripod.com

EL PROMINENTE TEODORO WICKEL KLUWEN

La personalidad más prominente, entre los hijos de holandeses boers, llegados a Chile en 1903, es la de Teodoro Wickel Kluwen, nacido en Gorbea, el 26 de abril de 1911. Sus padres fueron Karen Wickel y Hentie Kluwen.

Sus primeros estudios los hizo en el poblado de Lastarria y luego en Traiguén, para, hacer su enseñanza secundaria en la Escuela Industrial de Temuco. Obtiene una beca para estudiar en la Escuela de Artes y Oficios, en Santiago, donde obtiene el título de Mecánico Industrial. Posteriormente, obtendría el título de Ingeniero de Ejecución, en la Universidad Técnica del Estado.

Fue un destacado educador en la Escuela Industrial de Temuco, y luego en la Sede Temuco de la Universidad Técnica del Estado ejerció como Director. 

Entre 1965 y 1987, ejerció como Consul de Holanda en Temuco. En 1965, participa en el Encuentro Mundial de Cónsules de Holanda, donde es recibido por la Reina Juliana. En 1983, el gobierno holandés lo nombró Caballero de la Orange Nassau, por servicios distinguidos.

Fundó y patrocinó distintas inciativas, tales como el Instituto Chileno Norteamericano de Cultura, la Sociedad de Amigos del Arbol, el Dispensario de Temuco, entre otras. Miembro distinguido de la masonería simbólica, participará también por 54 años en la rama escosesa. 

En 1966 fue declarado Ciudadano Benemérito de Temuco, y en 1982 se le confirió la distinción de Ciudadano Meritorio. En 1955, Gorbea lo declaró Hijo Ilustre. En 1989, fue distinguido por la comunidad de Gorbea. La Universidad de La Frontera, perpetúa su nombre en el pabellón de la Escuela de Ingeniería.

 

 

 

 

 

 

 

Basado en un trabajo de Vicente Villarroel Ramírez (RMCh).