Make your own free website on Tripod.com
Enanos Y Gnomos
GENERO: Homínido
Nombre Científico: Homo diminuensis
Hábitat: Minas y Cavernas
Longevidad: 200 años o más
Medidas: 1 m. de estatura o menos
Distribución: Norte y centro de Europa


Los enanos y los gnomos son muy similares. Tienen el mismo estilo de vida y ambos se asocian a la Tierra, la minería, la forja y la acumulación de tesoros. No obstante, es fácil distinguirlos.

Los enanos suelen medir alrededor de un metro y tienen una constitución achaparrada y desproporcionada. Tienen las extremidades anormalmente cortas y la cabeza y el torso bien desarrollados, con lo cual parecen demasiado grandes.

Los gnomos suelen ser más pequeños y están bien proporcionados.

Los varones de ambas razas tienen barba muy larga y tienden a vestirse igual, con toscas ropas y gorras de color marrón.

Las enanas son muy escasas y poco fecundas, la baja natalidad combinada con el largo período de gestación (18 meses) mantienen la población de enanos reducida.

Los gnomos se enfrentan a problemas similares. El lugar de origen de los enanos es Escandinavia. En él habitan tres tipos de enanos:

Los negros , hoscos y solitarios

Los marrones , más gregarios y, por tanto, más dados a contactar con el hombre; pero son malvados. Tienen la reputación de raptar niños para trabajar en las minas.

Los blancos , son los más difundidos por todo el norte de Europa. Suelen tener mejores intenciones, aunque protegen celosamente su intimidad.

En primavera gustan de organizar banquetes y festejos a la luz de la luna, pero deben ponerse a cubierto siempre antes del alba. Si el sol los sorprende al descubierto, tendrán que aguardar a la noche para volver a su hogar.

Son expertos en minería, tienen una aguda percepción geológica. Detectan casi todo lo que se le pasaría por alto hasta el minero humano más experto, localizando mediante el olfato minas de metales y piedras preciosas.

A enanos y gnomos se les conoce por atesorar codiciosamente sus gemas, metales y bellos objetos. No obstante, si un humano se gana su favor, se mostrarán generosos. En muy raras ocasiones, permiten que los seres humanos se unan a las fiestas y celebraciones que llevan a cabo en sus prodigiosas salas subterráneas y que regresen a la superficie cargados de riquezas.

Aunque los enanos de las montañas son más amistosos que los mineros, muy pocos se relacionan con el hombre, pero como en todo siempre hay excepciones, los barbegazi suizos, cuyo nombre significa barba congelada .

Tienen todo el cuerpo cubierto de pelo blanco y unos pies enormes que les sirven de esquís, y a veces ayudan a los pastores a reunir el ganado. Prefieren vivir a mucha altura, con temperaturas muy bajas y es muy difícil verlos.

Los gnomos son pequeños, de aspecto grotesco y muy simpáticos. Para algunos se trata sólo de una simple fábula; para otros, en cambio, de maravillosos seres capaces de realizar todo tipo de milagros.

Dicen que cada persona es artífice de su propio destino, aunque no está nada mal pedir un poco de ayuda, sobre todo si quien va a prestárnosla es un ser con una inmensa fuerza espiritual. No hablamos de los ángeles sino de los gnomos, también seres de otro mundo indicados para socorrernos. Inspirados en su infinita bondad y simpatía, los duendes pueden darnos esa mano que estamos necesitando para atraer la fortuna, para conquistar un amor que parece imposible y para mejorar algunos problemas de salud.

¿Dónde viven?

Las mitologías orientales los llaman Devas, criaturas extrañas con una escala de valores y una ética alejadas del género humano. Juntos, viven en una dimensión o una frecuencia vibratoria que no todas las personas pueden captar, ya que ellos son quienes eligen a los testigos de su existencia.

Habitan en la tierra, en mundos subterráneos donde reinan como "genios de la fertilidad y de la fortuna" y "espíritus de la naturaleza". Se cree que son ángeles caídos, cuyas travesuras y picardías no les permiten ingresar en el cielo, y cuyos nobles valores y extrema sensibilidad por la naturaleza tampoco los dejan ser candidatos al infierno. Así, en ese nivel intermedio, tienen un sinfín de cualidades: son pacientes, sabios, alegres, traviesos y poseen grandes habilidades para la sanación. Ahora, entre nosotros.... ¡empiece a revisar bien su casa!, porque además de los bosques y troncos de árboles, estas simpáticas criaturas habitan también en los desvanes de los hogares, ya que adoran los objetos viejos, y entre las plantas del jardín o del patio.

¿Cómo son?

A decir verdad, su extrema bondad no se condice con su aspecto. Al verlos, no causan buena impresión por su estética. Son como viejitos arrugados con la tez amarronada o verdosa y portan una gran nariz. Llevan siempre ropa oscura y arrastran sus largas barbas blanquecinas que apenas dejan ver sus bocas. Claro que su tamaño y las hermosas cualidades que los distinguen terminan tiñendo de belleza sus rasgos poco privilegiados. Sucede que estos seres se han mimetizado con el mundo en que viven para no ser descubiertos fácilmente; además, aman la naturaleza. Tanto su hábitat como ellos están cubiertos por un halo de misterio, encanto, humor, júbilo, amor y riquezas.

La misión de los gnomos

Contrariamente a lo que nos sucede a los seres humanos, los duendes conocen su misión desde siempre.

Ese sentido de la vida que las personas buscamos y creemos no encontrar, es el significado mismo de la existencia de estas criaturas: proteger la naturaleza. Los gnomos cuidan las raíces de las plantas, los troncos de los árboles y el bienestar de los animales.

Pero además de cumplir con tan menuda misión, también actúan como ángeles de la guarda y, cuando no habitan en un bosque sin dueño, cuidan a los habitantes del hogar que eligen para vivir. ¿Si tienen poderes para ayudar? No exactamente. Sólo cuentan que ellos son dueños de un antiguo libro de magia y conjuros con el que pueden ayudar a los seres humanos a quienes aman.

Ellos pueden hacer realidad sus sueños Si bien son los duendes quienes eligen a las personas y no a la inversa, sí podemos tener la posibilidad de convocarlos para que nos den suerte y ayuden en ese tema que nos quita el sueño. Un buen comienzo para atraerlos a nuestro hogar es decorar distintos ambientes de la casa con helechos o palmeras, dos de sus plantas preferidas. Después, hace falta entrar en estado alfa, es decir, en una situación de profunda relajación, y tratar de llamarlos con la mente, sin otros sentimientos que los de bondad y limpias intenciones. La oración para convocarlos es la siguiente: "Oh, Lugh, duende mágico, por la intercesión de todos los poderes de la naturaleza, convierte nuestras pobres arcas en rebozantes calderos de prosperidad. Descubre tus secretos y toca nuestro hogar con la vara de la abundancia". Esta es una posible invocación; sin embargo, podemos armar otra con palabras propias, convocando al duende indicado (ver la lista de nombres). Si no se anima a invocarlos, consiga la figura de un gnomo y téngala como amuleto. O bien, coloque debajo de la estatuilla un papel doblado en tres con la gracia que esté necesitando, y al cabo de siete días quémelo para liberar el pedido. Tire las cenizas al agua y no se olvide de agradecer por anticipado la atención.

Llamémoslos por su nombre

Así como las personas nos diferenciamos del resto por un nombre y un apellido, de la misma manera a los gnomos se los distingue por un mote. Lo particular es que su nombre tiene especial relación con la materia de la cual se ocupan y la gracia que ésta puede concedernos. Hay un duende que se encarga de la salud, otro del dinero, otro del amor y así, varios... llame al que necesita y pídale que le otorgue aquello que tanto desea.

Stágoros, es quien cuida de las plantas.

Abaturc, es el protector de los trabajos.

Priscob, es una especie de caudillo que concede todos los deseos.

Truppty, el duende dedicado a los pedidos del amor.

Sumiziuss, el protector del dinero.

Ríscolo, quien vela por la salud, el dinero y el amor.

Jurry, el protector de los niños.

Igor, el duende de la abundancia.

Hatmie, el encargado de cuidar la salud.

Brownne, el protector de toda la naturaleza.

Claus, el que otorga bienestar y armonía.

Urukk, quien protege los sueños de los niños

-Los NIBELUNGOS

Según las antiguas leyendas germánicas son enanos muy ricos que poseen grandes tesoros. Nibelungo se dedican a extraer oro y joyas de las profundas minas significa "habitante de la obscuridad" y según cuentan se dedican a extraer oro y joyas de las profundas minas..

"Enanos"

Cuenta la leyenda que Eulé, un herrero deseoso de tener hijos a los que entregar sus conocimientos, talló a siete de enanos con tierra y piedra. Les dió forma de seres bajos y fuertes.

En la mitología fantástica los enanos son seres obstinados y orgullosos, pertenecientes a una raza noble de semihumanos. Son enemigos de trolls, orcos y gnomos, así como de toda criatura malvada. Han aprendido a hablar varias lenguas, entre ellas la común y la de algunos de sus enemigos. Los enanos no son seres dispuestos a la magia por lo que no suelen lanzar conjuros. La naturaleza no mágica del enano le hace bastante resistente a los conjuros, pero también le da problemas a la hora de usar algún objeto mágico


Ir a Tabla de contenidos