Make your own free website on Tripod.com
Sistema de Inteligencia Weiß: Plantas Insumisas
Yuggao...charge 001
Inicio
Que es Weiß Kreuz?
Weiß: Los cazadores blancos
Schwarz: pura energía psíquica
Otros personajes
Weiß Kreuz Glühen
Yaoi en Weiß??
Más allá de Weiß
Productos Weiß
Lyrics
Konekos y mas konekos
Florería Koneko no Sumu Ie
Projekt SIE
Fanart
Fanfiction
la colección de Daji
Encuestas
Sobre Daji Fujimiya Naoe
Links
Copyrights

Todo da inicio en un cuarto oscuro, donde un hombre revelaba fotografías. Al salir, le pasa un file con las fotos a un sujeto de traje y sombrero blanco.
Éstas son las fotos que me pediste tomarles dijo el hombre Fue difícil encontrarlos, sobretodo en este tipo de... actividades.
Perfecto dijo el hombre de blanco, al recibir el file.
Oye, ¿Dónde está mi dinero? dijo el sujeto Como buen detective yo no trabajo gratis. Al contado, señor Mikage.
El sujeto misterioso sonríe siniestramente, sacando un fajo de billetes y se lo da al hombre.
Bien, creo que te lo ganaste.
 
Mikage salió del edificio, mientras la oficina del hombre explotó en una gran combustión, a la vez que él se iba como si nada. Sacó las fotografías del file y dijo para sí mismo...
Así que éstas son mis víctimas... Prepárense... Weiß
 
**Koneko no Sumu Ie**
 
¡Ken, necesito que hagas una entrega! dijo Aya, dándole una enorme maceta de Lotos.
¡¿Esperas que lleve tremenda pecera?! exclamó Ken al ver tremenda mercancía.
No te quejes. Sólo ve en tu motocicleta, déjalo en el lugar y regresa. Aquí está la dirección le respondió el pelirrojo con su acostumbrada seriedad.
Bien dijo Ken.
 
Después de buscar la dichosa avenida, Ken finalmente llegó a una casa muy vieja. Parecía estar deshabitada debido al estado fúnebre de la edificación.
Creo que Aya me ha dado la dirección equivocada dijo Ken al ver el lugar.
Por si las dudas tocó la puerta. Pero contrario a lo que él esperaba, le recibió una joven de casi 16 años, largos cabellos negros en una trenza, profundos ojos negros, de contextura delgada, usaba un vestido negro corto. Tenía una expresión seria e inexpresiva, casi como la de Aya en sus peores días.
De la floristería Koneko no Sumu Ie. ¿Ordenó dos docenas y media de flores Loto a nombre de Aino Mikage? dijo Ken, chequeando la lista de entregas.
La chica lo miró sin mostrar expresión alguna, lo cual lo puso aún más nervioso de lo que estaba.
Sí. Entre, por favor. Yo no podría cargar eso sola contestó la chica con una voz suave, pero lúgubre a la vez.
Al entrar, Ken notó que el interior de la casa era muy diferente a su exterior, debido a que tenía una buena decoración. Recorrieron un largo corredor, y a medida que avanzaban más, el joven florista se encontraba cada vez más confundido. Finalmente llegaron al final del pasillo, en el cual había una puerta. La chica la abrió y dentro había un gran acuario, ante lo cual Ken se puso más asustado al ver un enorme tiburón gris en ese enorme contenedor.
Déjelas aquí. Yo colocaré las flores en el agua respondió la joven con tono frío.
Ken rápidamente recibió la firma, una propina y se fue cuanto antes de la casa.
 
Cuando Ken se fue, alguien bajó las escaleras de la casa y se dirigió a la habitación acuario, donde la joven daba de comer al tiburón y colocaba las flores en la superficie del tanque.
¿Quién entró hace un momento, Aino-chan? le dijo una voz de joven. Era de 27 años, piel blanca, cabello negro y ojos azules. Tenía el pelo recogido en una larga cola.
Sólo el repartidor de flores, Isamu-kun contestó Aino con seriedad, mientras veía cómo el tiburón devoraba el pescado que lanzó al acuario.
Mañana empezarás a estudiar en la Preparatoria nº10, hermana dijo Isamu, dándole el folleto de la escuela.
Aino lo miró con seriedad y le dijo...
¿Quién se hará cargo de Netsu? dijo Aino, refiriéndose al tiburón.
Yo lo alimentaré. Mi trabajo sólo es de noche explicó su hermano mayor.
Sólo iré allá porque tú me lo estás pidiendo, hermano respondió la jovencita, lanzando otro pescado al tanque del tiburón.
 
**Koneko no Sumu Ie, 12.30 am.**

 
Regresaban de otra misión con éxito. Aya tenía aún rastros de sangre en la ropa, Youji sostenía a Ken, que se había raspado la pierna derecha, y Omi estaba un poco magullado.
Me tienen que creer, la chica tenía en su casa una pecera gigante con un tiburón real seguía insistiendo Ken, que aún estaba impactado con el suceso de la tarde.
Te has golpeado muy fuerte la cabeza dijo Youji sin creerle ni una sola palabra - ¿Esperas que crea que la chica le ponía lotos a un tanque con un tiburón vivo? ¿Todavía que el tanque estaba dentro de la casa?
Es verdad, no estoy mintiendo dijo Ken.
Omi se agachó y le aplicó el desinfectante al raspón de Ken, ante lo cual se escucha un tremendo grito en todo el edificio.
¡Avisa antes de ponerme esa cosa! le gritó Ken a Omi.
Te lo dije, pero estabas contándole a Youji-kun la historia de la chica y el Tiburón le respondió el adolescente.
Apuesto a que tú tampoco me crees dijo Ken
Sí te creo. En el mundo hay gente excéntrica. No me sorprende que exista un hobby como ese respondió Omi, después de ponerle la venda a su amigo Listo, me voy a dormir. Mañana es mi primer día de clases después de las vacaciones de Primavera ¡Oyasumi-nasai!
Oyasumi-nasai respondieron los otros tres al unísono, mientras Omi se encerraba en su habitación
 
Mientras Youji se seguía burlando de Ken por lo ridícula que se escuchaba su historia, Aya sí le había prestado atención. Entonces recordó una conversación que tuvo una vez, hace ya mucho tiempo, con Manx.
 
(Flashback)
Hace tiempo hubo un grupo Weiß en el que yo trabajaba. En él lideraba un joven de nombre Isamu Mikage, él tenía 15 años en ese entonces. Era aficionado a la zoología, en especial los tiburones contó Manx a Aya.
Nunca hemos tenido un registro de él comentó el pelirrojo.
Eso fue porque borraron todo su expediente al ocurrir lo que ocurrió
Explícate
Isamu era el mejor de los cuatro. Manejaba la katana con una destreza igual a la tuya. Un día hubo una misión en la que debíamos detener un atentado terrorista al distrito nº14. Desafortunadamente los terroristas tomaron la casa de los padres de Isamu, el Persia de ese entonces decidió destruir el lugar, incluyendo a la familia Mikage. Éste desapareció misteriosamente con su hermana menor de 4 años, la cual sobrevivió milagrosamente. Las últimas palabras que intercambiamos fueron un par de "Adiós"
¿Aún crees que viva?
Desde entonces he vivido con el presentimiento de que cumpliría con su juramento
¿De qué juramento hablas?
Que se vengaría de Kritiker
(Fin del Flashback)
 
**Preparatoria nº10, 8.20 am.**

 
Omi no evitó quedarse dormido, y con las justas pudo llegar a la escuela con media hora de retraso.
Profesor, buenos días. Disculpe por haberme retrasado. Tuve algunas complicaciones en mi casa dijo Omi, aún agitado por la carrera.
No hay problema, Tsukiyono. Vaya a su asiento respondió el profesor.
Omi se dirigió rápidamente a su pupitre y sacó su cuaderno de apuntes. Entonces le llegó un montón de notitas de papel de las otras chicas del salón... Los mismos mensajes de siempre: "¿Qué hiciste en tus vacaciones de primavera?, ¿Fuiste de viaje o seguías trabajando?", lo cual Omi ya tomaba como normal. Entonces vio que Aya-chan estaba en el pupitre del costado.
¡Aya-chan! ¿Cuándo te matriculaste? dijo Omi, feliz al verla.
¡Ran-kun insistió! Según él, el que haya estado en coma por casi un año no es excusa para que no termine de estudiar dijo Aya con falsa molestia.
Los dos rieron en voz baja, mientras las demás chicas de la clase estaban celosas de Fujimiya y Tsukiyono. Sin embargo estaban conscientes que el otro Fujimiya era tan (incluso más) guapo que el idolatrado de Omi. Es cuando entra una chica muy rara: delgada, ojos negros y cabello negro en una larga trenza al costado, con un aire de frialdad.
Ella es su nueva compañera de clase. Su nombre es Mikage, Aino. Se mudó de Kobe con su hermano mayor hace tres meses. Espero que la hagan sentir a gusto aquí dijo el profesor a la clase, luego se dirigió a Aino Creo que hay un sitio libre detrás de Tsukiyono.
La extraña chica caminó silenciosamente hacia el asiento y se detuvo frente a Omi y Aya.
Hola, espero que te sientas bien en Tokio le recibió Aya con su tono característico.
Cualquier cosa no dudes en preguntarnos. No olvides que estamos delante de ti dice Omi, igual de animado que Aya.
Aino no dijo nada, y simplemente se sentó, pero no dejaba de ver a Omi, sentado delante suyo.
 
A la hora de descanso, Aya y Omi estaban en el árbol, tomando el almuerzo, para lo cual el joven le da a su amiga una caja preparada especialmente por el mismísimo Aya-kun.
Hace mucho que no comía lo que hacía mi hermano dijo Aya, muy contenta al probar su almuerzo.
Por lo que escucho, Aya-kun... digo Ran-kun cocinaba muy bien cuando vivían juntos le dice Omi. Aún no estaba acostumbrado a llamar a su líder "Ran" en frente de la hermana.
Debía saber cocinar cuando él trabajaba en el restaurante. Yo siempre iba para comer gratis le contó la dulce Aya. - ¿Quién cocina en su departamento si los cuatro viven juntos?
Naturalmente Ay... digo Ran y yo dijo Omi, llevándose uno de los camarones a la boca Youji-kun odia cocinar algo que no sea a microondas y Ken no tiene tanto tiempo libre.
Ambos se rieron un poco y Omi después recuerda algo...
Aya-chan... ¿Dónde estás viviendo? Tenía entendido que no ibas a permanecer con nosotros dijo Omi.
Estoy viviendo en un departamento. Creo que le pertenece a Manx. Lo bueno es que me hace compañía.
Omi no lo creía... Manx haciéndose cargo de Aya-chan. Si con las justas la ocupada secretaria tenía tiempo libre para ir a verlos a la floristería... el trabajo en Kritiker era tan absorbente.
Entonces Aya-chan divisa en el otro lado del árbol a Aino, que también comía el almuerzo.
¡Hola de nuevo! saludaron ambos adolescentes a la chica.
Ah, son ustedes se limitó a decir Aino.
¿Te molesta si te acompañamos? dijo Omi Los demás piensan que Aya-chan y yo somos pareja al vernos a los dos solos aquí.
Pues no me extrañaría que me envidiaran bromeó Aya con Omi.
Aino los miró a los dos bromearse y dijo...
Bien, ¿Qué otra opción tengo?
Casi toda la conversación era compuesta por Aya y Omi, mientras Aino se impresionaba de verlos reír tanto. Incluso ella no evitó esbozar una pequeña, pero disimulada sonrisa.
 
Al terminar las clases, Aino se fue por su lado, mientras Omi y Aya-chan se fueron para la florería.
¡Hermano, qué bueno verte! dijo Aya, corriendo donde él.
¿Qué tal la escuela? preguntó Ran.
Aburrida como siempre. Hoy tenemos que hacer un trabajo de investigación, así que si nos necesitan Omi-kun y yo estamos arriba dijo Aya-chan, jalando del brazo a Omi, sin darle oportunidad de decir algo.
Ken y Youji habían notado algo raro en la manera en la que Ran miraba a Aya... o era porque veía que tan rápido crecía su hermanita ante sus ojos o era porque le estaban entrando celos de Omi (ya saben, el complejo del hermano celoso ¡).
Omi-kun y Aya-chan se ven muy lindos juntos dijo Ken, regando unas margaritas.
No me extrañaría que los dos formaran pareja comentó Youji, podando un Bonsái. Entonces los dos son cortados por el inexpresivo Aya.
Aún tienen mucho trabajo. Dejen de ejercitar sus lenguas los interrumpió el pelirrojo.
Ken y Youji no dejaban de reírse para sus adentros, era obvio que Aya-kun había pasado a la modalidad defensiva sobre Aya-chan.
 
**Habitación de Omi**

 
...así debes sacar la raíz y dividir entre dos explicaba Omi a una confundida Aya.
¡Qué complicado es todo esto! se quejó Aya al no entender el problema de matemáticas.
Vamos, no es tan difícil le dice el sonriente Omi.
Ran-kun me lo ponía igual de difícil dijo Aya Pero igual aprobaba, así que de repente me entre algo de todo eso que me dices.
Entonces tomemos un descanso dijo Omi, cogiendo su laptop Birman quería que investigue algo.
Aya lo veía trabajar, entonces se le viene algo a la mente...
Omi-kun, ¿Qué te parece Aino-chan?
Muy linda, aunque algo callada. Se parece un poco a tu hermano. Ah, perdón...
No, admito que se ha comportado raro cuando está con ustedes. Pero cuando los dos estamos solos Ran es igual de fregado.
Omi se lo trató de imaginar... Ran como un chico normal...
Volviendo al tema... interrumpió Aya-chan ¿Aino-chan te parece simpática?
Sí, es muy linda... Tengo que terminar de romper el seguro de esto respondió Omi, que estaba aún concentrado en su PC.
¿Saldrías con ella? ¿Qué te parece el festival de fin de primavera del próximo sábado? Solos ella y tú dijo la pícara adolescente, a lo que Omi rompe la concentración y se sonroja.
¿Cómo voy a decirle eso? ¡Estás loca! le dice Omi.
Aya-chan le guiña un ojo y le dice...
Confía en mí. Cuando tenía nueve años, Ran me usaba para impresionar a las chicas. Sí que aprendí algunos secretos de convencimiento.
No sé si tenerte miedo o admirarte.
¿Osas tú dudar de mí? contestó Aya-chan a modo de broma, lanzándole un cojín a Omi en la cara, a lo que éste le contesta con otro cojinazo.
Aya, Ken y Youji abren la puerta del departamento, encontrando a Omi y Aya-chan en plena pelea de cojines. Youji y Ken se divertían de la situación, mientras Omi y Aya-chan se reían de lo ocurrido. Pero Aya sólo se dirigió a su habitación, diciendo:
Limpien todas las plumas que dejaron.
 
**Casa de los Mikage**

 
Aino se encontraba en la pecera del tiburón, dándole de comer una cubeta de pescados a su mascota. Los lotos estaban cada vez más florecidos.
¿Qué tal estuvo tu primer día de clases, Aino-chan? le pregunta un recién llegado Isamu.
Aburrido, pero es bueno tener algo de cultura. Todos los demás muchachos son muy raros, en especial dos de mi aula contestó Aino, con cara inexpresiva.
¿Qué hicieron? preguntó su hermano, abriendo una lata de jugo.
De repente se me acercaron y me hablaron. Se les veía muy sonrientes.
¿Eso es lo raro? Hermana, eso se llama interacción social. Sólo quieren llevarse bien contigo.
No necesito amigos. Netsu y tú es lo único que he tenido, y eso me basta dijo Aino, dándole otro pescado al tiburón.
Al menos haz el intento le dice su hermano con tono amable.
Bien, pero sólo porque tu me lo pides.
Era obvio que ella dudara tanto al hacer amigos. Desde que tenía memoria, siempre ha vivido con su hermano mayor, quien fue su único padre y maestro... Estar en una escuela era extraño, tantos chicos ruidosos y extrovertidos... ¿Por qué no podía simplemente quedarse con su querido Netsu en la casa?
 
**Banco Central de Tokio. 11.30 pm.**

 
Los muchachos de Weiß estaban infiltrándose a la oficina del gerente del banco desde la azotea (con arnés y todo), cada uno con un micrófono y un audífono.
Recuerden, deben ir hacia la oficina y sacar los documentos de la acción de la municipalidad. Esa, según Manx, sería evidencia suficiente para enjuiciar al alcalde por fraude. dijo la voz de Aya-chan por los audífonos. Ella se encontraba en su propio departamento, monitoreando a los chicos por la computadora de Manx.
Yo tengo una pregunta... dijo Youji, aún en la azotea - ¿Por qué estás reemplazando a Manx?
Estoy supliéndola. Tiene unos asuntos con Birman en un caso más importante. Además estoy entrenando para convertirme en miembro de Kritiker.
¿Tienes idea de lo peligroso que es esto? le dice Ran.
¿Peligroso a cinco calles de ustedes? Yo no dije nada cuando integraste éste grupo le respondió su hermana.
No respondiste porque estabas en coma le contestó Ran.
Sólo concéntrense en su misión lo interrumpió Aya-chan.
Los otros tres muchachos se divertían por la discusión entre los dos hermanos. Pero ya era momento de iniciar con el plan. El pelirrojo se deslizó por el techo, hasta llegar a la puerta de la oficina del gerente del banco. Sin embargo, encontró los cuerpos muertos de los guardias que hacían la ronda de vigilancia. Lo raro es que ninguno de los Weiß estaba ahí, no podían haberlos matado ni Youji, Ken u Omi.
Al entrar a la oficina, Aya-kun se llevó la sorpresa de que había un individuo más ahí. Cabello negro sujetado en una larga cola, delgado, de piel blanca.
Sin perder más tiempo, Aya se lanzó al ataque
¿Para quién trabajas? le preguntó Aya, atacando a su enemigo con la katana.
¿Yo? ¿Trabajar para alguien? Eres muy gracioso, amigo contestó el individuo, con una sonrisa desvergonzada.
No hago bromas. Pero si interfieres en mi trabajo... ¡Shineee...! gritó Abyssinian.
Muy divertido, pero no tengo mucho tiempo para esto... Weiß
Aya-kun se sorprendió por la respuesta del misterioso asesino. Los otros tres llegaron a la habitación y trataron de ayudar a su líder, pero el sujeto escapó, dejando una flor de loto en medio de la oficina ensangrentada.
¿Quién rayos era ese sujeto? preguntó Ken.
Eso me gustaría saber dijo Youji, encendiendo su cigarro.
Me parece conocido dijo Omi, tratando de recordar los rasgos del hombre.
Después lo piensan interrumpió Aya-chan por los audífonos La policía está yendo para allá.
 
**Casa de los Mikage. 2.57 am.**

 
Aino estaba aún es camisón, en la cocina a oscuras. Tenía un vaso de jugo en las manos y guardaba el balde de pescados en la refrigeradora.
¿Qué haces despierta, Aino-chan? dijo Isamu desde el pasillo.
Eso me gustaría saberlo de ti respondió fríamente su hermana al verlo cubierto de sangre ¿Otra vez el trabajo?
Sí, pero era sólo temporal. Si no hago éstas cosas, no hay plata para mantenernos a mí, a Netsu y a ti. Tú sabes que los quiero a ustedes dos.
Los tiburones huelen la sangre. También he adquirido un poco de esa percepción dijo secamente la adolescente no solo tú tienes ese aroma.
Ella pensaba en Omi al decir esa frase, pero no se lo mencionó a su hermano.
Me gustaría saber qué hay dentro de tu cabeza. No articulas mas que frases relacionadas a los tiburones dijo Isamu.
Hay sólo cosas que veo, y la mayor parte de mi vida he estado observando a mis dos tiburones.
¿Dos?
Netsu y tú
Su hermano sonríe un poco y, quitándose el saco lleno de sangre le dice:
Duerme bien, mañana tienes clases.
 
Una vez sola, Aino recordó a esos dos en el árbol y repitió sus nombres para sí misma:
Fujimiya, Aya y Tsukiyono, Omi. Me pareció que mi hermano tenía sus fotos en algún lado.
 
charge 002