Make your own free website on Tripod.com

Mensaje enviado el 11 noviembre de 1999 por la Sección Sindical de UGT en Indra a dos diputados del PSOE y a un senador de Izquierda Unida relativos a las stock options en Indra  
     
  Antonio Cuevas (diputado)
Mariano Santiso (diputado)
Ángel Franco (senador)

Estimados compañeros:

Os escribimos nuevamente como miembros de la Sección Sindical de UGT en Indra (centro de Velázquez, c/ Velázquez 132, de Madrid) y en vuestra calidad de portavoces parlamentarios (Comisión de Industria) de grupos políticos afines a nosotros.

El motivo de este mensaje es de actualidad, nos parece. Está muy reciente la polémica de las opciones sobre acciones o "stock options", en particular en el caso de las empresas públicas recién privatizadas. La nuestra es una de estas compañías, y de hecho aparece citada en el diario El País de hoy, día 12 de noviembre (página 80) como una compañía que "barajaba" extender estas opciones.

Bien, la realidad no es exactamente así. De hecho, en Indra ya existen "stock options". Se aprobaron a la vez que tenía lugar la privatización (marzo de este año). la secuencia de acontecimientos es la siguiente:

En fecha 5 de marzo se celebra Junta General de Accionistas. En ella se aprueban cambios en el Consejo de Administración (salen consejeros nombrados por la SEPI y entran otros que la propia SEPI ha buscado (según comenta en privado su director general, Jordi Dagá) para hacerse cargo del invento. La propia SEPI anuncia en dicha Junta su despedida de Indra (ya está en marcha, a punto de tener físicamente lugar, la propia privatización).

En el folleto de la OPV de privatización, se reconoce la posibilidad de que se creen opciones de este tipo. El texto exacto dice:

VI.2.3 Importe de sueldos, dietas y remuneraciones [a Consejeros].
En la actualidad no existe ningún sistema de retribución a los empleados consistente en el ofrecimiento de acciones de la Compañía (stock option plan), no obstante la Compañía entiende que dicha posibilidad sería muy interesante de cara a lograr la fidelización y motivación de los ejecutivos con mayor potencial de desarrollo, en la Compañía por lo que es previsible que, tras la OPV, se ponga en marcha un estudio encaminado a determinar la posibilidad de implantar dicho sistema de retribución y, en su caso, a adoptarlo. En el supuesto de se decidiera su aprobación, la Compañía informará debidamente al mercado sobre dicha circunstancia.

VI.9.2 Opciones a directivos o consejeros
A la fecha de registro del Folleto no existe ningún programa o plan de opciones emitido por INDRA SISTEMAS para sus consejeros y/o directivos si bien se tiene intención de estudiar la posibilidad de ofrecer el mismo en el futuro como medida de incentivo a los profesionales de la Compañía, tal y como se menciona en el apartado 2.3 de este Capítulo"

Pues bien, el Consejo de Administración del 25 del mismo mes de marzo aprueba ya aplicar este método de remuneración (después se define que se extenderá solamente a 104 directivos y profesionales cuyos nombres no conocemos). Para llevarlo a cabo, le es preciso a Indra adquirir autocartera, hasta una cantidad que en la actualidad se eleva a 1,88 millones de acciones (2,54% del capital); la autorización para ello se extiende en sucesivas reuniones de los órganos competentes. De todo este proceso está informada la CNMV (Indra cotiza en Bolsa, en el mercado continuo, y forma parte del Ibex 35).

Hay que añadir que el diario Expansión de fecha 26 de octubre recoge este plan de opciones sobre acciones, y que el coste del mismo para Indra se eleva a 546900 euros, "por la diferencia entre el precio de ventas de las opciones y el de adquisición de la autocartera, así como por el coste del mantenimiento de esta partida" [sic].

Por supuesto, esto coexiste con una política salarial que no ofrece más incrementos salariales que el IPC, y un 0,8% más no consolidable si se sobrepasan las expectativas de crecimiento realizadas unilateralmente por la propia empresa. Todo habitual.

Para nosotros, la cuestión es clara: la SEPI (organismo del Ministerio de Industria) busca nuevos directivos para hacerse cargo de Indra (el presidente de la compañía, Javier Monzón, lleva en su puesto desde 1985) y prepara un plan de opciones durante la etapa pública de la empresa (aunque se materializa una vez privatizada). Por tanto, el comportamiento es equiparable al de los altos cargos de Telefónica, que tan justamente han atraído la atención de todo el mundo.

Es de justicia añadir que en la privatización se ofreció un tramo de acciones a todos los empleados y que cabía la posibilidad de asegurarlas contra la posible bajada de cotización; en tal caso, sin embargo, era un banco (Argentaria) y no la propia Indra quien corría con el riesgo de la operación, y el mismo banco y no el directivo, quien se beneficia de una posible subida del precio de las acciones. Es decir, nada comparable al caso que nos ocupa.

Estamos, por supuesto, abiertos a ampliar esta información, caso de que fuese necesario o conveniente. Nuestra dirección es la siguiente:

Sección Sindical de UGT en Indra Velázquez
c/Velázquez, 132
Madrid 28006
ugt.indra@iname.com