Make your own free website on Tripod.com

EPILOGO

por Ada Hilda Martínez de Alicea

La presente creación contiene poemas centrados en un mismo tema, a diferencia de las anteriores, en cuyos versos se amalgaman diversos sentimientos, entornos y momentos. Conforman el conjunto sesenta y cinco poemas dedicados "A Ti: modelo original inspiradora de estos versos sencillos en su expresión y profundos en su significado".

La sencilla expresión del conjunto revela una delicada intimidad enriquecida por múltiples vivencias. Al trajín de los quehaceres del autor, se suceden las huellas que ha dejado en su espíritu

Diciembre 22 es el "diario de un sentimiento". En él se destaca la nota triste y dolorosa, el ansia incontenida de amar y no poder revelar hacia los cuatro puntos cardinales esa

La fecha del 22

Estamos frente a un libro revestido de dolor, angustia, ansiedades, disimulos; de deseos, de esperanza y sensaciones. Un libro inflamado de amor, de acentos, de miradas, de "latires", "sentires" y "éxtasis de fragancias" ("Torbellino de Realidades", p. 1). Un libro en el que comulgan ella y él. En suma, un libro impregnado por el descubrimiento de la pasión, amorosa, el anhelo y la incertidumbre infinita de la unión.

A "estos versos sencillos en su expresión y profundos en su significado" ("Dedicatoria", p. v) les transmitió el vuelo su creador con la emoción de su temperamento dotado, inquieto y ardiente.

La creación poética podría partir de una experiencia real. Aquí, no obstante, ha de verse como la contemplación de un contenido anímico, recreado y transformado hasta adquirir un sentido más pleno. Frente al emisor - yo poético - proyección del autor se da el receptor - lector. Es a ella a quien le habla; ella, la de las

la de la "silueta tempestuosa y virginal" ("Extraño", p. 80); ella, "la de la fruta prohibida" ("Eres", p. 22).

El sentido de este libro doloroso y desesperanzado, como vemos, se complementa con el apóstrofe, recurso que permea la obra: "Permíteme desahogar" ("Permíteme", p. 4);

Se repiten imágenes determinadas, recurrentes que constituyen la tonalidad de la obra. Vemos en el mensaje la carga afectiva como el reflejo del yo poético respecto del mismo mensaje y sus referentes. Si atendemos al eje paradigmático, en virtud del cual cada unidad exige otras con las que el discurso tiene algo en común, encontraríamos decenas de ejemplos: torbellino, despojos, sabor amargo, urgente necesidad, endulzar, llanto, esperanza, desgarrar, me lastima, me agobia, ironía...

El autor canta la nostalgia de un reino paradisíaco:

Este verso traduce la inaccesibilidad de consumar una relación. Se sabe en una disyuntiva. De un lado, la mujer que comparte su "vida actual", la "buena madre" que atiende a sus hijos "con esmero y dedicación" ("Sabor Amargo", p. 16); de otra parte,

esa que puede ser su hija ("Tu Comentario", p. 39). Es con esta persona con quien desea

Sin duda, se observa en la creación de Toro Vargas lo esencial del auténtico romanticismo, despojado, no obstante, de vicios y afectaciones. El estilo ha de apreciarse en función del tema amoroso, y del estremecimiento que agita su espíritu con irrefrenable lirismo.

El autor es asiduo al verso libre: forma que maneja con suaves logros. Sin embargo, es en la décima - cultivada ya en otros poemarios - donde alcanza gran maestría: "Dolor Oculto" (p. 73), "Solitario" (p. 76), "Azote" (p. 77) y "Sinfonía" (p. 77), entre otras. Ensaya, asimismo, una variante que consiste en iniciar el poema con una cuarteta, seguida de cuatros décimas que terminan con cada uno de los versos de la primera estrofa ("Las Perlas de la Albada, p. 89; "En Mil Jirones Deshecho", p. 91).

Otra variante en su caso comprende una cuarteta al inicio, cuyos versos se repiten en las líneas quinta y décima de las próximas dos décimas, seguidas de una segunda cuarteta, pie forzado para las siguientes dos estrofas ("La Verdad de Tu Ternura", p. 69; "La Lógica del Corazón", p. 71).

Los poemas de Diciembre 22, sugerentes y estilizados rememoran la fascinación invariable que ha ejercido la amada sobre las predilecciones del poeta. En los versos se perciben la voz y las rememoraciones de honda intensidad en que se entrelazan los sentimientos y ternura que ella lo ha impelido a vivir. "Vibraciones" (p. 95) confirma todo lo dicho:

En el "Pórtico" remata su definición del amor, como "empatía vital entre dos seres; energía de correspondencia avalada en sensaciones y querencias más allá de los sentidos..." (p. iv).

21 de abril de 1994

Tomado del poemario Diciembre 22: Diario de Un Sentimiento, escrito por Cirilo Toro Vargas

Revisión: 29 de agosto de 1997.

La autora del ensayo se sentirá honrada de recibir sus comentarios.