Make your own free website on Tripod.com
Sistema de Inteligencia Weiß: Plantas Insumisas
I Could Fall in Love (Podría enamorarme)
Inicio
Que es Weiß Kreuz?
Weiß: Los cazadores blancos
Schwarz: pura energía psíquica
Otros personajes
Weiß Kreuz Glühen
Yaoi en Weiß??
Más allá de Weiß
Productos Weiß
Lyrics
Konekos y mas konekos
Florería Koneko no Sumu Ie
Projekt SIE
Fanart
Fanfiction
la colección de Daji
Encuestas
Sobre Daji Fujimiya Naoe
Links
Copyrights

I Could Fall in Love
(Podría enamorarme)
Notas:
Una línea entre dos comillas es que eso es lo que alguien está pensando.
Tomé una canción de Selena: I Could Fall in Love. Por aquello de los derechos de autor: Autor: Keith Thomas. Intérprete: Selena. Album: Selena: Dreaming of You. Pista: 1. 1995 Emi Latin and Emi Records.
Imáginense a Takehito Koyasu cantando esta canción! (Daji se vuelve SD y se desmaya, mientras miles de corazones rojos flotan a su alrededor.)
Espero que lo disfruten!
Advertencias: Yaoi, lemon, violencia sexual.
+++++++++++++++++++
-Que! Eso es demasiado arriesgado!- Ken gritó. -No podemos exhibirnos así! Sabes qué pasaría si alguien nos reconoce!!-
Manx miró con calma a Ken y dirigió la mirada hacia Aya. -Esas son sus órdenes. Persia no quiere que se quejen. No es lo que ustedes quieran, sino lo que se tiene que hacer.-
Omi miró a Aya. -Y quien va a ir, entonces?- Aya le devolvió una mirada fría y dura. -No sé. Supongo que habrá que dejárselo a la suerte...-
-Persia dijo que lo mejor sería que fueran Yoji y tu, Aya. Piensa que serían mas atractivos para los que están detrás de esto.- Manx miró su reloj.-Y no pueden negarse. Son órdenes.- La mirada de Aya se endureció, mientras Yoji inhalaba una enorme bocanada de humo de su cigarro.
-Esto es una locura! Una película! Cada día vamos peor.- Yoji expulsó el humo violentamente.
-De acuerdo. Cuando empiezan las audiciones?- Aya se cruzó de brazos. -Pasado mañana a las 10:30 de la mañana. Esta es la dirección del lugar.- Manx le dio a Aya un papel. -Aquí? Es un hotel muy caro...- Aya arqueó una ceja, divertido. -Parece que no estará tan mal...-
Yoji comenzó toser, ahogándose con el humo del cigarro. -Cómo que no?! Yo no pienso ir. En primera, no puedo exhibirme así y en segunda yo no voy a misiones en las que no estén involucradas mujeres. Ok?- Aya miró a Yoji. -Cállate. Son órdenes.-
Son órdenes. Como odiaba Yoji esa frase.
++
-Vaya. Vino mucha gente.- Aya parecía tan tranquilo como siempre, mientras Yoji moría de nervios.
-Demasiada para mi gusto...-Yoji replicó en un tono bastante molesto.
-Buenas tardes...Vienen a la audición?- Una mujer de pelo largo y de un rubio demasiado extraño les preguntó. -Sí.- Aya respondió fríamente. "No seas tan frío, Aya....!"
-Cuando empezamos?- Yoji trató de hacer menos evidente el hecho de que Aya era un hielo.
-En diez minutos.- la mujer les sonrió. -Sus nombres?- Nombres. Los nombres falsos. -Shigeru Saakamoto.- Yoji le sonrió a la mujer, quien se sonrojó en respuesta. -Y tú?-
El pelirrojo contestó molesto. -Ryu Takahashi.-
-Ok. Los dos están inscritos. Esperen a que los llamen.- Los dos asesinos asintieron. -Ryu...podrías comportarte por favor? Tiene que parecer que quieres estar aquí. Tu mismo me lo dijiste.-Ya sé. No pensé que tanta gente estuviera aquí. Es todo. Yoji se sorprendió. Acaso Aya estaba nervioso? Aya? No. Imposible. Aya tenía los nervios más fuertes del mundo. -Nevioso...?- Yoji trató de disfrazar su curiosidad con un tono de broma.
-Las audiciones siempre me han puesto nervioso.-
"Siempre?"
-Cómo que siempre?- Yoji no entendía a que se refería Aya.
-Cuando tenía unos diecisiete iba a muchas cosas como esta.-
Alto. Aya nunca hablaba de sí mismo.
Alto. Aya se estaba abriendo a Yoji?
Yoji sintió un nudo en el estómago. Miro a Aya, directamente a los ojos. Por un segundo creyó ver algo...un brillo de calidez. No. Eran solo alucinaciones suyas. Los ojos de Aya eran igual de fríos que siempre.
-Y porqué? Querías ser actor?-
-Cantante. A Aya-chan le encantaba que le cantara cuando no podía dormir y me metió en la cabeza que sería muy famoso. Ya sabes, tonterías de adolescente.- La voz de Aya pareció suavizarse, solo  un poco. -Caray. Nunca me lo hubiera imaginado. Tú, cantando en algún escenario famoso del
mundo. Suena raro...pero no hubiera estado mal.- Yoji estaba agradecido con Aya por haberle dicho algo tan personal.
Aya no respondió. De repente se sintió mareado. No estaba acostumbrado a hablar así con nadie.
Menos con Yoji.
Pasaron algunas horas, y Aya y Yoji no habían vuelto a pronunciar una sola palabra. Varios muchachos habían pasado ya a su audición.
-Shigeru Saakamoto y Ryu Takahashi!-
-Vaya, vamos a pasar juntos.- Yoji apagó su cigarro. Aya lo miró de reojo y se dirigió al salón donde estaban haciendo las pruebas. El rubio lo siguó.
Ya ahí, les dieron una hoja, en la que estaban los parlamentos que debían decir.
-Que! No...no es posible...Una escena romántica! Contigo!- Yoji no podía creer lo que acababa de leer. -Cállate. Quieres el papel, no?.- Aya había vuelto a su frialdad usual, lo cual puso más nervioso a Yoji. -No te ofendas, Ryu, pero no beso hombres.- Rayos! Aya era un actor nato.
De eso no cabía duda. No ponerse nervioso por besar a un hombre!
-Pues ni modo, esos son los parlamentos y si quieres el papel tienes que hacerlo bien.-
El director apareció. -Bien, jóvenes...mmmm...Ryu y Shigeru, cierto? Cuando estén listos.-
Yoji tragó saliva. -De acuerdo...- Maldición. No iba a besar a Aya. No y no.
-Nunca pensé que te diría esto...Nunca creí que tendría el valor...de...- Aya había comenzado con sus líneas. Yoji respiró hondo y comenzó también.
-Esperé mucho tiempo para oír eso de tus labios...- Que!!! Eso solo se lo había dicho una vez a alguien. A Asuka...
-Yo...yo...- Aya lo miró de una forma muy extraña. Sus ojos habían perdido toda su usual frialdad. -Te amo. Siempre te he amado.- Yoji trató de guardar la compostura. "Esto es solo una actuación. Aya no está declarándome su amor...calma..."
-Yo también te amo. Dame...- las palabras no querían salir. Yoji trató de imaginarse que el era su personaje, no Yoji Kudou. Pareció funcionar.-...dame tus labios...por favor...-
Aya cerró los ojos, y Yoji se inclinó para...ratas...besarlo...cerró los ojos también. Se sorprendió de que los labios de Aya no fueran fríos o duros, por el contrario, eran tibios y muy, muy suaves. "Es una actuación. Por el bien de muchos de los jovencitos que están aquí."
Yoji repitió esto una y otra vez hasta que se convenció. Se dedicó a besar a Aya tal y como tenía que hacerlo según el personaje. Aya le contestaba el beso, lo que hizo reflexionar a Yoji.
Ese beso estaba muy bien actuado. Si la familia de Aya no hubiera muerto, tal vez el único lugar donde habría visto a Aya sería en una película o en un concierto.
Aya se apartó de Yoji. -Gracias. Gracias amor, por amarme así.-
Yoji sonrió. -Te quiero.-
-Maravilloso! Son los mejores que han venido!- El director los sorprendió son su grito. Yoji miró al hombre y suspiró. Todo había salido bien. -Bueno...no estuvo mal, Ryu. Tu que dices?-
Aya lo miró sin responder. Se levantó y salió del salón. Yoji no lo siguió. Supuso que Aya estaba incómodo por el contacto tan cercano.
Aya entró al baño. Se paró frente al lavamanos y abrió la llave. Se mojó la cara con agua fría.
"Porqué? Porqué con Yoji? Si hubieran sido Ken u Omi...pero...Yoji..."
Se mojó de nuevo la cara. Aya se miró al espejo. Entre las gotas de agua que le corrían por el rosto, corría una lágrima también.
+
-Y cómo les fué?- Ken les preguntó a Aya y Yoji cuando regresaron a Koneko. -Parece que nos escogieron para la siguiente audición. Y si logramos pasar esa, entonces vamos a conocer a quien maneja esto. Después, solo es cuestión de hacer nuestro trabajo.- Nuestro trabajo...-No me
gusta que hables así de matar, Aya. Ya lo sabes.- Ken odiaba que Aya tomara tan a la ligera esto de ser asesinos.
Aya no respondió y se fué a la cocina. -Que tipo de escena hicieron, Yoji-kun?- Yoji miró a Omi.
El pequeño e inocente Omi. -Ahhh...fue una escena...simple...-
-Romántica.- Aya había regresado, tenía un vaso con agua en la mano. Ken y Omi miraron a Aya, boquiabiertos. Yoji sintió que toda la sangre se le iba a la cara. -Romántica...? Yoji-kun...-
Omi no atinaba a decir nada más. -Fue solo actuación. Además es parte de la misión. No piensen cosas que no son.-
"Aya al rescate". Yoji se sintió más tranquilo.
-Se besaron?! Dime que no! Por favor!- Ken tenía una cara de susto que no podía con ella. -Está bien. No nos besamos.- Aya replicó, y se tomó el agua del vaso. -Se besaron! DIOS!!!-
-Fue solo actuación.- Yoji no pudo decir nada más.
++
Que rayos le pasaba? Porqué no podía dejar de pensar en los labios de Aya? En su sabor?
Su calor?
Mientras el agua tiibia de la regadera le corría por el cuerpo, Yoji trató de tranquilizarse.
-No pienses tonterías, Kudou. Actuación. Solo eso.-
++
Yoji abrió los ojos en medio de la obscuridad. -Maldito seas, Aya. Ahora no puedo dormir por tu culpa.-
El asesino de ojos verdes se levantó y se puso unos boxers negros. No podía ir a la cocina desnudo.
Ese era el único inconveniente de dormir sin ropa.
Cuando se acercó a la cocina, escuchó una voz cantando. Omi? A Omi le gustaba tararear melodías.
No. La voz era de alguien mayor. Ken? No. No era Ken.
Aya....?
Yoji se asomó ligeramente a la cocina. Ahí estaba Aya, sentado.
-I could lose my heart tonight, (podría perder mi corazón esta noche)
if you don't turn and walk away... (si no te das la vuelta y te vas)
'cause the way I feel I might (porque como me siento puedo)
lose control and let you stay... (perder el control y dejar que te quedes.)
'Cause I could take you in my arms (Porque podría tomarte en mis brazos)
And never let go.- (Y nunca dejarte ir.)
 
Yoji había oido esa canción. Era de Selena.
 
-I could fall in love with you (podría enamorarme de ti)
I could fall in love with you (podría enamorarme de ti)-
"Podrías enamorarte...De quién, Aya?"
La voz de Aya estaba llena de emociones. Emociones que Yoji no pensó estuvieran en ese corazón frío.
 
-I can only wonder how (Solo puedo imaginar como)
touching you would make me feel. (tocarte me haría sentir.)
But if I take that chance right now, (Pero si me artevo)
tomorrow will you want me still? (me querrías mañana aún?)
So I should keep this to myself, (Así que debo guardarme esto)
and never let you know...- (y no dejar que tu lo sepas jamás.)
"Te amo. Siempre te he amado."
"Se sorprendió de que los labios de Aya no fueran fríos o duros, por el contrario, eran tibios y muy, muy suaves."
No era posible! Eso había sido una actuación. No, no y no. "No soy gay. Me gustan las mujeres. Mucho. Por eso he estado con tántas. Por eso soy severo con los hombres. No soy gay."
 
-I could fall in love with you (podría enamorarme de ti)
I could fall in love with you (podría enamorarme de ti)
And I know it's not right, and I guess I should try (Y sé que no es lo correcto, y creo que debo tratar)
to do what I should do. (de hacer solo que debo.)
But I could fall in love (pero podría enamorarme de ti)
Fall in love with you (podría enamorarme de ti)
I could fall in love with you (podría enamorarme de ti)-
 
No es lo correcto, pero podría enamorarme de ti.
"No, no podría enamorarme de ti, Aya. No."
 
-So I should keep this to myself, (Así que debo guardarme esto)
and never let...you...- (y no dejar que...tu...)
 
Aya no pudo terminar la canción. Un sollozo se le escapó de los labios.
Aya? Llorando?
No. No era posible...o sí? "Iré? No...no creo que se sienta cómodo. No debo ir."
Yoji se dio la media vuelta, y en silencio se fue a su habitación.
Aya se quedó solo, y no supo que el rubio había estado ahí.
Aya se quedó solo, llorando, por primera vez en mucho tiempo.
Aya se quedó solo, y un susurro se le escapó de los labios.
-Yoji...Así que debo guardarme esto y no dejar que tu lo sepas jamás...-
+++
Unos días después, el celular que habían conseguido especialmente para esta misión sonó.
Aya contestó.
-Diga?
-Si...con Ryu Takahashi?
-Él habla. En que puedo ayudarle?
-Ryu, soy la secretaria del director Murakami. Llamaba para avisarte a tí y a tu amigo Shigeru que están aceptados para la siguiente prueba. Vayan mañana al hotel otra vez. A las 12 del día.
-De acuerdo! Muchas gracias!
-Hasta luego.
-Hasta luego!
Aya suspiró. "Rayos."
-Que dijeron, Aya?- Yoji se acercó a Aya.
-Mañana a las 12 del día, en el hotel.
Fue todo lo que Aya dijo. El pelirrojo se fue en silencio.
+++
-Son muy pocos, no?- Yoji miraba a los demás muchachos que estaban en el lobby del hotel.
-Supongo que no quiere llamar demasiado la antención...citar a más sería tener más gente de  quien cuidarse...-
Aya tenía razón. El que manejaba esto era listo. Tenía muchos guardias vestidos de civiles para evitarse problemas. Había cámaras escondidas. Todo estaba calculado.
-De acuerdo! Todos atención!- La secretaria del director se paró en medio del lobby. -La siguiente prueba es de canto. Ahora, pasen todos juntos al salón de la vez pasada. Ahí los van a oir. Gracias!-
Todos los hombres que estaban ahí para la prueba pasaron al salón.
"Cantar...maldición...no sé cantar." Yoji estaba seguro de que le iría mal.
++
Pero, sin duda alguna, no TAN mal. Casi nadie cantaba bien. De hecho, de los veinte que eran, y diecinueve que habían pasado, solo el y un muchacho de pelo negro no lo habían hecho tan mal.
-Ryu Takahashi!
Aya fue el último en pasar.
Se paró frente al micrófono, todas las miradas estaban sobre él. Ahora qué? Que canción?
Aya respiró hondo.
-I could lose my heart tonight,
if you don't turn and walk away...
'cause the way I feel I might
lose control and let you stay...
'Cause I could take you in my arms
And never let go.-
Todos los presentes aplaudieron estruendosamente cuando Aya terminó de cantar. Todos supieron quien sería el elegido para el papel.
-No tengo mucho que decir. Felicidades, Ryu! Los demás, gracias por venir. Lo hicieron bien. En cuanto tengamos algo para ustedes, nos comunicamos. Gracias.- Mientras que Aya se quedó hablando con el director, la secretaria de éste acompañó a los diecinueve restantes fuera del salón.
-Tardará mucho?- Yoji le preguntó a la secretaria. -Quien? Tu amigo?- Yoji asintió. -Creo que el y el director se van a ir a ver a los productores, o a los otros actores. No estoy segura. Porqué no te vas a tu casa? Supongo que van a tardar.- Yoji sonrió. -Gracias.-
+
Aya sabía que esta misión estaba a punto de empezar en serio. Estudió cada movimiento, cada palabra de ese hombre estadounidense. Él era el blanco.
Estaban los dos hombres solos, sentados en un estudio de una casa muy, muy lujosa. "Infeliz...todo esto lo compraste con el sufrimiento de esos muchachos..."
-Ryu...seguro no quieres tomar nada?- El productor le preguntó. -No, gracias. Estoy bien.-
-Como sabes, este proyecto es lo que llaman "cine de arte". Se exhibe solo en salas privadas.-
El tal productor se levantó de su silla y acercó a la silla donde Aya estaba sentado. Se paró detrás de la silla. -Dime, tienes novia?- Aya suspiró. -No.- El hombre se río suavemente. -Novio?-
Aya se cruzó de brazos. -No.-
El hombre le acarició el cabello. -Porqué? Eres un chico muy guapo...- A Aya le incomodaba el contacto de este tipo, pero trató de controlarse. -No tengo tiempo. Quiero ser actor, Black-san.- El hombre se rió de nuevo.
-Cierto...Pero no me llames Black-san, precioso.
llámame Michael. Ese es mi nombre.- El tipo bajó su mano al hombro de Aya, luego a su pecho. Aya no pudo evitar contener la respiración. -Calma...va a gustarte...-
Aya recuperó la calma. -Creí que veníamos a hablar de negocios...- Aya trató de apartarse, pero el hombre le tomó el brazo con fuerza. -Y de eso vamos a hablar.-
Otros cinco tipos entraron con armas. -Vas a trabajar para mí. Llamarás a tu amigo y le dirás que hoy mismo te vas con el equipo a Estados Unidos...y nada más. Entendiste, rojo?-
Esto no había salido como Aya lo había planeado. En fin. Algo se le ocurriría.
++
-Cómo pudiste dejarlo solo!?- Ken no cabía en si de enojo. -Sabes que puede pasarle?- Yoji no entendía como diablos había cometido tal estupidez. Como dejó solo a Aya? Un Weiß nunca abandona a su compañero. Como lo dejó?
-Lo importante es saber dónde está. Ya hay agentes especiales de Kritiker buscándolo. Tal parece que se fue en un carro negro al sur de la ciudad. Iba con el director y la secretaria.- Omi trató de calmar a Yoji y a Ken. -Verán que todo sale bien.-
"Aya...perdóname..."
+++++
Cuántas veces lo habían hecho? Ya no podía saber.
La primera había sido muy dolorosa. El hombre se había empeñado en lastimarlo.
Habían vendido su virginidad muy cara.
-No muchos llegan aquí siendo vírgenes, rojo...el alemán pagó mucho para ser el primero en...
Lo hicieron muchas veces más, muchos hombres distintos.
-Vamos a entrenarte, rojo...No puedes llegar al negocio siendo ignorante en esto de...-
Entrenarlo.
Las siguientes habían sido dolorosas también, pero cada vez menos.
"Yoji...donde estás?"
+++++
-Van más de dos semanas y no aparece.- Omi estaba el borde de las lágrimas.
-Tenemos agentes buscando por toda la ciudad. No salieron de Tokio. Eso es seguro.- Manx no podía ocultar su preocupación.
-Fue mi culpa...- Yoji miró a Manx fijamente. -Fue mejor. Así, no los tienen a los dos. Es más fácil que ustedes tres rescaten a Aya a que Omi y Ken hubieran tenido que buscarte a tí también. Calma. Lo encontraremos.-
Calma? Como iba a calmarse si él había dejado solo a Aya?
No es lo correcto, pero podría enamorarme de ti.
Aya...Porqué Aya?
+++++
Su primer cliente formal. Estaba obligándolo a hacer cosas horribles.
El cliente le dijo que quería verlo llorar. Él trató de no derramar una sola lágrima. Pero no pudo.
-Ya no...por favor...ya no...-
-Cómo que no! Estoy pagando MUCHO por esto. Voy a hacerlo cuantas veces quiera!-
-Por favor...no...-
"Yoji...donde estás?"
+++++
Yoji...donde estás?
Yoji gritó y se sentó violentamente en la cama. No podía ser. Había escuchado a Aya. Claramente. Había sido solo un susurro, pero estaba seguro de que lo había oído. Lo había visto. Estaba llorando en la esquina de una habitación, cubierto solamente por una sábana sucia.
-Yoji? Estás bien?- La voz de Ken venía del otro lado de la puerta.
-Sí.
-Seguro?
-No...
Ken abrió la puerta. -Que pasó? Pesadillas?- Su voz estaba fría. Así había estado la últimas dos semanas. -No sé...-
Ken entró y cerró la puerta. -No te preocupes. Vamos a encontrarlo. En serio.- Esa sí era a voz de Ken. Dulce y amable. -Fue culpa mía, Ken.-
-No. Fue culpa de todos. Omi y yo deberíamos haber ido como apoyo. Y no lo hicimos. Y Aya no debió ir. Así que, en realidad los cuatro tenemos la culpa.-
-Lo oí. Lo ví. Me estaba llamando.-
Ken le sonrió. -Calma. No te preocupes.-
Una lágrima corrió por la mejilla de Yoji.
-Ken...Creo que amo a Aya...
-Ya lo sé.
+++++
Otra semana.
Ya no lloraba. Ya no suplicaba. Solo dejaba que hicieran con el lo que quisieran. Era más fácil. Así no lo lastimaban.
Tenía nombre? Mmmmmm...nombre...tenía uno, pero no lo recordaba. Rojo. Bebé. Gatito. Precioso.
Así lo llamaban. Pero no por su nombre. Ryu? No...no era ese...o sí...?
Tenía familia? Mmmmmm...familia...debía tener alguna, pero no la recordaba. Tal vez estuviera muerta.
Tenía amigos? Mmmmmm...amigos...no. No podía hablar con los otros muchachos.
Tenía miedo? Mucho. Muchísimo. Pero nada podía hacer.
+++++
-Lo tenemos localizado. Está en una casa en uno de los lugares mas elegantes de Tokio. Es un burdel donde pagan precios muy altos por los muchachos. Parece que este fin de semana se lo llevarán a otro lugar, así que mañana mismo irán por él. Estudien bien los planos del lugar. Hay varias posibles rutas de escape marcadas, pero sé que ustedes podrán encontrar otra.
Tienen hasta las 11 en punto para salir con Aya. La policía llegará a las 11:10. Si algo pasa, tienen cinco de esos diez minutos de sobra. Suerte, Weiß.- Manx miró su reloj, tomó sus cosas y se retiró.
Yoji, Omi y Ken hubieran preferido ir esa misma noche. Pero como Manx dice, órdenes son órdenes.
+++++
Ya había aprendido a satisfacer a sus clientes. Y tenía muchos.
-Gatito...rojo precioso...no te distraigas...
"Donde estás...?" A quién llamaba? Ya no lo recordaba. Se le había vuelto costumbre pensar eso.
Pero tal vez no llamaba a nadie y solo lo hacía para sentirse mejor.
-Canta, rojo precioso...canta...
-I can only wonder how
touching you would make me feel.
But if I take that chance right now,
tomorrow will you want me still?
So I should keep this to myself,
and never let you know...-
+++++
-Siberiano...Crees que deberíamos haber ido los tres juntos, no?
-Si, Bombay...me preocupa que algo le pase a Balinés....
-Él estará bien. Yo sé que sí.
+++++
Esa voz. Él la conocía...
"Nunca pensé que te diría esto...Nunca creí que tendría el valor...de..."
"Esperé mucho tiempo para oír eso de tus labios..."
"Yo...yo...Te amo. Siempre te he amado."
"Yo también te amo. Dame tus labios...por favor..."
"Gracias. Gracias amor, por amarme así."
"Te quiero."
-So I should keep this to myself, and never let you know...-
Aya...era Aya. Estaba cerca. Podía sentirlo. Oía su voz.
Se acercó a una puerta.
-Canta más rojo, más...
Yoji supo que ahí estaba Aya.
Abrió la puerta despacio, para no hacer ruido.
Entró a la habitación y vio a Aya.
Vio al hombre que estaba sobre el pálido cuerpo del pelirrojo.
Se sintió morir.
Pero decidió matar a ese desgraciado.
Con pasos felinos se acercó a la cama. Con su alambre rodeó el cuello del pervertido ese y en un movimiento fuerte y rápido, jaló. Se oyó un crujido. Le había roto el cuello. Yoji aventó el cuerpo hacia un lado. El pelirrojo lo miró, asustado.
Aya iba a gritar, pero Yoji le tapó la boca. -No te asustes...Aya...calma-
Aya estaba llorando. Tenía miedo. -Vine a sacarte de aquí...No llores, Aya. No voy a lastimarte...soy yo...Yoji...-
"Donde estás...?"
Ese pensamiento llegó otra vez.
"...donde estás...?"
"Yoji."
"Yoji...donde estás"
-Yoji...?-
Aya parecía no reconocerlo. -Calma, Aya. vas a estar bien.-
Yoji se quitó el abrigo y se lo puso a Aya. Luego, levantó al pelirrojo en sus brazos y prendió su comunicador. -Lo encontré. Vámonos.-
+++++
Aya parecía no recordar nada. Hacía dos días que lo habían rescatado y no reconocía a ninguno de sus compañeros.
Yoji lo cuidaba con mucho empeño y cariño. Ken sabía porqué, y Omi lo sospechaba.
Lo único seguro era que Aya no recordaba nada más que el miedo y el dolor.
Hasta esa noche.
Yoji había estado bebiendo. No podía soportar más. Estaba en su habitación, llorando, sentado
en el piso. El dolor y el arrepentimiento no lo dejaban.
En eso, la puerta se abrió.
-Yoji...ya te he dicho que no me gusta que bebas así...-
Yoji miró hacia la puerta. -Aya...?-
Aya entró y cerró la puerta. -Ran...llámame Ran. Ese es mi nombre, no?-
Ran. Yoji nunca había llamado así al pelirrojo.
-Ran...yo...
-No te disculpes...las cosas pasan porque deben pasar. Ya estoy mejor. Por lo menos ya recuerdo todo ántes de...
Ran no podía decirlo. No podía...
-...de que...
La mejor terapia era enfrentarlo.
-...me...violaran...
Las lágrimas fluyeron por las mejillas de Yoji.
Ran se acercó y se sentó junto al rubio. -Yoji...tengo miedo...miedo de cerrar los ojos, miedo de abrirlos, de voltear y verlos...mirándome así...tengo miedo de que me toquen otra vez, porque me lastimaron...porque me quitaron mi virginidad así...Porqué así?- Un profundo sollozo salió de su pálido pecho. -No dejes que me hagan daño... Yoji, por favor...protégeme...-
"Protégeme."
-No te preocupes...nunca van a lastimarte de nuevo. No mientras yo viva. Ni después. Siempre voy a cuidarte.-
 
Yoji abrazó a Aya delicadamente.
 
"Porqué no enamorarme de tí, Ran?"
 
-Protégeme por favor...
-Siempre.
-De verdad?
-Te lo juro.
-Te amo, Yoji...
-Y yo a tí, Ran.
-Puedo dormir contigo? Tengo miedo...
Yoji sonrió. -Cuando quieras...yo te cuido...Siempre lo haré.-
+++++++++++++++++++
Ahhhh!!! No pensé que la historia fuera a tomar un curso tan feo para el pobre de Aya.
Aya: Oye!!! Que te pasa! Porqué me violaron en esta historia? Además...porqué Yoji y yo...!
Daji: No repeles. Yo soy la escritora y tengo derecho.
Yoji: No. No tienes derecho! Eres una mala persona, Daji. Aya no merece que lo traten así. No es justo!
Daji: No te enojes. Porqué te molesta tánto? Eh? Eh?
Yoji: Pues...
Daji: Ya sé! SON NOVIOS!
Aya: Mmmmm...no...este...
Yoji: Pues...pues...
Daji: (se vuelve SD y danza alrededor de Aya y Yoji) Son novios! Son novios! Son novios!
(Aya corre y se vá. Yoji le sigue).
Daji: Jeje...este es el fin de la historia. Son novios! Son novios! Son novios! Jejeeee!