Make your own free website on Tripod.com
Sistema de Inteligencia Weiß: Plantas Insumisas
Milerna
Inicio
Que es Weiß Kreuz?
Weiß: Los cazadores blancos
Schwarz: pura energía psíquica
Otros personajes
Weiß Kreuz Glühen
Yaoi en Weiß??
Más allá de Weiß
Productos Weiß
Lyrics
Konekos y mas konekos
Florería Koneko no Sumu Ie
Projekt SIE
Fanart
Fanfiction
la colección de Daji
Encuestas
Sobre Daji Fujimiya Naoe
Links
Copyrights

Dos figuras están mirando los cuneros en un hospital.
 
-Ahí está. No es bello? Hace seis meses lo odiaba. En ese momento, huberia dado todo por que se muriera. Pero hoy pienso diferente.
-Fue horrible que pensaras eso.
-Si. Lo sé.
 
Ella hace una pausa, mientras él observa con atención al bebé. Ambos son desconocidos, pero hablar no le hace daño a nadie. Sobre todo si nunca volverás a ver a esa persona que te cuenta algo tan privado.
 
-Mira! Está abriendo los ojos. Azul profundo...como los de su papá.
-Donde está el?
-Ni idea. Se largó cuando le dije que esperaba un bebé.
-Que maldito...eso está mal. Yo no haría eso.
-Claro que no. Se ve que eres un hombre responsable.
 
Él le sonríe a la chica.
 
-Como se va a llamar tu niño?
-No sé. No me voy a quedar con él...aunque eso es lo que más quiero. Mis papás no me van a dejar. Ya sabes...las apariencias...que si la sociedad y sus amigos snob...los odio. Yo quiero a mi bebé. Pero soy menor de edad. Tengo 16.
-Pero es tu hijo...
-En Servicios Sociales ya se van a encargar de encontrar una familia que lo adopte. Espero que le vaya muy bien y que lo quieran mucho.
-Quieres a tu bebé, no? Lucha por él.
-Mejor no. No quiero encariñarme con el. Luego no voy a querer dejarlo ir. Ésta es la primera y última vez que lo veo. Ni siquiera le voy a dar de comer. No quiero abrazarlo...ya te dije que no lo dejaría ir y me metería en problemas.
 
Él mira su reloj.
 
-Disculpa. Tengo que irme. Pero...piensalo bien...
-Bueno...gracias por escucharme. Perdona por quitarte tu tiempo.
-No te preocupes. De verdad...espero que tomes la decisión correcta.
-Tu tienes hijos?
-Uno. Tiene seis años. Los hijos son un tesoro. No dejes al tuyo.
  Pero...dime...Como te llamas?
-Milerna. Y tu eres...
-Nagi.
-Nagi? Me gusta tu nombre. Sabes...? Mi bebé se va a llamar Nagi...Nagi Naoe.
**************
Ende