Make your own free website on Tripod.com

El Gobierno belga propone la semana laboral de cuatro días (El Pais, 3 de mayo de 2000)

AGENCIAS, Bruselas
La ministra belga de Trabajo, Laurette Onkelinx, ha elaborado la receta que, según ella, permitirá mejorar la calidad de vida de los empleados de su país: reducir la jornada laboral a cuatro días semanales y fijar un año sabático, pero remunerado, a lo largo de la vida laboral.

El Gobierno belga podría adoptar esta ley antes de final de año, aunque para su aprobación se necesita el apoyo de los miembros más liberales del Ejecutivo (la ministra de Trabajo es socialista). "Mi ambición es mejorar la calidad de vida de los empleados reduciendo su horario de trabajo, pero manteniendo su poder adquisitivo", indicó la ministra.

Onkelinx pretende reducir el estrés asociado al trabajo con tres medidas concretas: establecer una jornada laboral de 35 horas semanales, distribuidas en cuatro días, fijar un año de vacaciones pagadas que cada trabajador podrá tomar en plazos de tres meses o de una sola vez a lo largo de su vida laboral y permitir que los empleados próximos a la jubilación reduzcan progresivamente su horario de trabajo.

De aplicarse este proyecto, según su impulsora, se crearían más empleos, aunque la ministra de Trabajo rehusó especificar cuántos. Tampoco ha aclarado qué coste económico tendría la ley para el Gobierno.


3 de mayo de 2000