Make your own free website on Tripod.com
Sistema de Inteligencia Weiß: Plantas Insumisas
Instant Karma...karma 1
Inicio
Que es Weiß Kreuz?
Weiß: Los cazadores blancos
Schwarz: pura energía psíquica
Otros personajes
Weiß Kreuz Glühen
Yaoi en Weiß??
Más allá de Weiß
Productos Weiß
Lyrics
Konekos y mas konekos
Florería Koneko no Sumu Ie
Projekt SIE
Fanart
Fanfiction
la colección de Daji
Encuestas
Sobre Daji Fujimiya Naoe
Links
Copyrights

Notas: /bla/ comunicación telepática; +bla+ penasamientos de alguien

***

Su grito partió la noche en dos. Se sentó en la cama, mientras la imagen del fuego seguía frente a sus ojos. Sentía el calor de las llamas quemando su piel, y el olor de la leña verde mezclado con sus ropas y su mismo cuerpo le llenó los pulmones. No podía moverse. No podía hablar. No quería morir...

-Nagi...Nagi! La imagen del fuego, el olor y el calor se fueron. Miró a su derecha, y vio a un pelirrojo sentado a su lado, mirándolo preocupado.

-Estás bien, bishi?

-Que...?

-Nagi...que te pasa?

+Nagi...Nagi...cierto...ese es mi nombre...Nagi... quien es este pelirrojo...?+

-Schu...eres...tu?

-Si, Nagi. Soy yo. Que te pasa? Despiertas gritando como loco y luego no sabes quien soy.

-Lo siento. Fue solo una pesadilla.

-Ya duérmete o Crawford va a venir a regañarte.

-Hai...

-Buenas noches, Nagi.

-Buenas noches...

Nagi se recostó. Su corazón latía fuertemente todavía. No quería cerrar los ojos, pues tenía miedo de ver otra vez el fuego.

(en la habitación de Schu)

-Que tenía Nagi?

-Una pesadilla, Bradi...

-No le digas Bradi, que se enoja...

-Dejame en paz, Farfarello...

-Y si no quiero?

-Ya callense. No estoy aquí para conversar. Ven acá, Schu...

-Ok, ya voy...pero no me maltraten mucho, si?

(de regreso con Nagi)

Nagi se levantó de la cama, pues sabía que si se quedaba ahí se dormiría pronto, y la idea no le era muy atractiva dadas las pesadillas que tenía desde hacía días. Caminó hacia la ventana y la abrió. La noche estaba intensamente iluminada por la luna llena, y las luces de la ciudad brillaban a lo lejos como miles de luciérnagas doradas. Nagi cerró los ojos para sentir el viento fresco acariciarle el rostro. Pero de nuevo aparecieron las llamas frente a sus ojos medianoche. Asustado, abrió los ojos mientras su corazón comenzaba a latir desbocado de nuevo.

+Parece que ya me volví loco...+ se dijo mentalmente a si mismo, con una sonrisa amarga. Trató de concentrarse en la luna, en la noche, pero las imágenes asaltaban su mente sin querer irse. De pronto...

/-Ya sal de mi mente, Schu./

/-No te enojes, bishi...solo quería saber que piensas.../

/-No estás ocupado? Como por ejemplo con Farfarello y Crawford?/

/-Algo.../

/-Pues deja de molestar./

/-Ok, no te enojes.../

Schuldig salió de los pensamientos de Nagi. El adolescente se quedó solo en la mitad de la noche.