Make your own free website on Tripod.com

HISTORIA

En los campos del Gimnasio Moderno nació el primer campeón del fútbol colombiano. Fruto de la iniciativa de un grupo de estudiantes bachilleres que después de estar jugando juntos por varios años, deseaban mantener los lazos de amistad que los habían unido. Y la mejor manera de hacerlo, era través de una sana diversión deportiva: el fútbol.

Fue así como el equipo de exalumnos del Gimnasio moderno F.B.C., que usaba uniforme blanco con franja azul, comenzó a abrirse camino enfrentando equipos de colegios bogotanos, uno de ellos denominado el Atlético Chapinero, conformado por exalumnos del Liceo de la Salle y de la Escuela Ramírez.

Las derrotas eran continuas, por lo que el conjunto debió reforzar sus huestes para dar cabida a jugadores con mejores cualidades deportivas, procedentes de otros colegios. Poco a poco el equipo tomó prestigio, por lo cual se pensó en que se necesitaba una orientación técnica y una bases que lo sostuvieran.

En 1941 fue inscrito en la Asociación Deportiva de Bogotá, donde participó en un torneo de segunda división entre el 23 de marzo y el siete de septiembre quedando subcampeón a pesar de haber terminado invicto el campeonato. Obtuvo 14 puntos, producto de siete empates.

El primer plantel estuvo integrado por Rafael Urdaneta, Pablo Valenzuela, Alfonso Martin, Alvaro Martín, Luis Robledo, Ernesto Gamboa, Eduardo Lleras, Octavio Hernández, Gonzalo Rueda, Tito Haim y Luis E. Arreaza.

Más adelante el conjunto fue reforzado por Luis Carlos Reyes, César Payán, Hernán Mora, Jorge Méndez, Tulio Gutiérrez, Guillermo Escobar y Eusebio de Mendoza.

Pero instituir el club no fue fácil: hubo una serie de requisitos y trámites que pasar con gran esfuerzo. Uno de ellos, el de los colores distintivos del equipo. Y fue precisamente Alvaro Gómez Hurtado, el líder conservador, aficionado a morir del fútbol, quien propuso la camiseta blanca con chaleco rojo, pantaloneta blanca y medias rojas, después de haber visto jugar al Arsenal de Inglaterra.

Tras toda la tramitología requerida, el 28 de febrero de 1941 en el Café Rhin (hoy Café Pasaje), punto de reunión clásico ubicado en la Plazoleta de El Rosario en el centro de Bogotá, se estableció por medio de acta la creación del club con carácter meramente deportivo, sin ánimo de lucro y con sede en la capital: "Club Independiente Santa Fe". En esos tiempos Santa Fe jugaba en terrenos cercanos a Bogotá, uno de ellos el inolvidable campos de "El Litográfico", donde enfrentaba equipos inscritos a la Asociación, entre ellos el más aguerrido, la "Legión Militar de los Taxis Rojos", un conjunto de muy buen nivel. Entre los otros estaban Universal y Litográfico.

Poco a poco aparecían más seguidores que acompañaban cada domingo al equipo en sus partidos y la prensa capitalina proclamaba que Santa Fe debería jugar en la primera categoría de la A. La escuadra albirroja tomó fuerza y la afición creció.

Después fue inscrito en la Liga de Cundinamarca para participar en el torneo que se organizaba en ese entonces a nivel departamental y que se jugaría entre el 10 de mayo y el primero de noviembre de 1942. El reto era grande y la competencia muy dura y desde entonces hubo de hacer cambios en el equipo. Nuevos jugadores con mejores condiciones fisicas y técnicas fueron reemplazando a la nómina de fúndadores, cuyos integrantes pasaron a ocupar la junta directiva del club. Algunas de las novedades del equipo fueron los hermanos Enrique y Guillermo Lara Hernández, Hernando Mariño, Guillermo Martínez y Alberto García del Diestro.

Hizo su presentación contra la poderosa Universidad en encuentro que ganó por 7 a 4. Luego cayó ante Albión 4 a 2, derrotó al San Lorenzo 3 a 0, goleó al Texas 10 a 3 y fue doblegado por el "poderoso" América por 2 a 0, a la postre el campeón. Pero el hecho más sobresaliente en 1942 lo constituyó la contratación del famoso entrenador inglés Jack Greenwell, veterano jugador que había dirigido al Manchester United y a los seleccionados español y peruano. Con este último equipo había obtenido el título de campeón suramericano en 1939. Desafortunadamente cuando regresaba de un entrenamiento en la Quinta Mutis, falleció de un ataque cardíaco a pocos meses de estar en Bogotá. La campaña en la primera división de la Liga fue satisfactoria. Santa Fe quedó subcampeón a tres puntos del América. En el torneo sólo participaron seis equipos y se jugó una vuelta. Duró seis meses. En 1943 se iniciaron las confrontaciones interdepartamentales de primera categoría. La primera de ellas tuvo lugar en El Campín, el 21 de marzo, contra la Selección Santander. El marcador final fue empate 3 a 3. Por otra parte, la actividad local se intensificó. Nuevos jugadores ingresaron al Club. Se formó el Santa Fe II, que ingresó a la segunda categoría Asociación, coronándose campeón.

Ese mismo año se jugó el primer clásico de la historia, en desarrollo del torneo oficial de la Liga de Cundinamarca: el marcador fue 4 a 1 a favor de Millonarios, equipo capitalino que se convertiria en el eterno rival de Santa Fe.

Con la tercera confrontación interdepartamental se inició 1944. Un doblete en El Campín: el Gran Colombia de Medellín vence a la escuadra roja por 3 a 2, mientras el Junior de Barranquilla golea a Millonarios por 4 a 1. Santa Fe obtiene nuevamente el subcampeonato al concluir la Liga, a sólo dos puntos del campeón Millonarios.

Ese mismo año se destacó la formación de las divisiones inferiores de Santa Fe, dirigidas por JorgePeñaranda, un santafereño especializado fútbolísticamente en Inglaterra. El 13 de agosto de 1944 el grupo de niños hizo su exhibición en un partido preliminar en el estadio El Campín.

Para el siguiente año el equipo fue reforzado. Se intensificaron los partidos con escuadras de otras ciudades. Un total de 13 confrontaciones, la mayo cifra registrada en todo el historial santafereño anterior al profesionalismo. El balance general fue bastante pobre: se ganaron 3 choques, 3 se empataron y 7 se perdieron.

El éxito del año fue el triunfo sobre los "Diablos Rojos del América" 4 por 2, el 20 de junio, en el estadio El Campín. En el torneo de la Primera División de la Liga, Santa Fe se clasificó tercero. Para 1946 los encuentros interdepartamentales disminuyeron con relación al año que había pasado Lo fúndamental es el inicio de los intercambios a nivel internacional. El 24 de febrero de 1946, al cumplir cinco años de fundación, Santa Fe vence por 1 a O al equipo Panamá de Guayaquil en el estadio El Campín, en su primer triunfo internacional. Luego enfrenta a los cuadros Orión de Costa Rica Sucre de Lima. La campaña con foráneos resultó pródiga para los seguidores santafereños y para el fútbol nacional. Durante esta temporada se vincularon nuevos jugadores que se hicieron famosos en el equipo. Llegaron a las filas santafereñas Melo, Tascón, Pidrahita, Jaime Cardona y Lucio Andrade.

En el torneo de primera, Santa Fe conserva el tercer puesto logrado en 1945, en un campeonato en don participaron seis equipos. Las divisiones inferiores dirigidas por Jorge Peñaranda obtuvieron los titulos en la categorías tercera y juvenil.

Las malas noticias llegaron en 1947 con la muerte del presidente del Club, Carlos Frank, quien con una actitud desinteresada luchó por el continuo perfeccionamiento del equipo cardenal. Pero la crisis fue superada gracias al entusiasmo de los seguidores y a la colaboración de los integrantes del conjunto. Santa Fe era ya un equipo de prestigio en donde militaban varios de los mejores jugadores del país:

"Canoita" Prieto, Antonio Julio de la Hoz, "El Perro"Gámez, "Gallito" Contreras, Miguel Talero y los jugadores ecuatorianos Enrique "Moscovita" Alvarez y Víctor Aguayo, los primeros extranjeros vinculados al conjunto.

A finales de ese año el club trajo como técnico a Alfredo Cuezzo, un argentino que había jugado en Millonarios. Las enseñanzas del "viejo zorro azul" del fútbol fúeron precisas para quienes las recibieron en aquella época.

Entonces no se celebraron partidos internacionales, pero hubo una gran actividad interdepartamental. En el campeonato de la Liga de Cundinamarca, que no finalizó, Santa Fe ocupó el segundo lugar a un punto de Millonarios, al momento de la suspensión. Se contaba con una nómina que jugaba de tú a tú con el otro equipo capitalino.

Aún no había profesionalismo en Colombia, por lo cual para sostener a un club era necesario realizar partidos amistosos con escuadras extranjeras. El 18 de enero de 1948 el equipo argentino de primera división Club Atlético Vélez Sarsfield de Buenos Aires (el cuadro del Fortín de Villa Luro) se presentó en El Campin ante 12 mil espectadores, que con expectativa acompañaron a Santa Fe. Los albirrojos, con un fútbol armónico y lleno de gambetas, se batieron como leones: a los 18 minutos "Canoita" Prieto corrió diagonalmente hacia el arco argentino, haciendo fallar al defensa Allegri, para luego vencer con un tiro de media distancia al arquero Rugilo.

Con ese gol un equipo colombiano se dio el lujo de vencer a uno de la primera división del encopetado fútbol argentino. Santa Fe entró por la puerta grande en la historia del fútbol suramericano. Eran frecuentes los partidos amistosos, pero poco a poco el interés entre el público fue bajando, ya que los espectáculos no brindaban una competencia que se reflejara en una tabla de posiciones. Los estadios fúeron quedando vacíos ante la falta de un torneo nacional.

Los directivos de la institución pensaron en grande surgieron entonces dos proyectos que se vieron aplazados por los sucesos de "El Bogotazo" del 9 de abril de 1948, pero luego tomaron impulso y se concretaron en muy corto tiempo con la conformación de la Liga Profesional de Fútbol. El fútbol necesitaba una buena organización pues ya se había llegado a un buen nivel de competencia con el advenimiento de Santa Fe y Millonarios, Junior, Medellín, América y Cali, que poco tendrían que envidiarle a las competiciones de Europa y el resto de Suramérica.

El 21 de mayo de 1948 varios dirigentes, entre ellos los fúndadores de Santa Fe dieron origen a la División Mayor del Fútbol Colombiano, Dimayor, que serviría como base a la organización y consolidación del fútbol profesional colombiano. El esfúerzo fructificó gracias a la tenacidad de estos dirigentes.

El 28 de junio, en reunión realizada en Barranquilla, los representantes de los equipos profesionales, y voceros de la Adefútbol, acordaron el establecimiento de la Ligá Mayor del Fútbol Colombiano. Para el segundo semestre de ese año todo estuvo organizado para dar inicio al primer campeonato profesional de fútbol colombiano y Santa Fe se declaró listo para empezar a escribir páginas gloriosas en la nueva era.

 

Tomado de: Separata Especial 14 de mayo de 1995 "Revista Santa Fe"

Volver a la historia