Make your own free website on Tripod.com
Sistema de Inteligencia Weiß: Plantas Insumisas
Instant Karma...Karma 5
Inicio
Que es Weiß Kreuz?
Weiß: Los cazadores blancos
Schwarz: pura energía psíquica
Otros personajes
Weiß Kreuz Glühen
Yaoi en Weiß??
Más allá de Weiß
Productos Weiß
Lyrics
Konekos y mas konekos
Florería Koneko no Sumu Ie
Projekt SIE
Fanart
Fanfiction
la colección de Daji
Encuestas
Sobre Daji Fujimiya Naoe
Links
Copyrights

Nagi abrió los ojos y se encontró solo. La herida en su cuello ardía, y sentía un ligero dolor que no podía explicar...hasta que recordó lo que había pasado la noche anterior.

El chico hundió el rostro en las almohadas y percibió el aroma de Aya...picante, de canela y jengibre, pero dulce, de flores. Las sábanas aún estaban tibias del lado donde había dormido el pelirrojo, por lo que Nagi supuso que se había marchado hacía poco.

Poco a poco, el aroma comenzó a envolverlo hasta que lo hizo caer en un sueño profundo.

*+*+*

Alguien lo jaló de los cabellos.

Otra voz le gritó 'muere'.

A lo lejos, vio a Santiago, quien lo miraba desde lejos. Unos hombres lo sostenían con fuerza a él también. Sus gritos desesperados le hubieran rasgado el corazón a los inquisidores si hubieran tenido alguno.

Entre el ajetreo de la situación, los gritos furiosos de la gente y el miedo, perdió la consciencia por unos momentos. Cuando abrió los ojos, estaba atado a una estaca. Había leña a sus pies.

No entendía que pasaba hasta que sintió el calor de las llamas...

*+*+*

(en la cocina de la casa de Isabela)

-Entonces, todo salió a la perfección, no?- Crawford bebió un poco de café.

-Mejor de lo que esperábamos, lindura.- Isabela le pellizcó una mejilla al estadounidense, quien la miró con molestia.

-No puedo evitarlo! Eres muy lindo!- la mujer se levantó de la mesa y caminó al refrigerador para sacar una jarra de jugo de naranja.

Schuldig entró a la cocina, seguido de Farfarello.

-Buenos días, bellos durmientes!- Isabela se sirvió jugo. -Van a desayunar?-

Schuldig caminó hacia ella. - Claro....-

Farfarello miró a Crawford. -Y Nagi?-

-No ha bajado.- Crawford no despegó los ojos de l periódico.

-No me refiero a eso. Me refiero a 'ese' otro asunto de la droga...estoy loco, pero no idiota.- el irlandés le enseñó a Brad un muñequito de trapo que se parecía mucho a él, con todo y traje blanco y lentes. -De seguro ya se dio cuenta de lo que pasó.- Farfarello se sonrió continuó. -Imagínate...- dijo mientras clavaba una aguja larga en el cuerpo del muñeco.

-De donde rayos sacaste eso! No sabes lo peligroso que es!- Crawford miró fijamente a Farf.

-Calma...-dijo Isabela, -no está preparado...-

Schuldig se echó a reír.

-Ya cállate, alemán idiota!- Crawford se puso de pie y caminó unos pasos.

-De acuerdo, Brad...- Schuldig usó su tono sensual...-ya me callo.-

El pelirrojo miró a Isabela. -A todo esto, Isa...que demonios es esa droga?-

Isabela se rió. -Lo sabrán a su tiempo...-

 

karma 4

karma 6